martes 22 de junio de 2021
NOVEDADES | 03-03-2020 09:27

Morphoz, el nuevo concept car futurista de Renault

Con este prototipo eléctrico inteligente y modular, la marca del rombo muestra su visión de la movilidad eléctrica personal y compartible más allá del año 2025.

Renault presentó Morphoz, un concept car que representa su visión sobre la movilidad eléctrica personal y compartible post 2025. Este vehículo inteligente y modular se adapta a todos los usos, ya sea los de la vida diaria en recorridos cortos, así como los que requieren un rango de acción más amplio.

Basado en la nueva plataforma modular completamente eléctrica CMF-EV de la Alianza, este prototipo ofrece varias configuraciones no solo de potencia, capacidad y autonomía, sino también también de habitabilidad y espacio del baúl.

Cabe destacar que la recarga del nuevo crossover eléctrico se realiza por inducción, incluso mientras está circulando. Además, Morphoz está equipado con funciones de conducción autónomas de nivel 3. Este nivel permite al conductor soltar el volante y delegar la conducción al automóvil en situaciones determinadas y en vías autorizadas.

En su versión corta City (ciudad), el modelo mide 4,40 metros de largo, con una distancia entre ejes de 2,73 m que le permite alojar sin dificultades las baterías de 40 kWh que incorpora de serie. Según la compañía, la habitabilidad es digna de la de un modelo del segmento superior.

Al convertirse en la opción larga Travel (viaje), el vehículo se extiende 40 centímetros. La distancia entre ejes alcanza los 2,93 m para que la transformación beneficie tanto a la capacidad para almacenar baterías como al espacio interior. De esta forma, es posible integrar de baterías adicionales de 50 kWh (para una capacidad total de 90 kWh) y disponer de más espacio para las piernas de los pasajeros, además de más lugar para el equipaje. Además, las modificaciones que dotan al auto de un frontal y un perfil más afilados mejoran su aerodinámica y le dan una identidad específica a la parte delantera.

Por otra parte, el hecho de contar con baterías suplementarias le permite ampliar la autonomía de 400 kilómetros a 700 km, y la potencia de 100 kW (136 CV) a 160 kW (217,5 CV).

Al igual que la carrocería, el interior también se transforma para adaptarse a los requerimientos del conductor y los pasajeros. La apertura de manera opuesta, combinada con la ausencia del pilar central, facilita el ingreso de los pasajeros, que se encontrarán con un ambiente cálido, iluminado por la tela amarilla de los asientos y la consola central. Cuando el conductor se aproxima al auto, se activa una animación luminosa para indicar que lo detectó y reconoció por medio de sensores. Un simple gesto con la mano es suficiente entonces para desbloquear el vehículo y abrir las puertas.

El volante futurista posee en el centro una pantalla de 10,2 pulgadas que muestra las principales informaciones de conducción y de seguridad. Detrás del volante aparece una plancha de abordo envolvente aparentemente desprovista del tradicional cuadro de instrumentos y de pantalla multimedia.

Por pedido del conductor, el tablero se abre para dar paso al cuadro de instrumentos Livingscreen. Esta amplia y única pantalla oled combina la visualización de las informaciones de manejo de navegación y de entretenimiento.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en