viernes 23 de abril de 2021
NOVEDADES | 08-04-2021 20:11

Para qué sirve un ventilador trasero en un auto

El nuevo súper deportivo de Gordon Murray, el T50, capaz de superar los 300 km/h, tiene una sofisticada tecnología aerodinámica para aumentar el "efecto suelo". Cómo funciona.

La aerodinámica es el factor más importante del diseño de un automóvil de carreras y también de un bólido que puede transitar por calles y autopistas.

El ingeniero inglés Gary Anderson, conocido preparador de la Fórmula 1, ha comentado que hoy en día la aerodinámica tiene un porcentaje del 80 por ciento en las prestaciones del automóvil.

Para qué sirve un ventilador trasero en un auto
Los impresionantes Chaparral tenían dos grandes ventiladores posteriores.

En el mundo de las carreras, la eficiencia aerodinámica fue, durante décadas, concebida solo como un método para poder ir más rápido en las rectas, pero en realidad supone unas enormes mejorías tanto en el paso por las curvas como en el efecto de frenado. El reconocimiento y la utilización de este hecho han significado, durante los últimos 30 años, el desarrollo más importante.

Los apéndices aerodinámicos, junto con los neumáticos, proporcionan a los automóviles de prestaciones muy altas, una sensacional habilidad para girar.

Para qué sirve un ventilador trasero en un auto
Gordon Murray junto a su nueva criatura, el T50.

La creación de la "sustentación negativa", que se consigue con apéndices aerodinámicos que realizan la función inversa a las alas de un avión, empuja el auto hacia abajo y aumenta el nivel de adherencia de los neumáticos. Con un adecuado diseño se obtiene el tan deseado efecto suelo. Y en la actualidad, la aerodinámica es activa, con elementos móviles accionados por micromotores y de control computarizado.

Antecedentes históricos

El ingeniero norteamericano Jim Hall fue el primero que introdujo los ventiladores traseros en sus autos de carreras Chaparral para las competencias de CAM-AM a comienzos de la década de 1970, para aumentar más el efecto suelo. De hecho, Hall presentó el primer auto de carreras del mundo con carga aerodinámica constante, con su modelo 2J de 1970. Los dos grandes ventiladores de 43 cm de diámetro, movidos por un motor de motonieve de dos tiempos y 45 CV, aspiraban el aire que extraían de debajo del auto para proporcionar un fabuloso apoyo aerodinámico. Estos ventiladores, que giraban a 28.500 revoluciones, creaban un gran volumen de aire que salía hacia el exterior. La maniobrabilidad era insuperable a cualquier velocidad.

Para qué sirve un ventilador trasero en un auto
El Brabham BT 46B de F1 diseñado por Gordon Murray, con ventilador trasero.

Posteriormente, y de la mano de Gordon Murray, apareció el Brabham BT46B de F1 de 1978 con ventilador trasero impulsado directamente por el motor del monoplaza. Esta versión compitió y ganó el Gran Premio de Suecia de 1978, con Niki Lauda al volante.

En el T50

Con su refinada máquina el célebre diseñador británico está fabricando una pequeña serie de cien unidades como principio en su propia fábrica inglesa.

En este bólido Murray instaló un ventilador posterior, tal vez soñando en el Brabham, y que ahora es eléctrico y que genera una potencia de 85 kW. La tensión es de 48 voltios, gira a un régimen máximo de 7.000 rpm y está enteramente elaborado en material compuesto con refuerzo de fibra de carbono. En esta aplicación el aire sale a 88 km/h.

Para qué sirve un ventilador trasero en un auto
Una toma de aire RAM para mejorar el rendimiento de la máquina.

El motor Cosworth de 12 cilindros en V y 4.0 litros genera una potencia máxima de 663 CV a 11.500 rpm. Es de aspiración natural. Su régimen máximo puede llegar a las 12.100 rpm.

En el techo del bólido hay una toma de aire RAM que utiliza la presión dinámica creada por el movimiento del automóvil para aumentar la presión de aire estática dentro del múltiple de admisión y aumentar la potencia del motor. Su par motor es excepcional, de 47,6 kgm a 9.000 rpm.

Para qué sirve un ventilador trasero en un auto
El T50 de Gordon Murray

Al utilizar el ventilador aerodinámico integrado, el T50 puede aspirar el aire debajo del automóvil en un ángulo de 90 grados y proporcionar un aumento significativo en la carga aerodinámica general. Esto permite que el T50 controle la capa límite y los vórtices turbulentos debajo del automóvil. Cuando el ventilador gira a su régimen de 7.000 rpm el automóvil incrementa en un 50 por ciento su carga aerodinámica.

Asimismo hay cinco opciones de la aerodinámica activa, que puede actuar automáticamente o a elección del piloto. Se mueven los alerones y otros elementos de la carrocería. Es la magia de la electrónica.

Por Pablo Jorge Gualtieri

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en