martes 22 de junio de 2021
NOVEDADES | 23-04-2019 11:33

Redline, la versión deportiva del nuevo Onix, ya se vende en China

El flamante sedán compacto de Chevrolet se ofrece en el país asiático con un motor 1.0 turbo de 125 CV y transmisión automática de seis velocidades.

Chevrolet lanzó comercialmente en China el Onix Redline, la versión deportiva de la nueva generación del modelo que a finales de este año hará su arribo a la Argentina proveniente de Brasil. El sedán compacto producido en el gigante asiático por la alianza GM-SAIC, hereda los genes provenientes de los autos de competición de la marca norteamericana. Se distingue especialmente por la incorporación de detalles en rojo y negro, una importante parrilla doble negra que luce el clásico moño en el mismo color, luces leds, llantas de aluminio de 16 pulgadas y un pequeño spoiler en la tapa del baúl.

El ADN sport también se hace presente en el interior: el panel de instrumentos deportivo posee una pantalla de información del conductor de 3,5 pulgadas que puede mostrar varios datos en tiempo real. El Onix Redline también cuenta con un volante multifunción  forrado en cuero y butacas inspiradas en las de los autos de alto desempeño.

Dentro del equipamiento incluye además el nuevo sistema de infoentretenimiento MyLink, que es compatible con Apple CarPlay, Baidu CarLife y OnStar Intelligent Link y ofrece navegación inteligente, radio, asistente de conducción inteligente Xiao O y otras funciones prácticas. Por otra parte, el flamante vehículo trae de serie un sistema de purificación de aire PM 2.5 que brinda un ambiente saludable con una capacidad de filtración de hasta el 99 por ciento.

En cuanto a la capacidad del baúl, es de 469 litros, 31 litros menos que la ofrecida por el Prisma que se vende actualmente en nuestro país.

El Onix Redline está propulsado por un motor naftero 1.0 Ecotec 325T turbo de octava generación que se asocia a una transmisión automática DSS de seis marchas. Entrega una potencia máxima de 125 CV y un par máximo de 180 Nm y, según la información dada a conocer por la automotriz, consume 4,9 litros de combustible cada 100 kilómetros.

En materia de seguridad ofrece sistemas tales como el control electrónico de estabilidad (ESC), distribución electrónica de la fuerza de frenado (EBD), control de tracción (TCS) y asistencia de arranque en pendientes (HSA). La cámara de marcha atrás, el sensor trasero, el sistema de monitoreo de presión de neumáticos (TPMS) y los anclajes Isofix para asientos de niños forman parte del equipamiento opcional.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en