domingo 16 de febrero de 2020
NOVEDADES | 29-07-2019 13:10

Volkswagen fabricará un SUV por debajo del T-Cross

Luego del lanzamiento del nuevo utilitario deportivo, la marca alemana ya analiza cómo será el modelo que se posicionará en una categoría inferior. Se producirá en Brasil, aunque también llegará al Viejo Continente.

Tras el comienzo de la comercialización del nuevo T-Cross (foto principal), vehículo que buscará ganarse su lugar en el mercado argentino frente a una feroz competencia, la firma alemana presentará un inédito modelo que se venderá en diferentes lugares del mundo.

Como ya se había anunciado hace unos meses el vehículo se ofrecerá en el mercado brasilero, pero en los últimos días, según medios españoles, el futuro rodado también se fabricará en el Viejo Continente, con versiones híbridas y eléctricas.

Como sucede con Polo, T-Cross, entre otros, el nuevo rodado montará la conocida plataforma MQB y se producirá en la planta española de Landaben, ubicada en la ciudad de Pamplona. A su vez, en Brasil ya se había anunciado la noticia sobre la creación de un inédito modelo, aunque de la misma manera que del otro lado del Atlántico, no se tienen demasiados detalles sobre cómo será el vehículo.

Las características que si se saben que adoptará el SUV son la distancia entre ejes de 2,56 metros, misma medida que el Polo; la base que poseerá (MQB), como se mencionó anteriormente, y si se toman los datos publicados por Quatro Rodas (revista hermana de Parabrisas) el mes pasado, el modelo en Brasil tendría un diseño en forma de cupé, con la adhesión de algunos rasgos del T-Roc, que ya se comercializa en Europa.

Por otro lado, a pesar de tener la misma separación entre ejes, las dimensiones del baúl serían más grandes y se asemejarían a las del Virtus que tiene 521 litros.

Con respecto a la mecánica, al menos en el país vecino, es casi una certeza que equipará un motor 1.0 TSI turboflex de 128 CV, asociado a una transmisión automática de seis velocidades. Las versiones más económicas podrían ofrecerse con un propulsor 1.6 MSI de 117 CV, combinados con una caja manual de cinco marchas o automática de seis.

Por último, otros componentes como suspensiones y la parte eléctrica, también serán derivados del Polo y el Virtus, y finalmente estaría a la venta entre 2020 y 2021.

 

Galería de imágenes

Comentarios