sábado 15 de mayo de 2021
PANORAMA | 18-04-2020 15:36

La importancia de modelos seguros para las distintas fuerzas argentinas

El titular del SAME estuvo involucrado en un accidente vial a bordo de una Ranger y tras quedar fuera de peligro reconoció el nivel de protección de la pick-up del óvalo.

En un clima de pandemia y con menor movimiento en las calles argentinas, yacía la tarde porteña de ayer cuando se dio a conocer la noticia de que Alberto Crescenti, titular del SAME (Sistema de Atención Médica de Emergencias) sufrió un accidente a bordo de una Ford Ranger (perteneciente al servicio médico gratuito) en la intersección de avenida Callao y Arenales, cuando se trasladaba para brindar asistencia a unas personas heridas producto de un choque entre un vehículo particular y un patrullero.

La máxima autoridad del organismo público viajaba en la pick-up por una de las principales arterias de Capital Federal acompañado de tres individuos y una cuadra después de cruzar avenida Santa Fe, un Volkswagen Suran impactó de frente contra el lateral de la camioneta. De los involucrados, ninguno sufrió una lesión de alta gravedad, aunque Crescenti fue uno de los que se llevó la peor parte ya que tuvo una luxación en el hombro, luego de que el familiar de la firma alemana golpeara contra su puerta.

Tras ser derivado a un centro médico de la zona y estar en revisión durante tres horas, el funcionario hizo hincapié en la falta de respeto al conducir, la escasez de precauciones por parte de la gente al manejar y la rapidez de las personas cuando se encuentran detrás del volante. Además, reveló que la camioneta del óvalo le salvó la vida y agradeció al presidente de la compañía estadounidense.

Fuerzas

¿Era una Ranger cualquiera?

No es por desprestigiar ninguna versión de la gama de la pick-up mediana, pero hay que tener en cuenta que la Ranger del SAME protagonista del accidente pertenecía a la variante más equipada conocido como Limited. Esta versión se caracteriza por ofrecer un alto nivel de seguridad como: ABS con EBD en las cuatro ruedas, cinturones inerciales tres puntos, cinco apoyacabezas, alerta de cinturón de seguridad visual y sonora (conductor y acompañante), asistente de arranque en pendientes, asistente y luz de frenado de emergencia, sistema de mantenimiento de carril, control de velocidad crucero adaptativo, asistente de pre colisión con detección de peatones y vehículos, control automático de luces altas, detector de fatiga, siete airbags (elemento que amortiguó el golpe de Crescenti debido principalmente a las bolsas de aire laterales y de cortina), bloqueo de diferencial trasero, sistema de monitoreo de presión de neumáticos, ganchos ISOFIX, control de descenso, nivelación de faros, control de carga adaptativo, control de estabilidad, de tracción y anti vuelco, columna de dirección colapsable y barras de protección contra impactos en puertas, barra antivuelco San Antonio, entre lo más destacado.

Fuerzas

Es verdad que la estructura y ciertos elementos como los siete airbags sirvieron para amortiguar el golpe, pero hay que tener en cuenta que no toda la gama se encuentra con todos estos componentes. Por ejemplo, las bolsas de aire son tres con excepción de las versiones Limited (la que transportaba al titular del SAME) y la XLT (sin contar la naftera). Con motor 3.2 Puma de 200 CV, la versión "full" se ofrece a un valor de  2.847.080 pesos en la variante manual y 2.973.650 pesos en la automática.

La seguridad en las fuerzas de seguridad, bomberos y asistencia sanitaria

Más allá del equipamiento "extra" de Ranger, que también se puede apreciar en otros competidores de su segmento como el sistema de mantenimiento de carril o el detector de fatiga, por mencionar algunos, hay elementos que son fundamentales como los airbags, el control de estabilidad y la rigidez de la estructura de determinado modelo para viajar más seguros. 

Sin restarle importancia a ninguna profesión u oficio, existen algunas personas que forman parte de diferentes fuerzas de la República Argentina, como las de seguridad (especialmente la policía), los bomberos y la asistencia sanitaria, tres derivaciones que de alguna manera todos los miembros que las conforman viven en constante riesgo debido a la rapidez o a las urgencias que deben socorrer en lapsos muy precisos. Desde el punto de vista automotor, algunos dirán que necesitarían motores potentes y con buena entrega para llegar con mayor velocidad a los lugares que precisan atender, pero uno de los principales ejes de la discusión es la protección, tanto para aquellos que van a bordo de los vehículos pertenecientes a las "tres fuerzas" como también de todos los que los rodean.

Entonces, a la hora de realizar alguna inversión en materia de transporte ya sea por parte de un municipio, provincia o por qué no Nación, a veces es importante hacer al menos un pequeño "análisis de mercado" previo a las licitaciones que desembocarán en la adquisición de nuevos modelos para la policía, sanidad o bomberos. Obviamente, habrá muchos que pensarán en los recursos económicos de cada jurisdicción y es lógico, pero también un detalle no menor es observar qué ofrece cada marca y qué versión dentro de la gama es la más conveniente en la relación precio-producto. Como dijimos anteriormente, hay que pensar que en determinados casos diferentes miembros de las distintas fuerzas se encuentran en constante riesgo debido a los diversos tipos conducción intensiva del día a díaporque cualquier tipo de maniobra en falso puede marcar la diferencia, ya sea con aquellos que van por ejemplo en una ambulancia o patrullero, como con un particular que circula por la calle sin inconvenientes. 

Fuerzas

Como hablábamos anteriormente, el ESP, los airbags y una buena estructura son puntos importantes. Por ejemplo, si comparamos la Ranger del SAME que chocó ayer y aquellas correspondientes a la Policía Federal, la mayoría de estas últimas poseen una mecánica potente (3.2 Puma) con control de estabilidad, pero las bolsas de aire se reducen a tres debido a que en su mayoría son variantes XLS y en algunos casos un escalón inferior con la XL (2.5 de 166 CV).

Dentro de las fuerzas de seguridad del ámbito porteño, lugar donde se llevó a cabo el accidente, el modelo más elegido es el Peugeot 408 (en su versión entrada de gama Active o Allure en la actualidad) con ESP y dos airbags, o el Citroen C4 Lounge en menor cantidad, sumado a algunas unidades que cumplían el rol de la Policía de la Ciudad cuando se dividían entre Metropolitana y Federal como: Ford Focus, Ford Ranger, Chevrolet Meriva, Citroen Berlingo, Peugeot Partner.

En el caso de los bomberos, los modelos más elegidos se dividen entre las versiones de entrada y mitad de gama de la camioneta del óvalo y la Toyota Hilux, con la particularidad de que la variante más económica de la pick-up nipona se ofrece con ESP, siete airbags, estructura sólida y un motor 2.4 de 150 CV. Obviamente, hay que tener en cuenta que en los ámbito urbanos las pick-ups son elegidas para tener mayor capacidad de carga para transportar insumos, especialmente en los casos de asistencia médica y de apaleo de incendios. De todas maneras, los sedanes, en el caso de la policía, son los más exitosos por excelencia. En cambio en otros puntos del país, fuera de las grandes urbes, las camionetas son vistas con mayor frecuencia debido al estado de los caminos y la necesidad de potencia.

Es cierto que en determinados municipios, diferentes modelos de distintas fuerzas apenas pueden arrancar y se encuentran estado deplorable, pero a la hora de reemplazarlos y comprar móviles 0km es necesario combinar los recursos económicos con los que se cuentan, la cantidad que se pueden adquirir y el equipamiento de cada uno de ellos. Generalmente, con el objetivo de ayudar a los vehículos de producción nacional, la mayoría de las compras realizadas son de unidades elaboradas en Argentina, como la pick-up de Toyota o la del óvalo, Volkswagen Amarok, Fiat Cronos, sedán compacto elegido por las fuerzas de algunas provincias como Córdoba o los 408 y C4 Lounge de Capital Federal.

En contrapartida, hay algunos vehículos "extranjeros" que también están presentes en municipios y rutas argentinas como Volkswagen Voyage, Toyota Etios, Chevrolet S10 e incluso RAM en algunos cuerpos especiales. Además, durante el último tiempo las pick-ups compactas también fueron una alternativa que ganó mayor impulso como Renault Duster Oroch (especialmente en fuerzas policiales y vialidad) y Fiat Toro en menor medida.

En fin, tomando como ejemplo el choque de Crescenti, es necesario que al momento de las licitaciones para abastecer con vehículos especiales a las fuerzas de distintas jurisdicciones, no sólo se tengan en cuenta los costos totales de cada modelo y el número de unidades que se pueden comprar, sino también el equipamiento ofrecido, porque a veces no es necesario comprar los "tope de gama" para tener vehículos seguros. Como dijimos anteriormente, la combinación precio-cantidad de unidades-equipamiento, es muy importante porque tanto los miembros que integran los cuerpos de bomberos, asistencia médica y la policía, generalmente se encuentran circulando a altas velocidades, ya sea por un robo, para apagar un incendio o para atender a un herido, y ante cualquier imprevisto es necesario tener un vehículo con elementos de protección que pueden proteger lo máximo posible a las personas ante cualquier tipo de impacto en un eventual accidente.

Galería de imágenes

Comentarios

Más en