lunes 23 de noviembre de 2020
TEST | 06-11-2020 09:00

Mini Electric Hardtop: un ecológico que convence

Es el primer modelo de su tipo dentro de la marca inglesa. Ideal para uso urbano, ofrece el comportamiento típico, aunque con matices. Cómo es manejar con un solo pedal.

La búsqueda de energías alternativas para reducir emisiones lleva ya muchos años. Luego de intentos con hidrógeno, energía solar y algunas otras ideas muy ingeniosas, la electricidad parece ser el camino del futuro próximo.

Por tal motivo, ya la mayoría de las marcas tienen productos eléctricos o al menos híbridos, y, en muchos casos, han abandonado el desarrollo del motor a combustión. Mini comenzó este camino con el Mini E, un modelo experimental lanzado en 2008; luego, en 2017, llegaría a las calles el Countryman híbrido enchufable.

Impresión de manejo / Mini Electric Hardtop

El Mini Electric que nos ocupa en esta prueba es el primer vehículo de serie totalmente eléctrico de la marca, aunque comparte algunos elementos –como el motor–, con el modelo i3 de BMW.

La lógica como premisa

El Mini nunca fue un vehículo rutero de largo alcance, por lo cual la motorización eléctrica le cae a la perfección. No es frecuente que un usuario de la marca recorra siquiera la mitad de la autonomía que ofrece este vehículo.

El hecho de haber elegido la configuración de dos puertas marca a las claras la idea de auto de ciudad a la que apunta este eléctrico. Con el crecimiento de las redes de carga, se hará cada más sencillo su uso, ya que mientras el auto está parado –en el trabajo, el shopping, un restaurante o donde sea–, puede estar enchufado recargando las baterías.

Impresión de manejo / Mini Electric Hardtop

De todos modos, con la autonomía que ofrece puede ser utilizado diariamente sin necesidad de cargarlo todos los días.

Así luce el Mini Electric Hardtop

Por fin los eléctricos están superando sus complejos de una estética futurista que no siempre los han hecho ver bien. En esta versión no encontramos pasaruedas carenados, neumáticos superfinos con diseños diferenciadores ni formas aerodinámicas extrañas.

Impresión de manejo / Mini Electric Hardtop

Es un típico Mini Cooper con pequeños detalles colocados en su punto justo para darle identidad. En el frente encontramos una parrilla ciega, puesto que no requiere la misma entrada de aire que un motor térmico, lo que favorece la aerodinámica.

Los detalles en “amarillo energético” están presentes sutilmente en todas las vistas del auto, y en el frente cobran protagonismo los espejos, que hacen de puntos focales debido al uso del color. En el lateral, las llantas de diseño tecno de esta variante eléctrica son algo controversiales, aunque me voy a permitir decir, subjetivamente, que le quedan muy bien. Por supuesto no hay escapes, un elemento usualmente destacado de la parte trasera de los Mini.  

Impresión de manejo / Mini Electric Hardtop

En el interior llama la atención una pantalla digital frente al volante que abandona los típicos indicadores circulares. En ella se puede verificar el flujo de energías para ver en tiempo real qué efectos tienen nuestras acciones con el acelerador al liberar y recuperar energía, además de la velocidad, la autonomía y otras informaciones configurables.

El resto de la plancha luce agradable, con un diseño muy personal. Sigue los lineamientos típicos de la marca, con un gran tablero central y teclas cromadas. El interior cuenta con muy buena terminación para su segmento, y el espacio se divide en dos partes.

Impresión de manejo / Mini Electric Hardtop

Adelante no habrá problemas para alcanzar una postura confortable: hay espacio suficiente en todas las direcciones. Pero, atrás, la cosa cambia. Si bien la ubicación de las baterías debajo de los asientos delanteros y en el “túnel de transmisión” no afectan las medidas internas, el espacio trasero del Mini nunca fue destacado.

Entran sólo cuatro personas, pero los de adelante tendrán que ser generosos con la corredera. Es notable la calidad de sonido del equipo de audio Harman-Kardon, algo que se aprecia principalmente en un auto donde no hay nada más que oír.

Impresión de manejo / Mini Electric Hardtop

Qué hay debajo del capó

Al abrir el grande pero liviano capó, encontramos una tapa plástica que cubre el motor eléctrico, por lo que no podemos verlo. Entrega 181 CV de potencia con 27,5 kgm de torque disponibles casi de inmediato y en todo momento.

No hay caja de velocidades, por lo que la aceleración es continua, y alcanza los 100 km/h apenas pasados los 7 segundos. Teniendo en cuenta que la lógica prima en este modelo, la velocidad máxima está limitada a 150 km/h.

Impresión de manejo / Mini Electric Hardtop

Parece un número bajo en la ficha, pero en la práctica no hay lugares donde sea legal circular a más de 130 km/h. Recordemos que hablamos de un auto de ciudad que puede circular sólidamente en autopistas.

La batería de 32,6 kW/h es refrigerada por aire y brinda una autonomía homologada de 235 kilómetros. Claro que, al igual que los autos a nafta, esto dependerá del tipo de uso que le demos y el modo de conducción seleccionado.

Por supuesto, el modo GREEN+ es el más rendidor, pero acota tanto el consumo de energía, que en días de calor el aire acondicionado no llega a rendir lo suficiente y el acelerador se vuelve demasiado lento en respuesta. La recomiendo sólo cuando no quede otra opción.

Impresión de manejo / Mini Electric Hardtop

Viene con un cable adaptador que se puede enchufar a la corriente normal de una casa, pero ofrece una carga lenta NIVEL 1, de 2 por ciento por hora. Se puede instalar un cargador de pared (se paga aparte) que eleva la velocidad al 20 por ciento por hora, y en estaciones de carga rápida se puede obtener un 80 por ciento de la misma en apenas 36 minutos.

Nosotros contábamos solo con el cargador de serie NIVEL 1 y no hemos tenido inconvenientes, ya que quedaba cargando toda la noche.

Impresión de manejo / Mini Electric Hardtop

Si pensamos en el uso diario laboral, la realidad es que habrá días en los que ni siquiera sacaremos el cable del baúl. Este Mini es uno de los que tiene menor autonomía, pero es divertido de manejar.

Una interesante experiencia a bordo del primer Mini eléctrico

Al igual que el BMW i3, posee una particularidad en el manejo que requiere cierto acostumbramiento. La conducción es casi con un solo pedal: acelera y frena con el del acelerador. Esto se produce porque el vehículo aprovecha la fase de desaceleración para recargar la batería, produciendo una gran retención. Detenido en un semáforo, el auto permanece frenado sin siquiera tocar el pedal.

Impresión de manejo / Mini Electric Hardtop

Si soltando el acelerador la capacidad de frenado no es suficiente para la situación, disponemos del freno. Hacer uso constante del pedal izquierdo es señal de que no estamos conduciendo bien, además de derrochar energía.

La suspensión trasera multibrazo, la rigidez típica del Mini y la distribución de pesos que brindan las baterías ubicadas en la parte inferior central, hacen que a pesar de los 145 kg extra, la diversión al volante y la seguridad en la tenida estén garantizadas. La absorción de irregularidades se ha visto mejorada y lo hace menos cansador que modelos anteriores. Lamentablemente, el freno de mano es eléctrico y el control de tracción, "intrusivo".

Impresión de manejo / Mini Electric Hardtop

Hay tres niveles de equipamiento disponibles: Signature, Signature Plus e Iconic. Éste último suma Head-up Display, volante forrado en cuero, Parking Assistant y pantalla de 8,8 pulgadas, como lo más destacado.

Desde la versión intermedia equipa techo panorámico, Park Distance Control hacia atrás, espejos con atenuación automática y exteriores plegables eléctricamente, y control incorporado para abrir el garaje. Agrega control de tracción, ESP y airbags frontales, laterales y de cortinas, pero no tiene control de crucero adaptativo ni asistente de frenado automático.

Impresión de manejo / Mini Electric Hardtop

El Mini eléctrico está disponible en Estados Unidos a partir de los 29.900 dólares, pero puede variar dependiendo del Estado por las políticas de quita de impuestos para este tipo de vehículos. El precio sugerido de la versión evaluada es de 36.900 dólares. Esto incluye una garantía de 4 años u 80.000 kilómetros. Para la batería es de 8 años o 160.000 kilómetros y 12 años de cobertura para la corrosión.

Incluye un programa de asistencia en carretera de 4 años con kilometraje ilimitado. Y uno de cortesía durante los primeros 3 años o 57.600 kilómetros, lo que significa "costo cero" por microfiltro de cabina, verificación de vehículo, carga de batería, verificación de batería y líquido de frenos, pero este beneficio no es transferible a la hora de venderlo. 

FICHA TÉCNICA - MINI ELECTRIC HARDTOP:

 

También te puede interesar

at Por Diego Porciello

Comentarios

Más en