lunes 23 de noviembre de 2020
TEST | 07-11-2020 09:00

Mejor en (casi) todo: probamos el nuevo Nissan Versa 2020

La segunda generación del sedán ofrece un rotundo cambio de imagen y más tecnología y seguridad. Sin embargo, perdió algunas de las virtudes que lo convirtieron en un auto ideal para la familia. Manejamos su versión intermedia Advance con la debutante caja CVT.

Cuando Nissan irrumpió con el Versa en 2013, acaparó la atención de muchos usuarios del segmento B. No porque se tratara de un auto con líneas modernas, sino debido a su generosa habitabilidad, que nada le envidiaba a un sedán mediano. Sin embargo, aquél modelo que inicialmente vino desde México y luego de Brasil, nunca se destacó por su nivel de equipamiento de confort, y mucho menos por el de seguridad.

Básicos:
Velocidad máxima: 180,2 km/h / Potencia: 118 CV / Consumo promedio: 16,6 km/l / Precio: $ 1.526.000

Diseño/Aerodinámica (✭✭✭✭1/2): El estilo de la carrocería es una de las grandes mejoras del modelo, además de la aislaición acústica del habitáculo.
Confort/Espacio interior (✭✭✭1/2): Puertas adentro hay un gran salto de calidad, pero ya no se destaca por su habitabilidad.
Motor/Prestaciones (✭✭✭1/2): Las prestaciones del propulsor son razonables para un vehículo de su clase. Mejoró sustancialmente el rendimiento de combustible.
Equipamiento/Instrumental (✭✭✭1/2): El instrumental es moderno e intuitivo, mientras que la dotación resulta apropiada para una versión que no se ubica al tope de gama. La mayor crítica es la adopción de una rueda de auxilio temporal.
Nissan Versa Advance CVT
Suspensiones/Dirección (✭✭✭✭): Con un reglaje diferente al Versa anterior, se muestra un ágil comportamiento en curvas y firmeza a alta velocidad, sin resignar el confort de marcha. La dirección es muy liviana y bastante precisa.
Transmisión/Caja (✭✭✭): Las reacciones quizá no sean tan inmediatas, pero su desempeño en general es adecuado. El selector no ofrece modo secuencial o levas para el paso de marchas de manera manual.
Seguridad/Frenos (✭✭✭✭): La nueva arquitectura le valió la máxima puntuación en las pruebas de choque en los Estados Unidos. Buena dotación de seguridad y eficaz respuesta del sistema de frenos.
Precio/Garantía (✭✭✭1/2): El valor es consecuente con su equipamiento y sustancialmente más barato que el tope de gama. La garantía optimizó los períodos de revisión.

Nissan Versa Advance CVT

Por eso, la llegada de la segunda generación representa una declaración de principios en términos tecnológicos, más allá de mantener la misma plataforma y base mecánica que su antecesor, modelo con el cual convivirá durante un tiempo: tal como hicieron otras marcas y actualmente lo instrumenta Chevrolet con los Joy y Onix, Nissan seguirá ofreciendo el antiguo Versa brasileño (ahora denominado V-Drive), como opción de entrada de gama, orientado a clientes con menos pretensiones.

Producido en la planta azteca de Aguascalientes (una de las más modernas de la firma nipona y que abastece a un mercado tan exigente como el norteamericano), el renovado sedán llega con claras intenciones de convertirse en la referencia excluyente de un segmento donde todos los jugadores son de origen Mercosur.

Nissan Versa Advance CVT

En esta oportunidad, analizamos la variante intermedia Advance, equipada con la nueva caja automática CVT.

Nissan versa 2020: del anterior, sólo el nombre

El primer golpe de efecto entra por los ojos: indudablemente, Nissan puso mucho énfasis en crear una silueta rupturista valiéndose del ADN de los modelos más modernos de su oferta.

Tanto es así, que resulta inexorable encontrar un parentesco con la lanzada trompa en forma de “V” del Leaf, o remitirnos a su hermano mayor, el recientemente presentado Sentra, que cuenta con una pronunciada caída del techo sobre el parante C, decorada con un aplique plástico.

Por su parte, las rasgadas firmas lumínicas aportan modernidad a su nueva fisonomía, aunque se lucen aún más en la versión tope de gama (Exclusive), ya que ésta incorpora tecnología led.

Nissan Versa 2020
Así son las ópticas con luces de led de la versión Exclusive

Estructuralmente hablando, el nuevo Versa incrementó sus dimensiones. Respecto de su antecesor es 3 cm más largo (4.495 mm), 5 cm más ancho (1.740 mm), y ofrece 2 cm más de distancia entre ejes (2.620 mm), en tanto redujo 3 cm su altura (1.475 mm).

Sin embargo, estas cotas no se traducen en mejor habitabilidad. Es que el diseño de la carrocería resignó comodidad a favor del estilo. La pronunciada curvatura del techo sobre la luneta obligó a desplazar los asientos de las plazas traseras unos 10 cm hacia adelante, prescindiendo del generoso espacio para estirar las piernas que caracterizó a la generación anterior.

Nissan Versa Advance CVT

Asimismo, la acotada altura interior atenta contra la postura adecuada de pasajeros que superen los 1,75 m de estatura, que encontrarán limitaciones para acomodar la cabeza. Otra diferencia con el Versa anterior es la plaza central: el asiento está ubicado en una posición más elevada, y tanto el cojín como el respaldo son sustancialmente más duros.

En contrapartida, esta reformulación habitacional le permitió incrementar 22 litros de volumen de carga en su baúl para alcanzar los 482 dm³, aunque ahora allí aloja una rueda de auxilio temporal, pese a haber espacio de sobra para un neumático convencional.

Nissan Versa Advance CVT

Ahora bien, quienes viajen adelante notarán mayor comodidad y confort: las nuevas butacas ofrecen mejor sujeción lateral y apoyacabezas más amplios, mientras que el conductor encontrará una posición de manejo óptima con suma facilidad, gracias a la doble regulación de la columna de dirección y el ajuste en altura del asiento.

Dentro del habitáculo se respira una calidad notablemente superior al Versa anterior, con materiales plásticos más robustos (en el Exclusive, la plancha central está revestida con cuero sintético) y adecuadas terminaciones: todo parece estar perfectamente encastrado.

Nissan Versa Advance CVT

El moderno panel de a bordo se asemeja al del Kicks, con un tablero de instrumentos mixto (análogo-digital con generosa información) y un volante multifunción de diseño asimétrico, muy agradable al tacto.

Al guiño tecnológico se suma la pantalla de 7 pulgadas con cámara de retroceso. Su resolución de imagen es bien nítida y combina comandos táctiles con botones y perillas: en nuestra opinión, la solución más apropiada para comandar una central multimedia, que en este caso dispone de bluetooth y es compatible con Android Auto y Apple CarPlay.


Nissan Versa Advance CVT

Conservadora evolución

Si bien en este segmento de a poco las marcas comienzan a adoptar impulsores turboalimentados de baja cilindrada, Nissan apostó por mantener la base mecánica.

Se trata del confiable motor naftero 1.6 (aspirado) con cadena de distribución, que gracias al agregado de nuevas tecnologías –principalmente el sistema de apertura variable de válvulas– ganó 11 caballos: ahora desarrolla 118 CV y mejoró levemente su torque (15,2 kgm). Otra novedad es la adopción de una transmisión de variador continuo en reemplazo de la veterana caja de cuatro relaciones.

Nissan Versa Advance CVT

En la práctica, este conjunto mecánico funciona mejor, aunque sin demasiadas estridencias. La nueva transmisión CVT se muestra suave en ciudad cuando no se la exige, pero algo lenta en ruta o cuando se le pide respuesta inmediata.

Si bien el selector ofrece un modo Sport que permite estirar el régimen de vueltas para sacar mayor provecho de cada marcha, no dispone de levas en el volante o modo secuencial para hacerlo manualmente. No obstante, las prestaciones obtenidas durante nuestras pruebas fueron más que adecuadas para un vehículo de su clase.

Nissan Versa Advance CVT

El nuevo Nissan Versa acelera de 0 a 100 km/h en 11,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 180,2 km/h, mientras que el valor de recuperación de 80 a 120 km/h (que da una idea de su capacidad para realizar un sobrepaso en la ruta) es de 9,1 segundos.

Una gran noticia es el consumo de combustible. A pesar de tener un acotado tanque de 41 litros, la autonomía se ve beneficiada por el destacado rendimiento promedio, que le permite recorrer 16,6 kilómetros por cada litro de combustible.

Nissan Versa Advance CVT

Como es habitual en este modelo, la respuesta de la dirección eléctrica es extremadamente liviana y resulta muy placentera para maniobrar en ciudad, aunque sería ideal que incrementara su resistencia a altas velocidades para tener mayor control sobre el vehículo.

Sin embargo, nobleza obliga, hay que destacar su comportamiento dinámico: definitivamente, parece otro auto. Aquí juegan un papel preponderante varios factores, entre ellos el centro de gravedad más bajo, la solidez del nuevo chasis y la firmeza del esquema de suspensiones que le confieren mayor aplomo, pero también la incorporación del control de estabilidad (denominado VDC por Nissan), que cada vez que la carrocería atina a irse de cola entra inmediatamente en acción para corregir la trayectoria.

Nissan Versa Advance CVT

Afortunadamente, nada de esto afectó su habitual confort de marcha: aquí podemos “adjudicarle unos porotos” al rodado (205/55 R16), que a nuestro juicio resulta más apropiado que los utilizados en la versión tope de gama (205/50 R17).

No obstante, debemos mencionar que el deflector de goma ubicado en la parte inferior del cubre cárter se presenta como una molestia cada vez que raspa contra lomos de burro.

Pese a contar con tambores traseros, el sistema ABS con distribución eléctrica de frenado respondió de manera muy eficaz en la pista: el nuevo Versa necesitó de 42,1 m para detenerse por completo desde los 100 km/h, sin perder la línea o acusar fatiga.


Nissan Versa Advance CVT

En busca del liderazgo: precios y equipamiento

La estrategia de Nissan con este nuevo Versa es ubicarse a la vanguardia del segmento. Para ello hizo foco en la seguridad: todas las versiones ofrecen de serie seis airbags, anclajes para sillas infantiles, cinco cinturones inerciales de tres puntos y el mencionado ESP, entre lo más destacado.
Nissan Versa 2020 - Detalles
La gama de precios va desde 1.354.600 pesos de la versión Sense con caja manual de cinco marchas, hasta 1.756.900 pesos de la Exclusive (disponible únicamente con la transmisión CVT) que, además de ofrecer más “amenities”, dispone de elementos de seguridad inéditos en el segmento, como cámara de visión periférica con detección de objetos en movimiento, alerta de tráfico cruzado, alerta de colisión frontal y frenado inteligente de emergencia.

Nissan Versa Advance CVT

Esta variante intermedia (Advance CVT) cuesta 1.526.000 pesos, un valor muy competitivo teniendo en cuenta su dotación de confort (ver ficha técnica), que no difiere demasiado de la de sus rivales tope de gama que, salvo alguna excepción, sólo ofrecen transmisión automática en sus versiones más caras.

Por último, cabe mencionar que la marca nipona mejoró hace ya un tiempo las condiciones de la garantía del Versa: continúa siendo de 3 años o 100.000 kilómetros, pero los períodos de revisión, que antes se realizaban cada 10.000 kilómetros o 6 meses, ahora están circunscriptos sólo al kilometraje.

FICHA TÉCNICA Y PRESTACIONES:

También te puede interesar

Alejandro Cortina

Alejandro Cortina

Comentarios

Más en