miércoles 21 de octubre de 2020
TEST | 02-10-2020 15:19

Volkswagen Polo GTS, una inyección de carácter

Con un aspecto más radical y una esperada motorización turbo, el moderno compacto de la marca alemana se suma a los pocos deportivos del segmento. Conocé sus prestaciones y comportamiento.

Al igual que su hermano sedán Virtus, la variante GTS del Polo  adquiere como alternativa un aspecto diferenciado, un motor más potente y algunas características mecánicas adaptadas

Básicos:
Velocidad máxima: 207,5 km/h / Potencia: 150 CV / Consumo promedio: 15,9 km/l / Precio:  $ 2.065.500

Diseño/Aerodinámica (✭✭✭✭): Con algunos detalles extra, logra salir de la sobriedad de las versiones estándar.

Confort/Espacio interior (✭✭✭✭): El habitáculo es razonable para un compacto hatchback y el baúl propone un espacio bastante generoso.

Motor/Prestaciones (✭✭✭✭1/2): El moderno impulsor le imprime destacadas performances sin descuidar el consumo, que es otro de los aspectos a destacar. 

Los más: Prestaciones • Consumo contenido • Comportamiento dinámico • Equipamiento de confort

Transmisión/Caja (✭✭✭1/2): Las reacciones quizá no sean tan inmediatas como las esperadas, pero su desempeño en general es bueno.

Suspensión/Dirección (✭✭✭✭): Con un reglaje diferente al de los otros Polo, muestra un ágil comportamiento en curvas, firmeza a alta velocidad, pero con un andar algo áspero en ciudad. La dirección es liviana y precisa.

Instrumental/Equipamiento (✭✭✭✭): La dotación de confort es muy completa, sobre todo lo que refiere a tecnología. El tablero totalmente  digital es práctico y muy modular.

Los menos: Precio • Áspero en ciudad • Rueda de auxilio temporal • GTS sin variante con caja manual

Seguridad/Frenos (✭✭✭✭): La máxima puntuación en las evaluaciones del Latin NCAP está acorde con su moderna estructura y su completo listado, al que le podríamos pedir más airbags para esta versión.

Precio/Garantía (✭✭1/2): El valor es alto teniendo en cuenta que el Sandero R.S. con no mucha menos potencia, pero atributos algo, cuesta bastante menos. La garantía de tres años es normal en nuestro mercado.

Volkswagen Polo GTS

Este moderno hatchback compacto tiene un nombre muy recordado por los argentinos, pero su estructura, con esta silueta, es totalmente diferente a todos los Polo conocidos hasta su reaparición en nuestro mercado, a principios de 2018. 

Construido sobre la nueva plataforma modular MQB, las versiones que se comercializan desde el principio tienen básicamente, como aspectos destacables, las suspensiones y el amplio espacio interior, entre otros.

Volkswagen Polo GTS (Fotos: Alejandro Cortina Ricci)

Pero el modelo estaba en deuda con una motorización más moderna (por lo menos, en la gama más alta), sobre todo teniendo en cuenta la existencia del reconocido 1.4 TSi que equipa a varios exponentes de la marca, como el Golf VII y el Vento, los cuales, dicho sea de paso, con la aparición del Polo GTS sufrieron un reacomodamiento en la gama.

Así, Volkswagen salda en cierta manera (porque sólo viene con una versión automática), una deuda para un modelo que suele estar bastante arriba en el ranking de los vehículos más patentados de la Argentina.

Volkswagen Polo GTS

Polo GTS, un deportivo embellecido

El emblema GTS implica la incorporación de elementos diferenciadores, tanto en el interior como el exterior, que vienen a romper de algún modo la sobriedad del modelo.

Ya desde afuera se advierten agregados importantes: de frente se destacan los faros full led que visualmente  se conectan entre sí a través de una sutil línea roja, acompañando una parrilla con diseño tipo colmena que aloja la sigla que define a esta versión.

Volkswagen Polo GTS

De perfil vuelve a aparecer la inscripción GTS y sobresalen las llantas de diseño específico de 18 pulgadas y los espejos decorados con un tono negro brillante, uno de los seis colores disponibles en esta versión. Atrás, los principales signos de deportividad se evidencian en el alerón pintado también en negro brillante, y la doble salida del caño de escape.

Adentro -donde los tonos negros están presentes hasta en el techo-, se destacan las butacas deportivas de cuero, con bordados en rojo y la inscripción GTS a la altura de los hombros. Las líneas rojas también rodean las salidas laterales delanteras de aire y la base de la selectora. 

Volkswagen Polo GTS

Como en todas las versiones, el interior cuenta con una gran pantalla táctil, un moderno tablero ciento por ciento digital que permite recabar una gran variedad de información.

Espacio habitable

Con 4.057 mm de largo y una distancia entre ejes de 2.565 mm, el interior es uno de los más amplios del segmento, aunque no llega a ser el referente en este sentido, porque atrás el espacio para las piernas es un poco justo.

Volkswagen Polo GTS

De todos modos, de ninguna manera puede ser considerado incómodo, salvo la plaza central, que siempre sale desfavorecida. Para bien de los pasajeros traseros, cuenta con salidas de aire en el centro.

Las butacas delanteras tienen forma deportiva, y el conductor puede lograr –siempre a través de comandos manuales-, una postura que va desde una posición muy baja hasta una altura normal, movimientos que se suman a las regulaciones del volante en altura y profundidad.

Volkswagen Polo GTS

El baúl tiene 300 litros de capacidad, apropiados para un compacto de su tamaño. Adentro, debajo del piso, se aloja la rueda de auxilio que, desafortunadamente, es de uso temporal.

La mecánica esperada

El elogiado turbo 1.4 TSi es el motor que muchos esperaban para este modelo y otros modernos compactos de la marca, como el SUV T-Cross, que todavía lo sigue adeudando, aunque los directivos de la marca aseguraron que el año que viene el modelo equipará un 1.0 TSi de tres cilindros y 116 CV, que en su país de origen actualmente también impulsa al Polo.

Con 150 CV, el GTS es el más potente del segmento, seguido por los 145 CV del 2.0 del Renault Sandero R.S.

Volkswagen Polo GTS

El Polo cuenta con diferentes modos de configuración que van desde el más conservador ECO hasta el Sport, pasando por el Normal y el Individual. El modo Sport es el que engalana la versión, con un notable incremento del sonido, además de un mapeo electrónico que lo vuelve más picante.

El GTS está acompañado exclusivamente por una caja Tiptronic de seis velocidades con comando por levas al volante. Si bien su respuesta no es tan inmediata como las de doble embrague y tampoco tiene la reacción de una caja manual (que nos hubiese gustado que incorporara), su comportamiento es bastante adecuado, sintiéndose muy cómoda entre las 1.500 y 3.000 vueltas, mientras que a 130 km/h viaja a unos descansados 2.200 rpm

Volkswagen Polo GTS

Así, con una partida detenida sin muchos "alboroto", con una unidad recién sacada de fábrica logramos una aceleración hasta los 100 km/h en 8,9 segundos, contra los 8,4 que anuncia la marca. En tanto, alcanza una velocidad máxima de 207,5 km/h (Volkswagen Argentina informa 207 km/h), y la elasticidad de 80 a 120 km/h es de unos cortos 6,2 segundos.

Saliendo del modo Sport de las pruebas y pasando al ECO para evaluar el consumo, nos encontramos con que en ciudad rinde unos 12 km/l, mientras que en la ruta, a 90 y 120 km/h, registró unos elogiables 20,4 km/l y 15,2 km/l, respectivamente.

Volkswagen Polo GTS

Polo GTS ¿Cómo se comporta en ruta?

Vale destacar que esta versión recibió algunos ajustes en el esquema de suspensión. En líneas generales, se lo nota más duro que en las variantes estándares.

Esto va acompañado de una notable diferencia en cuanto al perfil de los neumáticos, situación que lo lleva a andar con mucha firmeza a altas velocidades y responder muy bien en las curvas, a pesar de que atrás sigue contando con la alternativa básica del eje de torsión.

Volkswagen Polo GTS

Todo esto se traduce en un andar en ciudad o por caminos desparejos que les duele un poco a los ocupantes, ya sea por los rebotes o por la sensación de que las cubiertas están expuestas a la rotura si en algunas situaciones no se circula con extremo cuidado.

Algo diferente

Gracias sobre todo a su moderna y robusta estructura, el modelo es merecedor de la máxima calificación en seguridad (cinco estrellas) por parte de la Latin NCAP. En ese mismo sentido, se destacan el control de estabilidad, los anclajes Isofix, el asistente de arranque en pendientes, el indicador de presión de los neumáticos y los sensores de estacionamiento delanteros y traseros, entre otros.

Volkswagen Polo GTS

Los cuatro airbags parecerían suficientes, pero por tratarse del tope de gama, esta versión (y por qué no, las Highline) merece un par de bolsas de aire más. Tampoco cuenta con luces para la niebla traseras.

A diferencia de las otras alternativas, en materia de frenado el GTS cuenta con frenos a disco en las ruedas traseras. De todos modos, las distancias de frenado fueron correctas, aunque podrían ser mejores tratándose de un deportivo.

Volkswagen Polo GTS

Por ejemplo, para detenerse por completo desde los 100 km/h recorrió 45,3 metros, mientras que el Polo 1.6 que probamos en marzo de 2018 (edición 473), y que pesa alrededor de 100 kg menos, lo hizo en 42,6 metros.

Una dotación a su altura

El equipamiento de confort es una de sus más grandes virtudes. De la extensa lista resaltamos el sistema de audio y navegación Discover Media con pantalla táctil de 8 pulgadas, que entre otras cosas contiene App Connect y el Active Info Display, que brinda detallada información acerca de las características del modelo, como los relojes que indican la potencia y la presión instantánea del turbo, además de graficar la fuerza G. No cuenta con techo solar. 

Volkswagen Polo GTS

El climatizador es de una zona, automático, y tiene apertura y arranque sin llave, además del sistema Start&Stop, que realiza un gran aporte a la reducción del consumo, sobre todo en zonas urbanas.

También dispone de cámara de marcha atrás, y el tablero de instrumentos es totalmente digital, por lo que hasta se puede ver el navegador en su totalidad. A un costado. El nivel de combustible se representa a través de bloques, lo que hace que su información sea imprecisa.

Volkswagen Polo GTS

Volkswagen Polo GTS: precio y rivales

Con todos sus elementos diferenciadores, esta variante GTS se posiciona como la tope de gama del modelo. Su valor es de 2.065.500 pesos, unos 272.000 más que la opción Highline con motor 1.6 de 110 CV y caja automática, que es el que le sigue hacia abajo en precio.

Como mencionamos anteriormente, en el mercado hay una sola alternativa tan deportiva: el Sandero R.S, con motor 2.0 de 145 CV, pero que (a diferencia del GTS, cuyo desarrollo es bastante más reciente) viene sólo con caja manual y no tiene este nivel de equipamiento.

Volkswagen Polo GTS

En esto radica, en buena parte, la gran brecha de valor que beneficia notablemente al producto del rombo, que cuesta 1.361.600 pesos, es decir cerca de 700.000 pesos de margen. Al igual que el resto de la familia, la garantía del más atlético de los Polo es de tres años ó 100.000 kilómetros. 
FICHA TÉCNICA Y PRESTACIONES: 


 

Christian Hein

Christian Hein

Comentarios

Más en