miércoles 18 de septiembre de 2019
TEST | 05-06-2019 13:01

Eléctrico o naftero ¿Cuál es más conveniente?

Concebidos para una misma utilidad, ambos utilitarios de la marca del rombo recurren a fórmulas mecánicas antagónicas. Comparamos las aptitudes del furgón eléctrico producido en Francia frente a las del naftero de origen argentino. ¿Cuál ofrece el costo operativo más conveniente?

De a poco, las automotrices que operan en nuestro país comienzan a abrirse hacia las tecnologías alternativas: algunas con mecánicas híbridas, otras con propulsores ciento por ciento eléctricos. Si bien la oferta en el mercado argentino aún es escasa, no caben dudas de que esta clase de vehículos despiertan cada vez mayor interés y curiosidad en un público que sólo entiende de motores a combustión.

Renault Kangoo Z.E.-Renault Kangoo Express Emotion 1.6 SCe

En ese sentido, el espíritu de este comparativo propone dar respuesta a muchas de las preguntas que nos hacen habitualmente respecto de los autos eléctricos. Un repaso por los pros y contras de dos vehículos conceptualmente idénticos, pero impulsados por mecánicas opuestas.

Diseño-Aerodinámica
Eléctrico ✭✭✭
Naftero ✭✭✭  

Es difícil encontrar un vehículo utilitario que enamore por su imagen. Generalmente, la arquitectura tipo “pan lactal” supone una limitación para los diseñadores a la hora de trazar líneas. No obstante, ambos furgones de Renault proponen una imagen agradable y un estilo personal: el europeo ya lleva algunas años con este formato (es el restyling del modelo lanzado en 2007), mientras que el del Mercosur renovó completamente su fisonomía y plataforma en 2018, cuando se lanzó esta nueva generación fabricada en Córdoba.

Renault Kangoo Z.E.-Renault Kangoo Express Emotion 1.6 SCe

La versión utilizada para esta nota del Kangoo Z.E es la “Maxi” (un poco más grande que la convencional). De allí las diferencias estructurales respecto del naftero: si bien  prácticamente ofrecen el mismo ancho (1.764 mm), el Z.E. es 4 centímetros más largo (4.400 mm) y dispone de una distancia entre ejes 10 cm mayor (2.720 mm), y es también 5 cm más alto (1.730 mm). En ambos casos, la carrocería tiene una marcada sensibilidad al viento.  

Confort-Espacio interior
Eléctrico ✭✭✭1/2 
Naftero ✭✭✭

Teniendo en cuenta la mencionada diferencia de tamaño de cada uno, el volumen de carga del eléctrico es más grande: 4,6 m3 frente a 3,5 m3 del naftero. Sin embargo, el furgón fabricado en Córdoba ostenta mayor capacidad de carga: 750 kilogramos versus los 650 kg del europeo.

Para acceder al espacio de almacenamiento, los dos cuentan con una puerta lateral (derecha) corrediza y un portón trasero de doble hoja, en el que cada una puede abrirse hasta 180 grados, y por allí pasa holgadamente un pallet de tamaño estándar. Dentro de este volumen, ambos ofrecen iluminación y ganchos internos para sujetar la eventual carga.

Renault Kangoo Z.E.-Renault Kangoo Express Emotion 1.6 SCe

La diferencia radica en la división de la cabina con el espacio de carga de cada uno. El habitáculo del Kangoo Z.E. propone mejor aislación acústica, mediante una estructura metálica que logra mitigar cualquier ruido proveniente de atrás: este panel tiene una superficie vidriada para visualizar la mercancía transportada.

El naftero, en cambio, ofrece una red metálica para contener cualquier objeto que pueda desplazarse hacia adelante por el movimiento del vehículo. Esta estructura cuenta con una suerte de puerta (detrás de la butaca del acompañante) que puede desmontarse para acceder al espacio de carga sin necesidad de bajarse del vehículo.

Renault Kangoo Z.E.-Renault Kangoo Express Emotion 1.6 SCe
Así luce el habitáculo de la versión naftera

Un aspecto negativo en común es la ausencia de un portón en el lateral izquierdo (como sí supieron tener generaciones anteriores del modelo): un detalle que le otorgaría mayor versatilidad a un vehículo de trabajo.

El habitáculo del modelo argentino saca alguna ventaja, dada su modularidad. La butaca del acompañante se rebate hasta convertirse en una “mesita”, mientras que toda la superficie frontal debajo del techo sirve como un gran compartimiento para guardar objetos.

Los dos cuentan con butacas cómodas (con buena sujeción lateral), pero en ningún caso se regulan en altura. Sólo el Kangoo naftero dispone de doble ajuste de la columna de dirección: encontrar la posición ideal de manejo en el Z.E. dependerá de la contextura física de cada conductor.

Motor-Prestaciones
Eléctrico ✭✭
Naftero  ✭✭✭1/2

Podríamos decir que son el agua y el aceite. El Z.E. equipa un motor ciento por ciento eléctrico (con baterías de 33 kWh) que desarrolla 60 CV de potencia y entrega 22,9 kgm de torque máximo, mientras que el naftero utiliza el conocido impulsor 1.6 SCe de 114 CV, que entrega 15.9 kgm de par máximo.

Renault Kangoo Z.E.-Renault Kangoo Express Emotion 1.6 SCe
Así luce el habitáculo de la variante eléctrica

Pese a la dispar entrega de torque, las prestaciones del nacional son abrumadoras. Para acelerar de cero a cien necesita de 12,6 segundos (22,6 segundos el Z.E.), mientras que la velocidad máxima del naftero es de 169,2 km/h y la del eléctrico de apenas 122,7 km/h (limitada).

En materia de recuperaciones también hay notables diferencias en favor del motor a combustión: en una habitual situación de sobrepaso (acelerando de 80 a 120 km/h) tarda 11,4 segundos, frente a los “interminables” 28,4 segundos del eléctrico.

Está claro que, más allá de los rendimientos, los aspectos trascendentes para los usuarios de estas herramientas de trabajo se dan en el plano de la autonomía y el costo operativo.
El rendimiento promedio del Kangoo naftero es de 11,1 km/l, mientras que el del Kangoo Z.E. es de 15,5 kWh cada 100 km. Si traducimos esto al bolsillo, quiere decir que para recorrer cien kilómetros con el naftero debemos desembolsar 379 pesos en un surtidor, al tiempo que, para el eléctrico, el importe será de 48,36 pesos dentro de la factura de luz.  

Renault Kangoo Z.E.-Renault Kangoo Express Emotion 1.6 SCe

Este cálculo resulta de las propias mediciones del equipo de Parabrisas, teniendo en cuenta las tarifas actuales de la petrolera de bandera y la empresa proveedora de energía en la ciudad de Buenos Aires: 42,10 pesos el litro de nafta común, y 3,12 pesos el kWh (residencia), respectivamente.

Ahora bien, pasemos al otro análisis de este comparativo: la autonomía de cada uno. Pese a que la del eléctrico está homologada en 270 kilómetros según la normativa europea de mediciones NEDC (New European Driving Cycle), la real está en torno a los 200: una desventaja sustancial respecto del Kangoo naftero que, con un tanque de 55 litros, puede recorrer, en promedio, 610 kilómetros.

También hay que tener en cuenta que la Argentina no es un país con infraestructura eléctrica de vanguardia: actualmente muy pocas estaciones de servicio ofrecen cargadores para autos eléctricos.
Además, la carga completa de las baterías del Z.E. demanda seis horas, siempre y cuando el usuario tenga instalado en su domicilio un WallBox (el cargador rápido de pared que permite reponer el 35 por ciento del rango durante la primera hora). De lo contrario, en un tomacorriente convencional de una red doméstica, el mismo procedimiento puede demandar el doble.

Renault Kangoo Z.E.-Renault Kangoo Express Emotion 1.6 SCe

Equipamiento-Instrumental
Eléctrico ✭✭1/2
Naftero ✭✭✭1/2

La configuración del furgón eléctrico que llega a nuestro país no es la tope de gama. Es por ello que en este apartado el Kangoo nacional también saca ventaja. La calidad de ambos es similar, con un panel de a bordo donde abundan materiales plásticos duros, algo típico en un vehículo utilitario.

La presentación interior es agradable, pero muy distinta en cada modelo. Más allá de los gustos, el fabricado en nuestro país cuenta con mayores elementos de confort. Por ejemplo, dispone de una pantalla táctil (idéntica a las del Sandero y el Logan), desde donde se pueden visualizar las funciones del navegador satelital y la cámara de retroceso, elementos ausentes en el del Viejo Continente. Los dos tiene computadora de a bordo, Bluetooth, aire acondicionado, levantavidrios eléctricos, cierre automático de puertas y sensor de estacionamiento trasero, pero en ambos casos los espejos retrovisores se regulan manualmente.

Renault Kangoo Z.E.-Renault Kangoo Express Emotion 1.6 SCe

Suspensiones-Dirección
Eléctrico ✭✭✭
Naftero ✭✭✭1/2

Si tenemos en cuenta que no son vehículos de paseo, el confort de marcha en ambos casos es más que digno. Los dos se sirven de la asistencia de los controles de tracción y estabilidad que les permiten mitigar el balanceo propio de carrocerías cuyo centro de gravedad es alto y sensible a los vientos cruzados.

Cabe destacar que el esquema de suspensiones traseras es un poco más “sofisticado” en el Kangoo cordobés, dado que ofrece un eje semirrígido con resortes helicoidales progresivos, amortiguadores tubulares telescópicos hidráulicos y presurizados, mientras que el francés cuenta sólo con brazos arrastrados y resortes helicoidales. Ese plus se advierte, fundamentalmente, cuando se transita por empedrados.
Los dos ofrecen una dirección electrohidráulica que responde correctamente, tanto en maniobras urbanas como a alta velocidad.

Renault Kangoo Z.E.-Renault Kangoo Express Emotion 1.6 SCe

Transmisión-Caja
Eléctrico ✭✭✭✭  
Naftero ✭✭✭  

Quizás el ítem más complejo de analizar. ¿Por qué? Porque se trata de dos conceptos antagónicos. Debido a la gran entrega de torque que tienen los motores eléctricos, no precisan de una transmisión: la fuerza del motor va directamente a las ruedas delanteras. Es por ello que con la selectora del Kangoo Z.E. (en Drive), el acelerador oficia como el pulsador de un "scalextric".

En cambio, el naftero cuenta con una transmisión manual de cinco velocidades –muy suave al tacto–, cuyas primeras dos marchas ofrecen recorridos cortos para privilegiar la agilidad urbana del motor.

Renault Kangoo Z.E.-Renault Kangoo Express Emotion 1.6 SCe

Seguridad-Frenos
Eléctrico ✭✭✭1/2
Naftero ✭✭✭

La dotación de ambos modelos es muy similar en este apartado. Al mencionado control electrónico de tracción y estabilidad, se agregan las dos bolsas de aire delanteras, frenos ABS con asistencia de frenado de urgencia (el naftero agrega distribución electrónica de frenado), cinturones de seguridad con pretensionador y asistente de arranque en pendiente.

Durante las pruebas de rigor, el desempeño del eléctrico fue más contundente: para detenerse por completo desde 100 km/h necesitó de 41 metros, es decir, 5,4 metros menos que el naftero.

Renault Kangoo Z.E.-Renault Kangoo Express Emotion 1.6 SCe
Instrumental de la versión eléctrica

Precio-Garantía
Eléctrico ✭✭
Naftero ✭✭✭1/2

El valor de uno duplica al otro: el Renault Kangoo Express Emotion 1.6 SCe  cuesta 756.300 pesos, en tanto que el Renault Kangoo Z.E. tiene un precio de 1.367.800 pesos. Pero allí no termina la cuestión: al valor del vehículo eléctrico hay que contemplarle el gasto del cargador WallBox, actualmente provisto por tres tipos de proveedores en el país, cuyo valor (instalado) va desde los 1.500 hasta los 2.800 euros, dependiendo de la capacidad de carga.

Renault Kangoo Z.E.-Renault Kangoo Express Emotion 1.6 SCe
Instrumental de la variante naftera

También hay que reconocer que el costo de mantenimiento es sustancialmente más económico en el eléctrico, debido al menor reemplazo y revisión de componentes (ver recuadro de service de posventa). En ambos modelos, la garantía es de dos años o cien mil kilómetros, pero en el caso del Z.E., el conjunto motor y pack de batería tiene una garantía agregada de cinco años.  

FICHA TÉCNICA, PRESTACIONES Y EQUIPAMIENTO

 

Alejandro Cortina

Alejandro Cortina

Comentarios

MUSICA

Bambi

"Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario