jueves 2 de abril de 2020
CLáSICOS | 22-03-2020 13:46

Así probábamos a la Ford F-100

Recordamos el test realizado a una de las pick-ups más emblemáticas de todos los tiempos. En esta ocasión, la prueba de manejo corresponde a la variante 3.9 TDi, analizada en la edición de enero de 1999 de Revista Parabrisas.

El vehículo más vendido de la historia -casi 30 millones de unidades- supera todo lo previo por su tamaño y potencia, creando un nuevo segmento. Se destaca además su gran visibilidad y alta capacidad de carga: toda una pick up peso pesado.

Se daban vuelta para mirarla, nos paraban para preguntarnos qué capacidad de carga tenía, si iba a venderse acá; pedían que levantáramos el capot para ver el motor; en la costa especulaban sobre si saldría con doble tracción. Estas fueron las reacciones que advertimos en la calle y zonas rurales ante la aparición del nuevo modelo de la clásica Ford F-100. Y no es para menos: llama mucho la atención por su exagerado tamaño, debido a que para este relanzamiento Ford adoptó la plataforma F-250 pero manteniendo la denominación F-100; esta diferencia de porte la acerca más a un camión liviano que a una pick-up convencional.

En realidad, este nuevo modelo -que se produce en Brasil y USA- está inspirado en la súpermusculosa Powerforce (exhibida en el último Salón de Buenos Aires y desmenuzada en el último Libro Guía 4x4 de Parabrisas) y equipada con el motor Cummins Diesel del camión Cargo C914, de 47,1 kgm a 1500 rpm (el torque más alto de su segmento), y con un motor naftero V6 de 205 CV.

Ford F-100

En definitiva, se trata nada menos que del vehículo más vendido de la historia, el más vendido en EE.UU y el más vendido en la Argentina -500.496 unidades en las últimas tres décadas-, superando al discontinuado Ford Falcon. Aquí se convirtió en un utilitario con mucho arraigo que ya es parte de la idiosincrasia de los argentinos; que desde siempre fue asociada a los asados, las rondas de mate, los trabajos de campo, los paisanos y la familia. Quizás por eso más, del 59% de usuarios de F-100 está convencido (según un estudio de marketing realizado por la marca) de que volverá a comprar otra.

Diseño - Aerodinámica

Con este modelo, la mítica Serie F conmemora sus 50 años de existencia y propone un nuevo concepto de pick-up, más grande, al estilo de las norteamericanas. Líneas muy agresivas, sobre todo en la trompa, donde se destacan los paragolpes cromados, la parrilla que sobresale y las ópticas sobredimensionadas. Vista lateralmente, se destacan las llantas de aleación con ocho bulones, la bajada de las ventanillas que dan lugar a un mayor campo visual de los retrovisores, y su altura de 1,94 metros que evidencia el notorio cambio de sus dimensiones: es 22,5 cm más alta que la anterior F-100. Dicho de otro modo, por donde se la mire, es un peso pesado.

Ford F-100

Confort - Espacio interior

Históricamente, el clásico utilitario se caracterizó por su insuperable robustez, pero penalizando en parte su confort de marcha por una marcada tendencia a rebotar ante las irregularidades del camino. Ahora el concepto es distinto porque, sin renunciar a su fortaleza, ofrece un alto grado de confort, tal como lo dicta la filosofía norteamericana: gran espacio interior y suspensiones mullidas. También su cabina ofrece una capacidad superior a la que estábamos acostumbrados; conductor y acompañante viajan cómodamente y un tercero también, aunque el del medio deba acomodarse para no rozar la palanca selectora. Además cuenta con un amplio espacio detrás del respaldo de los asientos, divisible en mitades asimétricas donde puede alojar tres bolsos grandes sin inconvenientes.

La posición de manejo resulta muy cómoda por la regulación de la butaca longitudinalmente y del respaldo en altura, combinado además con columna de dirección variable en altura. Con esto, las personas de gran complexión física quedarán agradecidas también por el metro de altura entre el asiento y el techo...
Su capacidad de carga útil es de 1.140 kilos, aunque probablemente su sólido paquete de elásticos soporte algo más, aunque si se desea mayor capacidad, existe la versión Heavy Duty para 1.500 kg.

Ford F-100

Motor - Prestaciones

Tiene motor de camión. Sí, sí, leyó bien: motor de camión. Los responsables del óvalo no quisieron quedarse atrás con la planta impulsora y le adaptaron el motor Cummins Diesel de cuatro cilindros y 3.920 cm3 que utiliza el camión Cargo C914. Esta planta motriz de 145 CV consigue, a sólo 1.500 rpm, 47,1 kgm de torque (el mayor de su segmento); es decir, un régimen rendidor en cualquier cambio. Por tomar un ejemplo, un automóvil mediano (Ford Escort) ofrece un torque de 16,1 kgm a 3.750 rpm, un número de revoluciones al que el Cummins no llega aunque se intente pasarlo de vueltas. Así, la pick-up logra más fuerza de arrastre que velocidad. Alcanza una máxima de 144,1 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 17s2. El rendimiento promedio es de 9,8 km/l, por lo que con su tanque de 100 litros puede realizar un viaje desde Buenos Aires a Bahía Blanca (700 km) sin necesidad de reabastecerse.

Ford F-100

Instrumental y Equipamiento

Si hacemos memoria, el tablero de instrumentos de la nueva F-100 es el mismo que tenía la Powerforce, salvo por la diferencia de que, en esta última, el fondo del cuadrante de sus relojes es blanco. Muy completo: velocímetro en millas y kilómetros, cuentarrevoluciones e indicadores con aguja de presión de aceite, nivel de batería, temperatura de motor y nivel de combustible con luz de reserva incluido.

Teniendo en cuenta que la versión testeada era full, nos llamó la atención el hecho de que no cuente con un espejo de cortesía sobre alguno de los parasoles, un airbag para el acompañante, un apoyapié para el conductor, o una traba más segura sobre la luneta trasera corrediza. El resto del equipo está muy acorde a su precio; se puede comprobar en el recuadro de Equipamiento.

Dirección - Suspensión

El garaje donde el equipo de test de Parabrisas guarda los autos obliga a subir siete rampas angostas, y ello se transforma en una "prueba de fuego" para analizar la capacidad de maniobra de los vehículos en espacios reducidos. Antes de ingresar al estacionamiento pensamos que la tarea resultaría bastante complicada con la F-100; pero, para nuestra sorpresa, sus apreciables dimensiones no atentaron contra su maniobrabilidad. Un ítem en el que Ford tiene buenos antecedentes.

Ford F-100

Si hablamos de suspensiones, basta decir que adopta, sobre el tren delantero, el archiprobado sistema Twin I Beam, que consiste en un brazo de suspensión por rueda unido a un tensor con los respectivos espirales y amortiguadores; en síntesis, el sistema se utiliza con éxito en nuestro país desde 1966. Atrás, un eje rígido con elásticos y amortiguadores se encarga de completar los esquemas y soportar pesadas cargas. Su fortaleza no opaca el confort de marcha: un equilibrio para destacar.

Transmisión - Caja

Podemos decir que la nueva F-100 ofrece una caja mucho más adecuada que los modelos anteriores. Ahora adopta una ZF S5 420 sincronizada, con primera y segunda muy cortas, y el resto bien relacionada. Se combina con un diferencial Dana 70 con un verdadero sistema autoblocante. ¿Por qué verdadero? Porque muchas veces las automotrices anuncian autoblocantes que no funcionan como tales. Las ruedas de tracción deben girar siempre igual, casi sin diferencia entre una y otra, para así facilitar superar sin problemas caminos resbaladizos. En este modelo, dicha capacidad de tracción es real, lo que transforma a la F-100 en un pequeño tanque de 2,5 toneladas.

Seguridad - Frenos

Cualquiera que acceda al puesto de conducción de la F-100 sentirá un alto grado de dominio; en primer lugar, por su altura, pero, sobre todo, por su amplia superficie vidriada de nada menos que 3 metros cuadrados, equivalente a 56 pantallas de TV de 14 pulgadas. O sea, 17 pantallas más en relación al modelo anterior.

Ford F-100

Los vidrios laterales tienen un recorte inferior que permite utilizar mejor los amplios retrovisores externos, 1/3 más grandes que los de su rival, la Chevrolet Silverado. Sin dudas, uno de sus puntos fuertes. También cuenta con airbag para el conductor, barras laterales de protección y luces con buen poder lumínico. Los frenos de la versión full son de discos ventilados con ABS en las cuatro ruedas. Detiene sus más de 3,5 toneladas (carga plena), desde los 80 km/h, en 34,6 metros, lo que habla de una eficacia impresionante.

Precio

En un mercado revuelto, confuso y jaqueado por una crisis tras otra, el mensaje de Ford con esta renacida F-100, es probablemente uno de los mas claros. Cuando siempre se habla de precios, a veces sin mucha noción, la terminal se descolgó con una pick-up más grande, más poderosa, con mayor capacidad de carga que el modelo anterior y por casi el mismo precio. Esta sensible diferencia hace que por 34.900 pesos se pueda tener casi un camión.

OTROS DATOS

Motor: 3.9 con cuatro cilindros en línea y 145 CV

Transmisión: Manual de cinco marchas

Velocidad máxima: 144,1 km/h

Aceleración 0-100 km/h: 17,2 segundos

Distancia de frenado a 120 km/h: 66,8 metros

Consumo en ruta a 120 km/h: 8,9 km/l

Consumo en ciudad: 8,7 km/l

Comentarios