viernes 7 de mayo de 2021
CLáSICOS | 01-03-2020 11:04

Así probábamos al Fiat Palio

Recordamos el test realizado a uno de los autos más populares de fines de los años 90' y gran parte del siglo XXI. En esta ocasión, la prueba de manejo corresponde a la edición de abril de 1997 de Revista Parabrisas a la versión HL.

Construido en Córdoba, inaugura un nuevo proceso de Fiat en Argentina y apunta a reemplazar al Uno.

Luego de muchos acercamientos previos, cuando finalmente pudimos tener el Fiat Palio en nuestras manos el primer interrogante que se nos planteó fue: ¿logrará este nuevo producto el mismo éxito que su antecesor, el Fiat Uno?. A pesar del liderazgo en nuestro mercado de este modelo -logrado por el lanzamiento de la versión económica denominada "S"-, es lógico que después de tantos años el Uno necesite un recambio.

Sin embargo, el sólo hecho de ser un lanzamiento mundial y muy ambicioso para nuestro mercado hace que las condiciones para que el Palio sea un nuevo éxito de Fiat están dadas. Con dos denominaciones, EL ó HL, la gama se comercializará en versiones de tres y cinco puertas con distintas motorizaciones: 1.6 de 80 CV, 1.7 turbodiésel de 72 CV y 1.6 16 válvulas de 103 CV. Aunque al cierre de esta edición no estaban confirmados los precios, el rango de valores de los diferentes modelos va desde los u$s 14.000 a u$s 20.000. Esto se debe a que ofrece un gran número de opcionales, como aire acondicionado -las versiones HL lo traen de serie-, levantavidrios eléctricos y ABS, entre otros.

Fiat Palio

La descripción externa no difiere a la que hiciéramos en la edición de enero cuanto tomamos contacto con el tres volúmenes (Siena). Compacto y con un diseño moderno, se destaca la trompa lanzada con dos marcadas nervaduras en el capot. Los paragolpes, del mismo color que la carrocería, están muy bien integrados y atrás, la cola tiene un diseño limpio en el que sorprenden los faros traseros por su forma muy particular.

Sus dimensiones no cambiaron mucho con respecto a las del Uno, pero se incrementó el largo en 4 cm -3.68 contra 3.64- y el entre ejes en 1 cm. Esto representa -aunque sea mínimo- un mayor espacio interno, especialmente para el conductor, que goza de un lugar más amplio para sus piernas. Pero perdió capacidad en el baúl: 205 dm3 contra los 224 del Uno.

Además de las expectativas que ha despertado por se un lanzamiento de alcance mundial, en nuestra pista la práctica demostró que el verdadero empuje de este vehículo lo aporta su motor 1.6 de 16 válvulas y 103 CV. Se denomina "Torque" y es uno de los que equipa al Fiat Bravo en Italia. Los 11 segundos que tardó en acelerar de 0 a 100 km/h son satisfactorios y se ubicó muy cerca de de los registros de uno de sus principales competidores, el Ford Fiesta -10.7 segundos-, que también tiene motor de 16 válvulas pero de 90 CV.

Con un peso de 1.020 kg, resultó brillante en elasticidad: sólo 13 segundos de 40 a 100 km/h y 15.1 segundos de 80 a 120 km/h y alcanzó una buena máxima: 184.600 km/h. Más allá de dichos valores, este Palio HL nos dejó una grata impresión por el rendimiento, en general, de su motor. El torque de 14.5 kgm a las 4.500 rpm está muy bien aprovechado, logrando que en cada marcha siempre haya algún resto de potencia por si el pie derecho lo requiere. El consumo promedio para ruta - ciudad es contenido: 12.2 km/l, y con su tanque de 48 litros alcanza una autonomía de aproximadamente 580 km.

Fiat Palio

Por dentro, si bien no presenta modificaciones revolucionarias, ofrece detalles que componen un interior agradable. El acceso es cómodo y es posible encontrar rápidamente una correcta posición de manejo. Las butacas cuentan con regulaciones longitudinales y de respaldo y la columna de dirección, en altura. El panel también evidencia una línea moderna y en la consola central se ubicó el estéreo en la parte superior y más abajo las dos grandes salidas y los controles del aire acondicionado. Todos los comandos son claros y de fácil acceso, salvo el de los espejos externos que se encuentra en la consola al lado de la selectora y muy cerca del freno de mano.

El volante, de buen grip y gran diámetro, no compromete la lectura del tablero, y la palanca de cambios es precisa y suave. Con una excelente iluminación que no satura la vista, el tablero de instrumentos es bastante completo: vistosos relojes con fondo blanco para el velocímetro, tacómetro y otro compartido que marca la temperatura y el nivel del combustible.

Fiat Palio

El resto se indica con luces testigo. El espacio interior, en general, es cómodo, y los asientos resultan algo duros pero confortables. Los comandos de las luces son prácticos, con una palanca satelital a la izquierda del volante y el interruptor para los faros rompeniebla en el panel. Por fuera, el portón trasero no tiene ninguna agarradera por lo que es incómodo cerrarlo.

La buena reacción del motor, ayudada por una correcta relación de los cambios y la impecable dirección asistida, hace que el comportamiento en ciudad se aceptable. Es chico y ágil por lo que resulta apropiado para desplazarse en el tránsito. Las suspensiones son algo duras, tiene buena tenida en las curvas y un confort de marcha agradable que posibilita realizar confortablemente tramos considerables en ruta. Aerodinámicamente es desarrollado (Cx de 0.33), y hasta los 100 km/h la rumorosidad en el habitáculo es bastante baja.

Los espejos externos cumplen bien con su cometido y la visibilidad, en general, es muy buena, aunque en ocasiones molesten los gruesos parantes traseros. Tiene cinturones inerciales regulables en altura y apoyacabezas traseros. Las luces son potentes y las traseras son muy visibles por su tamaño. En materia de seguridad también presenta barras contra impactos laterales, cabina reforzada para evitar deformaciones en caso de colisión y airbags, para conductor y acompañante, opcionales.

Fiat Palio

El pedal de freno tiene bastante recorrido y se obtiene respuesta recién al accionarlo hasta el fondo. Por ello teníamos algunas dudas sobre su capacidad de frenaje, pero luego de las pruebas en nuestra pista los registros logrados fueron lógicos. Para detenerse de 80 km/h a 0 necesitó 30.2 metros, apenas uno más que el Fiesta. El sistema del ABS -opcional- funciona bien y el vehículo nunca pierde su línea recta.

Con los atributos de este Palio -potencia, seguridad y equipamiento- y una política agresiva como la que tantos buenos resultados le dio en Brasil, Fiat tira la casa por la ventana y apuesta a obtener el primer puesto en ventas de nuestro mercado.

Otros Datos

Motor: 1.6 con cuatro cilindros en línea y 103 CV

Transmisión: Manual de cinco marchas

Velocidad máxima: 184,6 km/h

Aceleración 0-100 km/h: 11 segundos

Distancia de frenado a 120 km/h: 67,9 metros

Consumo en ruta a 100 km/h: 14,5 km/l

Consumo en ciudad: 9,9 km/l

Galería de imágenes

Comentarios

Más en