sábado 28 de mayo de 2022
CLáSICOS | 27-03-2022 12:00

Así probábamos el Ford Explorer

Es uno de los SUV más recordados de la década de 1990 en Argentina. En esta ocasión, la prueba de manejo pertenece a la edición de marzo de 1998 de Revista Parabrisas.

Cuando se habla del mercado de los Sport Utilities, automáticamente se recuerda que el líder indiscutido en los Estados Unidos ya nivel mundial es el Ford Explorer, un vehículo que nació en 1990, que en nuestro país desembarcó cuatro años más tarde y, que poco a poco, fue ganando la aceptación del público local.

La primera versión que llegó fue la de trompa cuadrada, que tuvo gran éxito y se hiciera famosa por participar en la película Jurassic Park. Poco después apareció un modelo más estilizado, con importantes cambios, tanto estéticos como en la suspensión y la tracción, que la tornaron aún menos off-road". Este es el modelo que se vende actualmente. 

Ford se propone ahora atacar este segmento en toda su dimensión. Comenzó importando la versión 4x2 a un precio razonable (32.900 pesos) para competir con la Blazer de Chevrolet; y esta vez probamos la versión 4x4, más lujosa, que también se importa de Norteamérica pero que, con el mismo motor V6 potenciado, eroga 205 CV. Su objetivo es disputarle palmo 2 palmo el terreno al exitoso Grand Cherokee Limited de Chrysler, cuyo V8 desarrolla 215 CV.

Ford Explorer Limited

Diseño

Comparándola con el modelo que probamos en febrero del 96, nos encontramos con sutiles cambios. Principalmente, las llantas se diferencian de la Standard porque ahora llevan múltiples rayos y el logo Limited en el centro. También se agregaron dos faros rompenieblas adicionales, embutidos en el spoiler, dos estribos laterales que realzan su imagen, y, en la puerta del conductor, se visualiza un sistema que permite abrir el vehículo por medio de un código en caso de que se olviden las llaves dentro de él.

EI conjunto estético es equilibrado, mantiene líneas redondeadas en la trompa, concepto que ahora también se refleja en la cola.

Motor-Prestaciones 

He aquí el gran secreto: sobre la misma base del motor V6 de 160 CV, se introdujeron importantes mejoras en la distribución -ahora tiene un árbol de levas a la cabeza por bancada de cilindro- y también en la admisión, en la inyección de combustible y en la relación de compresión. Así, obtiene casi 50 CV más.

Si tenemos en cuenta que posee caja automática, la aceleración, elasticidad y velocidad son impresionantes: sólo necesitó 9s4 para alcanzar los 100 km/h, lo que sugiere que estamos en presencia de un Sport Utility con reacciones deportivas. A la hora de acelerarla, las revoluciones suben rápidamente, a tal punto que supera la escala del reloj -6.000 rpm- Además, nos llamó la atención que éste no posea un sector rojo que indique zona de riesgo.

Ford Explorer Limited

En las pruebas de 0 a 1.000 metros también nos sorprendió, ya que en este tramo casi llega a su máxima limitada de 171 km/h. Empleó 31s5 a una velocidad de 166,5 km/h. Si lo comparamos con su principal competidor, el Grand Cherokee Limited, con un motor 5.2 V8, posee muy similares prestaciones.

Un aspecto que se debe tener en cuenta a la hora de la compra es el consumo, pero no por el gasto, ya que posee un motor de más de 200 CV y es evidente que no se busca economía, sino por su autonomía, que es bastante escasa. Promedió, entre ruta y ciudad, 6 km/1, lo que con un tanque de 80 litros, deja mucho que desear: para ir de Buenos Aires a Pinamar, a 145 km/h constantes, un tanque no es suficiente.

Esto también se nota en ciudad, donde se torna una molestia tener que recurrir permanentemente al surtidor de la estación de servicio. Se trata de un vehículo con toda la filosofía norteamericana, donde el consumo casi no interesa.

Confort y espacio interior

Gracias a su escaso despeje, el acceso -tanto a las plazas delanteras como traseras- es cómodo. Las butacas del conductor y el acompañante son de una sola pieza y poseen múltiples regulaciones eléctricas, pero si uno desea acostarse, por ejemplo, éstas no se pueden reclinar demasiado.

Sus asientos están tapizados en cuero y las plazas traseras pueden alojar a tres pasajeros, aunque el respaldo del asiento, para nuestro gusto, es corto. La posición de manejo es cómoda e invita a realizar viajes largos; además, la selectora automática se ubica al volante, lo que proporciona un mayor aprovechamiento del espacio interior. Tanto el autoestéreo como los comandos de levantavidrios y limpiaparabrisas están bien ubicados y son fáciles de accionar.

Ford Explorer Limited

Nuestras mediciones demostraron que el espacio para cargas es generoso y se puede ampliar abatiendo los asientos traseros. Por otra parte, posee un cubrecargas vinílico para mayor seguridad del equipaje.

Instrumental - Equipamiento

El tablero de instrumentos es claro para leer y prácticamente no varía respecto a la versión XLT, pero marca una diferencia que ya apuntáramos: el cuentavueltas no posee zona roja.

Esta Explorer denota un marcado interés por los detalles de confort, entre los que se destacan el control de velocidad crucero, brújula, temperatura exterior, climatizador, autoestéreo con pasacassette y 6 CDs ubicados en la consola central. También los pasajeros de las plazas traseras tienen la posibilidad de manejar el volumen, el dial de la radio y los compacts, y de disfrutar de las salidas independientes de ventilación. 

Como si fuera poco, posee un sistema foto-sensible que permite encender las luces automáticamente de acuerdo con la necesidad.

Dirección-Suspensión

Si la finalidad es utilizarlo por terrenos muy escarpados, no estamos en presencia del vehículo más apto; dado su escaso despeje, el corto recorrido de las suspensiones y su tren delantero de esquema independiente, no es conveniente circular por terrenos demasiado accidentados. Pero sí, en cambio, es ideal para andar en la ciudad y la ruta y, muy de vez en cuando, internarse en el barro y la arena.

Ford Explorer Limited

El conjunto de suspensiones es mullido y de recorridos cortos, y el esquema no ha recibido cambio alguno: tren delantero independiente con triángulos y barra estabilizadora, y tren trasero de eje rígido con elásticos y barra estabilizadora.

La dirección es blanda, precisa y con un buen radio de giro; el volante está forrado en cuero y su grip no es el más apropiado. Por otra parte, se destaca la estabilidad en ruta, aunque lleva un cierto período de adaptación acostumbrarse al balanceo de la carrocerÍa.

Transmisión - Caja

El último modelo de Explorer que habíamos probado introducía el novedoso sistema de tracción Control Trac 4x4, similar al que posee esta versión, pero se han incorporado algunos leves cambios.

El sistema cuenta con una perilla ubicada en la consola central que consta de tres posiciones: Auto, 4WD High y 4WD Low (en el modelo anterior las posiciones eran 2WD, Auto 4WD y 4WD Low).

Ford Explorer Limited

En la posición Auto, el Explorer tracciona normalmente con las ruedas traseras, pero si detecta una importante diferencia de giro entre las ruedas delanteras y traseras, se acopla automáticamente la tracción total. En 4WD High funciona con tracción en las cuatro ruedas, en relaciones largas, y con el embrague central bloqueado (posición no aconsejable para utilizar en pavimento). En 4WD Low, por último, funciona con las relaciones cortas para terrenos más difíciles.

Otra novedad es la caja automática de cinco velocidades que se destaca por el buen escalonamiento de los cambios, ya que apenas se percibe el cambio de marcha, Además, ofrece la posibilidad, por medio de un botón situado en el extremo de la palanca, de anular la quinta velocidad a través del Overdrive, una opción para aprovechar el motor a un mayor régimen.

Lo único objetable es la imprecisión de la selectora cuando es necesario manejar en forma semimanual, debido a la ubicación de la palanca sobre la columna de dirección.

Ruta-Todo Terreno

En este ítem se advierte un importante contraste. El Ford Explorer, como Sport Utility, fue diseñado para recorrer largas distancias con un alto grado de confort por las extensas autopistas de los Estados Unidos. Por estas razones, resulta inobjetable su excelente comportamiento rutero.

Pero a la hora de internarse por todo terreno, las cosas cambian. Principalmente juega en contra su escaso despeje, ya que el spoiler delantero y los estribos son propensos a romperse si se la exige por vados y caminos de barro con pozos. Por otra parte, su elevada potencia es difícil de dosificar cuando se la acelera demasiado en barro y arena: por su peso de 2 toneladas, se entierra.

Ford Explorer Limited

Por este motivo, hay que tener en cuenta que es un vehículo de lujo para pasear, con la posibilidad de entrar y manejar más seguro por un terreno medianamente desparejo. Suele decirse que es un vehículo ideal para realizar travesías off-road. No es así. Por ejemplo, si se queda empantanado y es necesario auxiliarlo, ni siquiera trae ganchos para remolque.

Seguridad- Frenos

En este aspecto, Ford se destaca y el Explorer cumple bien con varios requisitos. Su visibilidad es buena desde todos sus ángulos, excepto por el polarızado de las ventanas y los vidrios traseros, sobre todo al realizar maniobras de estacionamiento y cuando se conduce de noche o en días de mucha lluvia.

Transmite mucha seguridad a la hora de doblar y frenar exigido, además de poseer una gran estabilidad. El ABS es de eficiente funcionamiento. En lo referente a la seguridad pasiva, viene equipado con doble airbag, barras laterales de protección, cinturones inerciales y apoyacabezas.

Precio

La versión standard con motor de 160 CV cuesta $39.900 y posee una buena relación precio-producto. Esta Limited se ofrece a un precio acorde con su equipamiento y prestaciones: $46.941. Su principal competidor -Grand Cherokee Limited- se obtiene por 3.000 pesos más, una diferencia considerable por ofrecer tan sólo 10 CV extras.

TEXTO: AUGUSTO BRUGO MARCO
FOTOS: JUANO FERNANDEZ
AGRADECIMIENTO ESTANCA LAS MALVINAS (BRANDSEN)

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios

Más en