lunes 19 de abril de 2021
CLáSICOS | 07-03-2021 14:11

¿Te acordás del Torino Lutteral Comahue?

Recordamos una de las configuraciones de pequeña serie más emblemáticas de fines de la década de 1960. En esta ocasión, nos remontamos a la edición de agosto de 1969 de Parabrisas Corsa.

Hay quienes desean tener algo distinto de lo que posee el resto. Para ellos está dirigido el Comahue, un Torino con más confort, más velocidad, más detalles y una apariencia propia

No representa una novedad para nadie el hecho que el mercado automovilístico en nuestro país continuamente sufre un proceso lógico de ampliación. Por lo mismo resulta evidente que siguiendo la modalidad o estilo de países que se hallan en una etapa más evolucionada, comiencen a experimentarse síntomas análogos en cuanto a la comercialización de los productos. Así como también a las exigencias de los consumidores que en primera y última instancia son los responsables del éxito o fracaso de los mismos.

Justamente teniendo en cuenta las exigencias de un reducido pero exigente grupo de éstos, el año pasado Lutteral resolvió lanzar al mercado un automóvil distinto. La empresa, a poco que uno recapacita, se va transformando cada vez más en una aventura. Máxime si uno comienza por calcular los costos que demandaría la fabricación de un automóvil totalmente distinto en pequeña serie.

Torino Lutteral Comahue

Esos cálculos determinarían la decisión final: nada mejor que utilizar un automóvil argentino con netas características deportivas; potente, veloz y, por sobre todas las cosas, ya experimentado, y sobre su base realizar las reformas necesarias para transformarlo en lo que se puede llamar un Gran Turismo. Claro que con otras pretensiones de lo que es un GT en Europa.

De todo este estudio previo surgió el Comahue, suma de un Torino de serie más las reformas "made in Lutteral". La idea fundamental era la de fabricar en pequeña serie el primer auto argentino con imagen de Gran Turismo, tomando como base para la definición de GT la que de ellos hace la Federación Internacional del Automóvil. Coches construidos en pequeña serie para una clientela que procura las mejores performances y el máximo de confort sin preocuparse por el precio.

Las "modificas" introducidas en la carrocería contribuyen a darle en aspecto netamente diferente. Lo fundamental se realizó en la cola a la cual se la transformó al más puro estilo fast-back. Para ello se diseñó una luneta - tapa de baúl con la mayor cantidad de superficie vidriada posible. La misma continúa la línea del techo e inicia la curva descendente que finalizará en el plano trasero, a la altura de la cintura. El "agregado" está constituido en plástico. Su terminación es correcta, y, lo que es más importante, su encastre es perfecto. Esta es la particularidad sobresaliente y que más lo identifica.

Torino Lutteral Comahue

La parte mecánica está compuesta por todos elementos originales que equipan a los Torino de serie. Pero ... algunos de los elementos fundamentales que conforman el motor pasan previamente por las manos de Pablo Macagno quien es el encargado de hacer los toques correspondientes para conseguir los caballitos plus con que se entregan los autos.

El trabajo de preparación de motores se hace en base a la experiencia recogida por el equipo de competición. El mismo básicamente consiste en el pulido de la tapa de cilindros y sus conductos. Un árbol de levas con una diagramación tal que permite el aumento de la velocidad final sin por eso perder torque en baja. Aunque también hay un árbol exclusivamente rutero. Mediante distintos trabajos de preparación, es posible adquirir cuatro motores con diferentes potencias.

También es la intención de los fabricantes que el cliente consiga mediante una óptima combinación de todos los elementos opcionales un auto totalmente a su gusto y por sobre todas las cosas apto para el uso que él le puede dar.

Esto quiere decir que si el futuro usuario es una persona que por sus ocupaciones tiene que estar viajando en ruta constantemente a altas velocidades, se le aconsejará el árbol de levas más indicado, así como también el puente y las relaciones de caja más aptas para ese tipo de uso. Si por el contrario el usuario lo que desea es pura y exclusivamente pique sin importarle mayormente la velocidad final, la combinación será otra: otro puente más corto con un árbol de levas que tire bien de abajo será la combinación ideal.

Torino Lutteral Comahue

La terminación general así también como el color de la carrocería y detalles interiores pueden ser elegidos a gusto del cliente. Que a su vez puede seguir paso a paso el acabado de los mismos. Hacer una valoración puramente estética del Comahue no nos parece oportuna, ya que siempre las valoraciones de este tipo pecan de excesiva subjetividad.

Habrá a quienes les guste y a quienes no (a nosotros no), pero fundamentalmente en lo que sí creemos es en que el Comahue es el primer automóvil que se fabrica en el país a medida del cliente y con características de Gran Turismo. Se trata, sin duda, de un coche distinto destinado a un reducido mercado de gente que quiere tener algo personal a un precio más o menos razonable. Y, lo más importante, con la garantía de una fábrica y una red de concesionarios que le provee todo.

Lo que también representa una importante novedad es el sistema Aerolastique de suspensión que permite regular el despeje del auto mediante un botón que acciona un sistema hidráulico. Esto permite que el automóvil se adapte a cualquier tipo de camino, aún en huellones de camino de tierra. El sistema incorporado permite que en su posición mínima el despeje sea cinco centímetros mejor que el del Torino común.

En definitiva, el mercado argentino cuenta con una opción ofrecida por un automóvil de características deportivas que se encuadra dentro de lo que puede ser un Gran Turismo. Un coche especial que el cliente puede encargar a su gusto.

Que no es sumamente diferente del Torino común en su comportamiento pero que tiene la necesaria personalidad como para que la gente pregunte qué es eso cuando lo ve por la calle. E indiscutiblemente es el primer esfuerzo particular con decidido éxito porque son varias las unidades que se han comprado; y encargadas por gente de cualquier parte del país. Aparte de ser una idea, el Comahue es una realidad.

Opciones especiales

- Cuatro diferentes potencias de motor
- Tres diferentes relaciones de caja
- Tres diferentes desmultiplicaciones del puente trasero
- Dos diferentes relaciones de dirección
- Cubiertas radiales de alta performance
- Radiador combinado de agua y aceite
- Tres tamaños de llantas
- Cinturones de seguridad tipo arnés
- Instrumental adicional (vacuómetro, temperatura de aceite, amperímetro)
- Barra antivuelco
- Tapizado de cuero
- Alfombras de cuero vacuno
- Estera
- Vidrios Solex

Galería de imágenes

Comentarios

Más en