lunes 2 de agosto de 2021
HISTORIA | 05-01-2021 09:00

SEAT, una marca con un particular acento español

Hoy es una de las varias marcas que engloba el grupo Volkswagen, pero en sus orígenes era una empresa completamente española, que inició sus actividades contratando a personal de otra gran automotriz, y con el apoyo de Fiat.

El 9 de mayo de 1950 se constituyó la Sociedad Española de Automóviles de Turismo S.A. (SEAT). Algo más de tres años después, el 5 de junio de 1953, se inauguraron las instalaciones en la zona franca de Barcelona, mientras que el 13 de noviembre de ese mismo año salió de la línea de montaje el primer automóvil producido por la firma, un SEAT 1400, que no era otro que el Fiat 1400 producido bajo licencia.  

Clásico / SEAT CUMPLE 70 AÑOS
SEAT Ronda

Para la fabricación de este modelo, la novel empresa recurrió a personal de la antigua Hispano-Suiza. El 1400 español tuvo cuatro generaciones (1400, 1400A, 1400B y 1400C); las tres primeras utilizaban la misma carrocería del modelo italiano que lucía el conocido estilo pontón tan popular en los cincuenta, mientras que la última, presentada en 1960, recurrió a una carrocería completamente nueva y más moderna: la de los Fiat 1800/2100.    

SEAT y el exitoso 600

El 27 de junio de 1957 comenzó la producción de otro modelo Fiat bajo licencia, el 600, que rápidamente se convirtió en un éxito rotundo y, consecuentemente, en el artífice de la motorización masiva en España.

Clásico / SEAT CUMPLE 70 AÑOS
SEAT Fura

El “Pelotilla”, como se lo apodaba comúnmente, tuvo cuatro generaciones: N o Normal (1957-1963), que utilizaba el motor de 633 cm³; el D (1963-1970); el E (1969-1973) y el L (1972-1973), todos con el motor de 767 cm³.  

En 1963, SEAT lanzó una versión del 600 con carrocería cuatro puertas, denominada SEAT 800; estaba desarrollada exclusivamente por la marca y su carrocería contaba con 18 cm más de entre ejes, que le permitían sumar dos pequeñas puertas posteriores.

Ese mismo año, el SEAT 1500 sustituyó al 1400. Era una evolución del 1400, que mantenía su silueta y modificaba algunos aspectos para hacerlo más suntuoso, pero era bastante diferente al 1500 que fabricaba Fiat.  
 

Clásico / SEAT CUMPLE 70 AÑOS
El "Pelotillas" como lo apdaban los españoles al 600 fue un éxito total: se fabricaron 794.000 unidades.

Dos años después, la firma comenzó a exportar unidades a Colombia. En 1966, SEAT lanzó el 850 (popularmente conocido como “ocho y medio”) para reemplazar al 600. Era el mismo auto que Fiat ofrecía en Italia desde 1964, con el motor de 843 cm³. Tuvo varias carrocerías: sedán de dos y cuatro puertas, y las deportivas Coupé, Sport Coupé y Sport Spider.  

En 1968, SEAT alcanzó el millón de unidades producidas y lanzó el modelo 124, basado en su homónimo de la marca turinesa, que acababa de consagrarse como Auto del Año en Europa. En principio se ofreció con carrocería sedán de cuatro puertas, para luego sumarse la rural de cinco y una versión deportiva de dos puertas con carrocería diseñada por Mario Boano.

El 124 dio paso al 1430, que mantenía la carrocería y cambiaba faros, paragolpes y demás elementos ornamentales.  En 1972, el fabricante español lanzó el moderno 127 en reemplazo del 850, y al año siguiente el lujoso 132, para reemplazar al 1500.

Clásico / SEAT CUMPLE 70 AÑOS
El auto 1.000.000 fue un ejemplar del recién lanzado 124, en 1968.

El 127 era el primer SEAT con tracción delantera y se ofrecía con varias siluetas: dos, tres, cuatro y cinco puertas. En 1974, tomando la base del 850, la empresa lanzó el 133 como sustituto del querido 600. Este modelo también se vendió en otros mercados europeos, aunque bajo la marca Fiat. Para 1976 salió de la línea de montaje la unidad tres millones, un SEAT 127 de cuatro puertas.  

En 1981, el SEAT 127 recibió cambios estéticos importantes y pasó a llamarse SEAT Fura; estaba basado en el Fiat 127 Terza Serie. La licencia con el gigante italiano estaba a punto de caducar, y SEAT comenzó a buscar otro socio. Sin embargo, para 1982 se presentó el Ronda, que no era otro que el Fiat Ritmo, con leves cambios estéticos que lo hacían ver menos futurista.  

Clásico / SEAT CUMPLE 70 AÑOS
Un conocido por los argentinos, el 133 desarrollado por SEAT.

Cambio de manos

El 30 de septiembre de 1982, SEAT y el Grupo Volkswagen firmaron acuerdos de cooperación industrial y comercial que posibilitaron la llegada del SEAT Ibiza en 1984.

Con diseño de Giorgetto Giugiaro, el Ibiza se mantenía firme frente a los cánones estilísticas de esos años: líneas rectas, grandes superficies acristaladas y frontal en cuña. El motor tetracilíndrico de 1.5 litro fue desarrollado por Porsche y contaba con interesantes 87 CV.  

Clásico / SEAT CUMPLE 70 AÑOS
El Catorce Treinta, como se lo conoció, era una derivación del 124 Special.

Un año después se presentó el SEAT Málaga, un sedán que partía de la plataforma Ibiza y utilizaba sus partes mecánicas, pero su estética estaba más emparentada con el Fiat Regata.

Durante la primera mitad de 1986, el poderoso conglomerado alemán adquirió el 51 por ciento de las acciones de SEAT, y, hacia fines de año, compró otro 24%, llegando así al 75 por ciento.

Si bien las relaciones con la firma italiana estaban terminadas, la marca necesitaba un auto de entrada de gama y posó la mirada en el Fiat Panda, que era un éxito desde 1980. El modelo español, denominado SEAT Marbella, lucía un cambio en el frontal para estar al día, mientras que el motor utilizado era el de la gama SEAT 127, de 903 cm³.

Clásico / SEAT CUMPLE 70 AÑOS
SEAT 850

A su vez, estaba más equipado que el producto de Fiat, pero mantenía sin alteración las cualidades de auto económico y sencillo con las que había nacido en el tablero de Giugiaro.

Al año siguiente se formó SEAT Sport, la división deportiva de la marca, cuyo primer desarrollo fue un prototipo de Rally Raid que utilizaría la estética del Ibiza. En 1989 comenzó la construcción de la planta de Martorell, mientras Volkswagen compraba el paquete accionario que restaba y se quedaba con el 99,99 por ciento de la firma hispana.    

SEAT Toledo, el primero de la nueva era

En el Salón del Automóvil de Barcelona de 1991 vio la luz el primer modelo completamente desarrollado dentro del Grupo Volkswagen: el SEAT Toledo, un sedán con portón trasero que recurría a la utilización de varias partes mecánicas derivadas de otros modelos de la firma alemana.

El 22 de febrero de 1993, el rey Juan Carlos I inauguró la fábrica de Martorell, donde comenzó la producción del Ibiza de segunda generación y del nuevo Córdoba, un sedán que tomaba la estética frontal del Ibiza II, pero cambiaba desde el pilar B hacia atrás.

Clásico / SEAT CUMPLE 70 AÑOS
Una de las plantas de SEAT en pleno auge de producción del 600.

Este modelo sirvió de base para que Volkswagen renovara el Polo un año después, compartiendo gran cantidad de piezas, incluidocasi todo el estampado de la carrocería.   El 26 de septiembre de 1995, el Príncipe de Asturias condujo fuera de la línea de montaje de Martorell el vehículo SEAT diez millones.

El fabricante español continuó lanzando nuevos modelos, ampliando su presencia en otros segmentos: el monovolumen Alhambra, el citadino Arosa y la rural Córdoba Vario. En 1999, SEAT recibió una nueva identidad conjuntamente con la llegada del exitoso León.

Clásico / SEAT CUMPLE 70 AÑOS
SEAT Córdoba, una deribación del Ibiza.

Actualmente,cuenta con más de 14.500 empleados, tres centros de producción en España (en donde se producen los modelos Ibiza, León y Arona), en tanto fabrica los Ateca y Toledo en República Checa, el Alhambra en Portugal, el Mii (eléctrico) en Eslovaquia, y el Tarraco en Alemania. 

at Por Gustavo Piersanti

Galería de imágenes

Comentarios

Más en