martes 3 de agosto de 2021
HISTORIA | 25-08-2020 08:04

Ingenio a la mexicana: así es el VW Escarabajo de boda más original

El Wedding Beetle o Vocho nupcial, como podría denominarse en el país del Chavo, fue construido en 1968. Conocé la historia de esta obra de arte sobre ruedas.

En numerosos casamientos, los Volkswagen Escarabajo fueron utilizados para transportar a los novios. Muchos de estos simpáticos autos se acondicionaron para una ocasión tan especial, pero sin lugar a dudas ninguno superó en originalidad al Wedding Beetle, obra de Rafael Esparza-Prieto.

La historia de este singular "Vocho de Boda" comenzó en 1968, cuando este talentoso talentoso soldador y herrero que trabajaba en un local de repuestos de automóviles de la Ciudad de México, accedió al pedido de su jefe: crear una carrocería de Escarabajo única en su tipo con el fin de exhibir y atraer nuevos clientes.

Tomando un Beetle como base, Esparza-Prieto construyó el armazón del automóvil con hierro forjado pintado de blanco y lo decoró artesanalmente con motivos florales y remolinos. El dueño del negocio quedó tan impresionado con su trabajo que decidió exhibirlo en una plataforma giratoria afuera de la tienda, donde inmediatamente llamó la atención de los transeúntes, así como de los ejecutivos de la automotriz alemana en la nueva planta de Puebla.

Ingenio a la mexicana: así es el Escarabajo de boda más original

Tanto le gustó a Volkswagen la creación de Esparza-Prieto, que le encargó la construcción de dos unidades más antes de los Juegos Olímpicos de 1968 en México, ambas manejables. Al no contar con una carrocería convencional, el conductor, los pasajeros y el público en general podían apreciar la mecánica simple del modelo.

Según rememora la compañía, atletas, artesanos y entusiastas de los automóviles de todo el mundo admiraban el motor de cuatro cilindros y 1.5 litros refrigerado por aire del vehículo, que entregaba una potencia de hasta 53 caballos. Dada la popularidad en los juegos, VW le pidió a Esparza-Prieto que construyera 20 ejemplares adicionales para exponer en diferentes concesionarios de todo el mundo.

Con su particular diseño, estos autos de metal blanco evocaban imágenes del carruaje tirado por caballos de Cenicienta. Como se prestaron a parejas felices para su gran acontecimiento, el automóvil adoptó el nombre de Wedding Beetle o Vocho de Boda.

Después de emigrar a California, Esparza-Prieto armó dos unidades más por su cuenta. Junto con su primera creación, se estima que hay 23 Escarabajos nupciales en total. Desde entonces, varios otros soldadores imitaron su trabajo y construyeron sus propias versiones de hierro forjado del automóvil utilizando distintos colores y patrones.

Galería de imágenes

Comentarios

Más en