martes 11 de agosto de 2020
HISTORIA | 16-07-2020 08:07

Cómo cambiaron las cabinas de los camiones de Mercedes en 60 años

A lo largo de las últimas seis décadas hubo una importante evolución del habitáculo en este tipo de vehículos. Mirá las imágenes de los tableros y volantes de los distintos pesados de Mercedes-Benz.

A lo largo de los años, el puesto de conducción de los camioneros cambió notablemente. Basta con mirar la fotogalería para apreciar la increíble transformación tecnológica de los volantes y paneles de instrumentos de las diferentes series de modelos de camiones de Mercedes-Benz.

Las primeras cabinas de los vehículos pesados con un capó corto de hace más de 60 años, construidos por la marca alemana desde 1958 hasta la década de 1990, todavía hoy son recordados por su robustez. Estos se caracterizaban por un tablero de chapa pintado, un enorme pero delgado volante de baquelita, una variedad de interruptores diferentes y hasta un cenicero.

La intención de lograr una mayor funcionalidad y claridad en beneficio de los conductores se pudo observar en los llamados Leichte Klasse (clase liviana) o LK, modelo de camión con cabina sobre el motor. Este antecesor del Atego se fabricó entre 1984 y 1998.

Algo típico de los modelos de la década de 1980 son los tonos marrones, la modesta cantidad de interruptores y las funciones y luces de advertencia ubicadas en el borde superior del tablero de instrumentos.

La modernización importante se dio a partir de la segunda generación del Mercedes-Benz Actros que se produjo entre 2003 y 2008. El volante albergaba el airbag del conductor y la ergonomía de su lugar de trabajo fue llevada a un nivel totalmente nuevo. Asientos, volante, interruptores: numerosos elementos ya se podían configurar individualmente. El tablero casi envuelve al conductor, de manera tal que la gran cantidad de controles siempre estaban a su alcance. Incluso el concepto de pantalla había recorrido un largo camino, con la incorporación de la primera pantalla central digital que mostraba cosas como la marcha seleccionada y las visualizaciones de los sistemas de asistencia que estaban funcionando.

La cabina casi totalmente digital llegó en 2018 como la primera del mundo en un camión. El Multimedia Cockpit se lanzó en la quinta generación del Actros. Dos pantallas de alta resolución sustituyen el panel de instrumentos clásico. Configurada individualmente por el conductor, la pantalla central presenta gráficos claros y además muestra el funcionamiento de los sistemas de asistencia, como Active Drive Assist y Predictive Powertrain Control. La pantalla secundaria es una pantalla táctil y se puede operar como un smartphone, al tiempo que los botones de acceso rápido aumentan la funcionalidad del sistema. Asimismo, el volante multifunción se convirtió en una especie de centralita. Como si esto fuera poco, el vehículo cuenta con el sistema Mirror Cam, cuyas cámaras reemplazan a los espejos retrovisores exteriores.

El Multimedia Cockpit ahora también forma una interfaz con el mundo exterior: las aplicaciones ayudan al conductor a cumplir con sus tareas de transporte. Al mismo tiempo, el camión está conectado permanentemente con la nube a través del Truck Data Center (centro de datos de camiones), que al mismo tiempo forma la base técnica para soluciones de conectividad como Fleetboard (sistema de conexión inteligente en red de los conductores, la flota y los pedidos) y Mercedes-Benz Uptime (conexión inteligente en red entre el vehículo, el taller autorizado y la empresa de transporte).

.

Galería de imágenes

Comentarios

Más en