jueves 24 de junio de 2021
NOVEDADES | 16-05-2019 13:36

Aseguran que para 2040 el 57 por ciento de los autos nuevos serán eléctricos

El dato surge de un informe publicado por Bloomberg New Energy Finance en el que, además, indican que para ese año las ventas mundiales de autos convencionales caerá rotundamente.

El avance de los autos eléctricos no se detiene. Es un camino raro, una solución tecnológica que fue presentada como “la única verdad” para resolver los problemas medioambientales, aunque siguen apareciendo voces en contra, muchas de las cuales aseguran que para producir un auto eléctrico se contamina más que lo que lo hace un auto de propulsión convencional en toda su vida útil (VER NOTA).

autos-electricos-en-argentina-7

No obstante, el de los autos eléctricos es, por lo menos hasta el momento que escribimos estas líneas, un triunfo asegurado. Tanto es así que medios especializados dan cuenta de ese éxito. En un informe recientemente publicado Bloomberg New Energy Finance (BNEF) asegura que para 2040, los autos eléctricos podrían representar el 57 por ciento del total de las ventas globales de autos de pasajeros. Este incremento representa una suba del dos por ciento respecto de la misma proyección realizada el año pasado, pero agrega otro dato: en un plazo cercano las ventas de vehículos eléctricos representarán un porcentaje similar de las unidades comerciales livianas en China, Estados Unidos y Europa.

Según el informe, las ventas mundiales de vehículos eléctricos aumentarán, pasando de los dos millones el año pasado a 56 millones para 2040. En ese incremento habrá perdedores, los vehículos con motor convencional: según BNEF sus ventas bajarán de los 85 millones del año pasado a sólo 42 millones en todo el mundo para 2040.

 Autos eléctricos: ¿podrían invadir la Argentina?

Claro que para que esto sucede quedan muchas piezas que agregar al rompecabezas. La primera es la baja en el costo del desarrollo de las baterías y su precio de venta, considerando las mejoras en las capacidades y rendimiento de los nuevos acumuladores.

Estas mejoras redundan en el precio final de los autos eléctricos que, cada vez más, se acercan a los valores de venta de los modelos con motor a combustión. Si la tendencia sigue su camino, para el año que viene esas diferencias podrían desaparecer, por lo menos en el mercado global.

Mientras tanto, en Argentina los autos eléctricos siguen siendo una rareza. Se ofrecen pocos modelos y las condiciones de uso para quienes los adquieren no son las mejores: infraestructura eléctrica deteriorada, falta de estaciones de recarga, falta de información sobre mantenimiento y reciclado de las baterías, tarifazos para el suministro y, especialmente, precios de venta exageradamente elevados.

Galería de imágenes

Walter Togneri

Walter Togneri

Comentarios

Más en