jueves 2 de abril de 2020
NOVEDADES | 28-02-2020 07:45

Cómo es Ami, el auto más pequeño de Citroën

El nuevo modelo ultracompacto eléctrico lanzado por la marca francesa mide apenas 2,41 metros de largo y ofrece una capacidad para dos personas.

Con el Ami One Concept develado en el Salón de Ginebra en marzo de 2019, Citroën presentó su idea de un automóvil accesible al público y que reúna las condiciones necesarias para afrontar los desafíos de movilidad impuestas por las grandes ciudades. A poco de cumplirse un año de ese evento, la marca francesa lanzó el Ami, un modelo ultracompacto eléctrico de dos plazas derivado directo del mencionado prototipo.

El pequeño vehículo de 2,41 metros de largo, 1,39 m de ancho (sin espejos), 1,52 m de alto y 485 kilogramos de peso, promete agilidad en la vida cotidiana, así como una gran facilidad de estacionamiento, gracias a su radio de giro ideal (7,2 m). Capaz de alcanzar los 45 km/h de velocidad máxima, ofrece una marcha suave debido a la ausencia del embrague y la aceleración instantánea en el arranque (par disponible inmediatamente gracias al motor eléctrico).

Ami se beneficia de una autonomía de hasta 70 kilómetros, una distancia muy por encima del recorrido promedio diario de los viajes urbanos y suburbanos. La recarga de su batería de iones de litio de 5,5 kWh, ubicada plana debajo del piso, se realiza con facilidad. Una vez que el cable está conectado, 3 horas son suficientes para una carga completa en un enchufe convencional de 220 V.

En el habitáculo, los dos asientos simétricos se encuentran en una posición escalonada, para brindarles espacio y comodidad en los movimientos a cada uno de los ocupantes, tanto a nivel de los hombros como en cuanto a las piernas o la cabeza. La sensación de espacio interior se amplifica por la luminosidad que traen consigo las grandes superficies de vidrio (parabrisas, ventanas laterales y ventana trasera) y el techo panorámico estándar. Los múltiples huecos para guardar objetos contribuyen a facilitar la vida a bordo.

Por otra parte, Ami ofrece una altura desde el suelo y una posición de conducción que le permite al conductor tener una buena visibilidad para viajar confortablemente y a su vez sentirse protegido, al mismo nivel que los otros vehículos en la calle.

Otra de las características distintivas del nuevo modelo es la posibilidad de personalizarlo con distintos colores, elementos decorativos y accesorios, ya sea por dentro o por fuera.

Al tratarse de un cuatriciclo ligero, ya que está encuadrado dentro de la categoría A (motores de menos de 50 cm3), en Francia se lo puede manejar a partir de 14 años, con la única condición de haber superado el examen de idoneidad.

Para sentarse al volante en uno de estos autos no necesariamente se requiere comprarlo (su precio en Francia parte de los 6.000 euros con impuestos incluidos y bono ecológico de 900 euros ya descontado), ya que dispone de alternativas como carsharing a través de Free2Move o mediante un alquiler de larga duración por 19,99 euros por mes.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios