miércoles 3 de marzo de 2021
NOVEDADES | 27-04-2020 14:40

Feliz cumpleaños león: conocé la historia del logo de Peugeot

La marca gala celebra un nuevo aniversario de su ícono insignia. El 27 de abril de 1850 se aplicó por primera vez en su historia.

El logo de Peugeot es uno de los más característicos del mundo, pero a pesar de ser registrado en 1858 por Émile Peugeot en el Conservatorio Imperial de Artes y Oficios de Francia, el famoso león hizo su primera aparición en el año 1850, en la hoja de una sierra fabricada por el orfebre Justin Blazer. El motivo de su elección representó las tres características principales de los productos fabricados por la empresa francesa, es decir, la flexibilidad de la columna vertebral del león, que se compara con la de la cuchilla; la velocidad de esta última en el corte se asimila al golpe del animal; y los dientes afilados representan la resistencia de los productos.

A finales de los años cuarenta del siglo XIX, el sector metalúrgico y, por ende, las empresas Peugeot estaban en pleno desarrollo, y cada año se añadían nuevos productos en las diferentes divisiones de la marca. En esta primera fase de la marca gala como sociedad anónima, se concentró la producción en las tres líneas principales de desarrollo desde la fundación de la matriz Peugeot Fréres: sierras, cuchillas y herramientas. Dentro de estos tres hilos se encontraban una amplia gama de objetos que se siguen produciendo hasta nuestros días: desde un simple producto terminado de fundición hasta una herramienta completa con mangos de madera (o eléctrica sin cables, como es la tendencia actual).

En aquella época, se asignó al orfebre Justin Blazer el diseño de un logotipo que unificase todas las divisiones de la compañía. Aunque no fuese la tarea específica de un orfebre, la necesidad de que dicho logotipo apareciese en uno de los productos Peugeot de esa época, eminentemente siderúrgicos, hizo de esta necesidad el requisito imprescindible para encargar a este artesano tan importante labor. Tras varios procesos anteriores, el símbolo del león aparecería por primera vez en 1847, pero no se aplicaría hasta tres años más tarde, en la hoja de una sierra.

El león de Peugeot

Peugeot 504
Leé también
El elegido de Macri

La intención que se quería transmitir con este nuevo logo era doble: crear una marca que certificase su producción y, al mismo tiempo, permitiese ser identificada por esa parte de la población que aún no sabía leer y escribir. En 1872, apareció en todas las herramientas de Peugeot y, posteriormente, se fue implantando en otros productos de la marca como molinillos (1881), bicicletas (1882) y motos (1898).

Curiosamente el primer automóvil fabricado por la firma francesa, el Type 2 (1889), no lució el león en el sector frontal. Tuvo que esperar hasta 1905 para ver esta circunstancia, utilizando un logotipo del león sobre una flecha. En 1923, los escultores Marx y Baudichon dieron un paso más. Siguiendo los patrones artísticos de la época, el emblema pasó a ser tridimensional y funcionaba como tapón para el radiador de los Peugeot, con dos versiones: el león dispuesto a saltar, y el león rugiendo.

En los años 30', la marca adoptó una estética más aristocrática, común en todos los vehículos por aquel entonces, símbolo del desarrollo industrial como elemento diferenciador entre clases sociales. La cabeza del león con las fauces abiertas coronaba la calandra de modelos míticos como el 301, 401 y 601. El mismo emblema, pero más estilizado, seguiría siendo el patrón normal en los modelos de los años 40', destacando al Peugeot 402, el automóvil que cambiaría la historia de la marca, y que recibió el nombre popular de ‘el cohete de Sochaux’, ciudad francesa donde se ubicó la primera factoría de la compañía para la fabricación casi en exclusiva de vehículos.

En 1948, el logo de Peugeot adoptó un estilo heráldico y, por primera vez, mostraba el león apoyado sobre sus dos patas, con un estilo parecido al actual. Además, en modelos como el 203, el bisabuelo del 208, el emblema se pudo ver por primera vez en el volante, manteniéndose hasta la década de los 60', cuando se volvió a modificar.

Con la llegada de Pininfarina, y aparecieron modelo más modernos como el 404, con un nuevo logo del león más imponente y con la melena al viento. En un momento de libertad cultural en la práctica totalidad de Europa, imperaba el movimiento ‘hippie’, y así fue como apareció la inscripción de Peugeot junto al león en tonos dorados. Ya en 1968, con la gran sedán de la marca,  el 504, este león tan brioso se dejó de “encorsetar” en el característico marco que le había acompañado durante décadas.

Fue un período de trazos más minimalistas y depurados, quitando elementos superfluos hasta desembocar en lo que se ha conocido como el ‘león de alambre’, una figura delineada que, desde 1975, ha liderado los frontales de modelos como el Peugeot 604, el 306 o, sobre todo, el 205, icono de la década de los 80'.

Las siguientes revisiones del emblema de la marca francesa fueron en 1998 y en 2010, con líneas más limpias y redondas, creando formas y texturas con relieves metálicos dando la sensación de firmeza y solidez, paradigmas de la marca francesa en sus modelos actuales.

Hoy, 170 años más tarde, el león representa el orgullo de una marca con una historia de 210 años que ha innovado profundamente en todos los sectores en los que se ha abierto paso a lo largo de los años, tanto a nivel estilístico como tecnológico, siempre con gran atención a la excelencia.

Galería de imágenes

Comentarios

Más en