domingo 17 de noviembre de 2019
NOVEDADES | 13-06-2019 18:04

Ian Callum, el diseñador estrella de Jaguar, dice adiós

Fue jefe de diseño de la marca inglesa durante veinte años, dos décadas en las que creó modelos encantadores. Un recorrido por algunos de sus productos más emblemáticos.

Las marcas más encumbradas del universo automotor no llegaron a los primeros lugares de la preferencia del público por casualidad. Cada una de ellas encuentra como responsable de esa posición a uno o varios de sus modelos, unidades que, por diferentes motivos, han superado en varios aspectos a sus rivales. Uno de esos puntos diferenciales es, nadie lo duda, el diseño. Y detrás de cada una de esas líneas que marca el estilo hay un responsable, un jefe de Diseño.
Jaguar es una de esas marcas, compañía británica que logró volver a la notoriedad de la mano de Ian Callum. Este destacado estilista inglés fue quien encabezó la actualización de los modelos de la casa de Coventry y quien aportó ese toque de modernidad en la estética de una compañía automovilística que se ha caracterizado históricamente por la elegancia de sus productos.
Ahora, Callum deja el puesto al que llegó luego de pasar por otras compañías, como Ford, por ejemplo. Con 64 años de edad decidió jubilarse dejando tras de sí una vasta lista de modelos de todos los segmentos.
A modo de homenaje, hacemos aquí un recorrido por algunas de las creaciones más notables de este genial diseñador inglés.

Ford RS 200

Ian Callum, el diseñador estrella de Jaguar, dice adiós
Ian Callum comenzó su carrera en Ford en 1979 y fue el número uno de Ghia. Participó en el desarrollo de varios modelos (Fiesta y Mondeo, por ejemplo), pero una de sus creaciones más destacadas fue el RS 200, una suerte de versión de calle de un auto del Grupo B de rally, del cual se produjeron solo doscientas unidades.

Ford Escort RS Cosworth

Ian Callum, el diseñador estrella de Jaguar, dice adiós
Otros de sus trabajos estelares en la casa del óvalo que sigue los pasos del RS 200. Este Escort derivado del modelo de carreras del Grupo A, utilizaba un motor naftero turbo de 225 CV con tracción integral, solución mecánica que obligó a reforzar el chasis. Llama la atención el enorme alerón.

Aston Martin DB7

Ian Callum, el diseñador estrella de Jaguar, dice adiós
En la década de 1990 Callum trabaja en productos de las marcas que en ese momento formaban parte del grupo Ford. Desde TWR Design trabaja en el Aston Martin DB7, modelo con el cual Callum salta a la fama. La “elegancia deportiva” de este modelo será un estigma que lo acompañará siempre.

Aston Martin Vanquish

Ian Callum, el diseñador estrella de Jaguar, dice adiós
La primera generación de este modelo es considerada como uno de los autos más bellos de la historia de la marca británica. Creado siguiendo los conceptos aplicados en el DB7,  el Vanquish apuntaló su fama gracias a las apariciones en las películas del James Bond. Utiliza un motor V12. 

Nissan R390

Ian Callum, el diseñador estrella de Jaguar, dice adiós
A través de TWR Ian Callum aportó su talento en marcas de las más variadas, entre ellas Volvo y Mazda (que formaron parte del grupo Ford), y también en Nissan. Para esta última creó el R390, prototipo desarrollado para competir en Las 24 Horas de Le Mans. Solo se fabricaron dos ejemplares.

Jaguar XK

Ian Callum, el diseñador estrella de Jaguar, dice adiós
1999 marca un punto de inflexión en la carrera de Ian Callum. Su trabajo se vuelca completamente  a los diseños de Jaguar, en donde encara la misión de actualizar el estilo de la tradicional marca inglesa, todavía bajo la órbita de Ford. De esa gestión nacen todos los modelos que afianzaron la fama de este creador. Entre ellos, las actualizaciones de S-Type, X-Type, y XJ.

Jaguar C-X75

Ian Callum, el diseñador estrella de Jaguar, dice adiós
En los últimos años la carpeta de Callum se completó con unidades que responden a las exigencias de la modernidad. Entre ellos podemos mencionar productos tales como, por ejemplo, XE y XF, pero también F-Pace (el primer SUV de la marca) y I-Pace, modelo de propulsión eléctrica.  El más llamativo es , sin embrago, el C-X75, un prototipo revolucionario que, aunque no llegó a la producción, sí acarició la fama en el filme Spectre de James Bond.

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario