martes 18 de mayo de 2021
CLáSICOS | 07-06-2020 12:23

Así probábamos al Ford Ecosport

Recordamos al clásico SUV compacto del óvalo en su primera generación. La prueba de manejo, correspondiente a la edición de marzo de 2003 de Revista Parabrisas, fue realizada en Brasil de forma exclusiva.

Con la plataforma del Fiesta, Ford concibió este original económico y pequeño Sport Utility fabricado en Brasil. Parabrisas viajó al Amazonas para tener con él un primer contacto exclusivo, antes de su llegada al país a fines de junio.

Que cinco personas viajen por todo tipo de caminos con equipaje y en un habitáculo lleno de soluciones prácticas dejó de ser un problema hace tiempo. El concepto de Sport Utility revolucionó el mercado, se convirtió en la mejor respuesta a estas necesidades, y hacia mediados de los '90 escaló muchos puestos en el ranking de ventas. Por eso, ningún fabricante quiso quedarse atrás y, en la actualidad, todos cuentan con un representante en este disputado segmento.

Pero algunos, como en el caso de Ford, decidieron continuar explorando y desarrollaron un producto para que la mayoría de la gente del óvalo pudiera sentarse en la elevada butaca y así "sentirse libre". De este concepto nació el EcoSport, nada menos que un SUV pequeño que utiliza la plataforma del Fiesta y que se acaba de lanzar en Brasil con una agresiva política de precios. Al EcoSport ya se lo había catalogado como una de las estrellas del pasado Salón de San Pablo, pero fue muy celosa de su exhibición, ya que apenas se lo pudo observar por fuera. 

Ford Ecosport

Este vehículo inaugura un nuevo segmento. Es uno de los resultados del proyecto denominado Amazon, que demandó una inversión superior a los 1.500 millones de dólares. Se lo fabrica exclusivamente en la nueva planta que la marca posee en Camaçarí (Bahía), junto con el Fiesta, y las previsiones son optimistas: pensado y diseñado para ganar, en principio, 1 o 2 puntos de la participación de la marca en el mercado brasileño.

El nicho al que apunta este pequeño SUV todavía no fue explorado, lo que significa un desafío muy grande. Una de las hipótesis del potencial comprador del nuevo Ford es que el tradicional usuario de vehículos familiares pequeños bien equipados, o el de modernos medianos, encuentre en el EcoSport una alternativa muy válida.  

Imagen juvenil

El estilo fue creado en Dearborn (Estados Unidos), la carrocería y el conjunto motriz proyectados en Inglaterra, Alemania y Japón, y los ensayos realizados en Brasil, otros países de América del Sur, Norteamérica y Europa. El resultado es un SUV compacto con imagen juvenil y líneas marcadas y funcionales. Se destaca por su amplia superficie vidriada (el parabrisas tiene 45% más de superficie que una Ranger), su elevada altura (1.679 mm) y un fuerte atractivo. Según algunos sondeos realizados por Ford, el público femenino será uno de los compradores importantes del nuevo modelo. Visto de atrás, llama la atención que la rueda de auxilio se aloje en el portón de apertura lateral: es el único modelo de Ford en el mundo que adopta esta solución.

Ford Ecosport

En lo que se refiere a su diseño interior, el EcoSport es muy parecido al Fiesta, y no difiere en nada en lo que concierne al panel central, el tablero de instrumentos y los comandos de ventilación y levantavidrios eléctricos. Pero, en materia de espacio, ofrece mayor lugar para todos los ocupantes. La posición de manejo es elevada y la butaca, junto con el volante, se pueden regular en altura. Esto permite disfrutar de un generoso campo visual. Atrás hay lugar para que viajen tres pasajeros, aunque la plaza central se ve un poco comprometida por el túnel de transmisión. El espacio de cargas es un poco justo (296 dm3), pero al abatir los respaldos traseros, es posible ampliar su capacidad hasta 712 dm3.

Nuevo motor

La novedad más importante está dada por la adopción de un moderno cuatro cilindros naftero Duratec de 2.0 litros y 143 caballos a 6.000 rpm: el mismo que utiliza el Mondeo. Luego de recorrer algunos kilómetros por asfalto y caminos de tierra, el nuevo propulsor despertó un agradable entusiasmo. Entre las 2.500 y las 4.000 rpm emite un sonido peculiar que invade el habitáculo, y es rápido en materia de reacciones. Por razones de seguridad, la velocidad está limitada electrónicamente a 180 km/h, y, según el fabricante, la aceleración de 0 a 100 km/h es de 10,3 segundos.

Ford Ecosport

Este propulsor está acoplado a una nueva caja de velocidades denominada iB5, desarrollada especialmente para este modelo. Se caracteriza por tener las tres primeras marchas bien cortas, para sacarle mayor provecho al torque del motor. Los otros dos motores que llegarán son el 1.6 de 98 CV, y el 1.4 TDCi de 68 CV, similares a los que se ofrecen en el Fiesta. En Brasil también se comercializa la versión de 1.0 litro con Supercharger, que eroga 95 caballos.

Buen desempeño y seguridad

El EcoSport fue concebido para ser utilizado como un verdadero SUV. Sus ángulos característicos -28 de ataque,34 de salida- y una coherente capacidad de vadeo de 45 cm, le posibilitan incursionar sin problemas por caminos irregulares. El desepeje (200mm) es muy adecuado, y seguramente su reducido peso le permitirá, en versión 4x4, transitar con facilidad por la arena y los médanos.

En materia de seguridad, lo primero que transmite al volante es una marcada sensación de dominio, debido a su elevada altura y generoso campo visual. Las suspensiones brindan buen aplomo y una respetable estabilidad en curvas. La dirección, rápida y precisa (recuerda mucho al Fiesta) tiene un radio de giro reducido.

Ford Ecosport

El sistema de frenos fue diseñado para un exigente nivel de utilización. Está compuesto por discos delanteros ventilados con circuitos hidráulicos dobles divididos diagonalmente y tambores traseros. Las versiones más equipadas ofrecerán la opción de un sistema ABS. El rubro seguridad se complementa con airbags para conductor y acompañante, barras laterales de protección y habitáculo con deformación programada para impactos.

Precio clave

Durante la presentación, Ford anunció los precios de comercialización en Brasil, lo que da una pauta de su política. El modelo básico con motor 1.0 se venderá a partir de 31.190 reales, y el modelo full con motor de 2 litros, a 47.500 de la misma moneda. Teniendo en cuenta que el dólar cuesta en el vecino país un promedio de 3,60 reales, significa que es posible adquirir el nuevo modelo por menos de 10.000 dólares. Sin lugar a dudas, si esta política se aplica también en la Argentina, se está hablando de un valor muy atractivo considerando que la mayor parte de los Sport Utilities en nuestro país promedian el doble de ese valor.

Ford Ecosport

Galería de imágenes

Augusto Brugo Marcó

Augusto Brugo Marcó

Comentarios

Más en