jueves 2 de abril de 2020
HISTORIA | 24-03-2020 08:30

¿Por qué se relaciona al Ford Falcon con la dictadura?

El vehículo de mayor producción de nuestro país carga con la etiqueta de haber sido el preferido por las fuerzas de seguridad durante la última dictadura militar. Pero, ¿es eso cierto o se trata de una construcción social? Un repaso por su historia.

Curioso destino el del Ford Falcon. Pensado inicialmente como un modelo de transición y con una estadía no mayor a los tres o cuatro años en el mercado argentino, terminó convirtiéndose en uno de los autos más importantes de la historia de nuestra industria (sino el más importante), con 29 años de éxito ininterrumpido.

Historia del Ford Falcon - Dictadura Militar
Oficiales de policía a bordo de un patrullero Ford Falcon.

Fue el auto aspiracional por excelencia de aquellos tiempos. Su lujo, confort y bondades mecánicas supieron conquistar a generaciones que soñaron con llegar a él.

Sin embargo, el emblemático modelo de la marca del óvalo carga -en nuestro país- con el estigma de haber sido el vehículo más utilizado por los militares durante la última dictadura.

Así probaba Parabrisas el Ford Falcon en 1962

Son tantos los testimonios que dan cuenta del protagonismo del sedán de Ford como “auto oficial” en los operativos realizados por las Fuerzas Armadas en la denominada lucha contra la subversión, que en la memoria colectiva quedó grabada la imagen del Falcon, preferentemente de color verde (también los había grises y celestes metalizados), como un emblema del terror.

Historia del Ford Falcon - Dictadura Militar
Parte del staff de Parabrisas en 1965, preparando los elementos de medición para el test del Ford Falcon. 

No hay película que retrate episodios de esa época que no ponga en escena un Ford Falcon patrullando las calles para ilustrar el proceder de las fuerzas militares.

La coyuntura y diversas licitaciones ubicaron al modelo de Ford como el elegido del estado nacional para abastecer las dotaciones de diversos organismos de seguridad, que lo preferían por sobre el resto por sus cualidades: gran habitabilidad, robustez mecánica y un baúl amplio.

Historia del Ford Falcon - Dictadura Militar
El Ford Falcon fue protagonista de varias tapas de Parabrisas. Algunas publicidades de época.

Por esos tiempos, también se destacaron modelos como, por ejemplo, el Torino (VER TEST), la Chevy (VER TEST) o el Peugeot 504 (VER TEST), pero ninguno alcanzó la popularidad del sedán de Ford, que también fue utilizado como patrullero por las policías Federal y provinciales. 

El Falcon también tuvo sus días de gloria, traspasando las vidrieras de los concesionarios, alcanzando el podio en el Turismo Carretera, la categoría más popular de la Argentina: desde el primer título que “Pirín” Gradassi le dio en 1972, hasta el último logrado por Omar “Gurí” Martínez en 2015.

Historia del Ford Falcon - Dictadura Militar
Nostalgia: el 10 de septiembre de 1991 salió la última unidad de Ford Falcon de las líneas de montaje en la planta de General Pacheco.

La historia

El Ford Falcon se presentó oficialmente en nuestro país en febrero de 1962. Esa primera generación era ensamblada en la planta que Ford tenía en el barrio porteño de la Boca, en la calle Wenceslao Villafañe.

Sus componentes venían importados desde Estados Unidos y sólo algunos elementos eran de industria nacional, como los neumáticos, la batería y los tapizados.

Historia del Ford Falcon - Dictadura Militar
Una postal del test de Parabrisas en Mar del Plata junto a un lobo marino. 

Casi en simultáneo, y en una novedosa campaña de marketing, se empezó a emitir el programa “La Familia Falcón”, de Hugo Moser, que por supuesto tenía al Falcon como vehículo de una familia de clase media, pujante y trabajadora. Todas ideas que apuntaban a consolidar el espíritu del modelo.

A mediados de 1963 empieza la era realmente nacional del Falcon, con la fabricación del modelo en la flamante planta de General Pacheco (provincia de Buenos Aires), y con detalles estéticos claramente diferentes respecto del modelo inicial.

Historia del Ford Falcon - Dictadura Militar
Para todos los gustos: elegante, deportivo, pick-up y rural, las distintas facetas del Ford Falcon. 

Con esta generación llegaron también dos versiones que ayudaron a masificarlo: el Falcon Taxi y el Falcon Futura, lanzados en 1964 y 1965 respectivamente.

En ese mismo año, el Falcon fue por primera vez el auto más vendido en Argentina, superando al Rambler. A medida que se consolidaba en el mercado local, su imagen se alejaba cada vez más del Falcon americano, que ya era completamente distinto.

Historia del Ford Falcon - Dictadura Militar
Ford Falcon

Respecto de su origen, es conveniente aclarar que para el mercado americano se trataba de un auto compacto, pero para el parque argentino, el Falcon era un modelo de gran tamaño, más cerca de los segmentos de capacidad familiar. Se produjo en nuestro país hasta 1991, registrando una manufacturación superior a las 494 mil unidades.

Las versiones

La primera generación equipaba un motor naftero de seis cilindros en línea de 2,8 litros de cilindrada y 101 caballos de potencia.

En 1966, se agregó la versión Deluxe que se distinguía de la Standard por su equipamiento y ornamentación. La variante rural (con ventanilla trasera eléctrica) apareció en escena en 1968 con un desarrollo netamente argentino, y se vendió en versiones Deluxe y Futura.

Historia del Ford Falcon - Dictadura Militar
Luciano Benjamín Menéndez, uno de los represores más duros de la última dictadura bajándose de la parte trasera de un Ford Falcon.

Uno de los más buscados por los coleccionistas es, sin dudas el Sprint. Esta variante, la más deportiva del Falcon, se conoció en 1972: contaba con el motor 221 SP de 166 caballos y decoración exclusiva.

La llegada de la pick-up, mejor conocida como Ranchero, salió a la venta en 1973 y contaba contaba con la misma mecánica del Falcon convencional (101 CV), pero podía cargar 465 y 565 kg, según la versión. En la década de 1980 la versión Futura pasó a denominarse Ghia y hasta supo tener caja automática.

Recordamos también que desde 1964 Ford comercializó un Falcon Taxi que siguió evolucionando hasta el final de su producción en 1991.

Cabe destacar que las unidades más emparentadas con la dictadura militar fueron las que se comercializaron durante la década de 1970. Por supuesto, esta connotación histórica negativa, nada tiene que ver con la esencia del modelo que, en definitiva, fue uno de los más exitosos en la historia reciente del mercado automotor local.

Se podrán atribuir responsabilidades políticas o, en tal caso, históricas a algunos empresarios (hay varios que fueron juzgados), pero adjudicarle un signo negativo al modelo es poco menos que ridículo.

 

Alejandro Cortina

Alejandro Cortina

Comentarios