miércoles 22 de septiembre de 2021
NOVEDADES | 08-03-2020 15:20

Así probábamos al Chevrolet Meriva vs el Fiat Idea

Recordamos el comparativo entre dos de los monovolúmenes más exitosos. En aquella ocasión, la versión GLS del moño se enfrentó a la HLX de la marca italiana, más conocido como el duelo del año, en la edición de enero de 2006 de Revista Parabrisas.

La batalla de los monovolúmenes levanta temperatura, y el nuevo Idea desafía al Meriva que se mantiene firme como líder absoluto del segmento. Cada cual con su receta resuelve la necesidad del espacio interior. El Fiat gana por estilo y nivel de equipamiento, mientras el Chevrolet lo hace por performances, calidad, comportamiento y versatilidad. Dos propuestas muy coherentes en un nicho que toma mayor protagonismo.

Hasta hace poco Fiat y Chevrolet, dos marcas generalistas de prestigio mundial, tenían intereses en común mediante el intercambio de paquetes accionarios. Pero el romance terminó, y luego de una resonante separación sólo quedó en funcionamiento el complejo industrial Powertrain, que provee de motores y cajas de velocidades a productos de ambas marcas.

Este lazo todavía se conserva en varios autos, entre ellos el Chevrolet Meriva y el recientemente llegado Fiat Idea, dos modernos monovolúmenes compactos que utilizan mecánicas similares.

IDEA MERIVA

Al igual que el Meriva el modelo de Fiat se fabrica en Brasil, y la tendencia indica que los productos de este segmento serán fuertes protagonistas del mercado aunque acompañados, en menor medida, por el exitoso Honda Fit. Por otra parte, no hay que olvidar que a mitad de año Volkswagen se sumará con un modelo fabricado en la Argentina, el Fox Minivan que reafirma el interés por el segmento.

Hoy Chevrolet, con cinco versiones, dos motores nafteros y uno turbodiésel lidera cómodamente el mercado: el año pasado vendió un promedio de 600 Meriva por mes y para este año estiman aumentar levemente esa cifra. Por el lado de Fiat anuncian que venderán una media de 400 unidades, un volumen interesante si se considera que dispone de una sola motorización naftera. Hoy día, estos modelos son muy deseados y apreciados por el público ya que proponen una estética agradable, buen aprovechamiento del espacio interior, a la vez que proveen un comportamiento aceptable.

La batalla recién comienza y en este comparativo analizamos las versiones más equipadas de cada modelo: el Meriva GLS con motor 1.8 de 16 válvulas y 122 CV frente al Idea HLX 1.8 de 8 válvulas y 110 CV.

IDEA MERIVA

Diseño y aerodinámica

Ambos modelos cuentan con diseños modernos, y si se quiere simpáticos. El Fiat es un poco más actual y, a pesar de utilizar una plataforma que deriva del Palio, mantiene los mismos rasgos que el modelo italiano. Los dos apelan al capot lanzado, la cola corta y la cintura alta. Si se considera que el Meriva, con la plataforma del Corsa, carga con algunos años, resulta muy meritorio que seduzca con sus líneas, un poco más conservadoras que su rival. En el tamaño externo muestran algunas diferencias en donde el Chevrolet refleja que es un poco más grande a lo largo (111 mm), a lo ancho (20 mm, incluyendo espejos), pero también más bajo (67 mm) y con una mayor distancia entre ejes (120 mm). Estas características plantan un poco mejor al producto de Chevrolet a la vez que le confieren un comportamiento más dinámico.

En cuanto a la aerodinámica presentan coeficientes muy similares, y a pesar que el Idea es un poco más alto se mostró con menos ruidos de viento, tal vez debido a las ventanillas laminadas que favorecen la insonorización. También ofrecen mayor rigidez y resultan únicas en esta clase de vehículo.

IDEA MERIVA

Confort

Seguramente el espacio y el confort interior son los aspectos que más se ponderan en este tipo de vehículos. Tanto en el Fiat como en el Chevrolet el aprovechamiento del espacio es muy bueno. Ambos ofrecen posiciones de manejo elevadas, también disponen de reglaje en altura de las butacas, pero el Fiat aventaja con una columna de dirección capaz de variar en altura.

En líneas generales, son cómodos, el Idea tiene un asiento más mullido que, junto con las suspensiones, apunta a un buen confort de marcha. Pero, el asiento del Meriva cuenta con una mayor rigidez que con las horas y el correr de los kilómetros descansa mucho mejor la espalda y las piernas.

En las plazas traseras sucede algo muy parecido con la dureza y la comodidad de los asientos. El lugar para las piernas es muy coherente, pero a lo ancho son bastante estrechos, lo que significa que son ideales para que viajen dos adultos y un niño.

IDEA MERIVA

Al momento de aprovechar el espacio de cargas el modelo de Chevrolet aventaja por varios cuerpos al Fiat, ya que cuenta con el denominado Sistema Flex 5, una solución práctica e inteligente que permite plegar, deslizar y reclinar las butacas de múltiples maneras para sacarle el mayor provecho. El Fiat, en cambio, apela al tradicional método 1/3-2/3, que rebate los asientos en mitades, además de resultar más incómodo, deja a la vista los anclajes de los cinturones de seguridad y las poco cuidadas terminaciones de los asientos.

El modelo que se fabrica en Italia adopta un sistema muy diferente que permite deslizar el cojín y rebatir mejor los respaldos sin dejar los anclajes de los cinturones sueltos. La razón de las diferencias estriban en que el modelo brasileño utiliza una plataforma que deriva del Palio, mientras que el italiano se vale de la del Punto. En este sentido, afortunadamente, Chevrolet respeta la misma configuración que utiliza Opel en Alemania.

En cuanto a las capacidades, Fiat declara que el baúl puede alojar hasta 380 dm3 mientras que Chevrolet anuncia 360 dm3. En la práctica esa realidad no se percibe, ya que la boca de carga del Fiat tiene un escalón que no permite aprovechar muy bien el espacio. Por su parte, el Meriva tiene un acceso plano, y a la vez, ofrece mayor profundidad. También es más ancho y los buches de los pasarruedas no invaden tanto como el Idea que los hace en gran parte del sector. Con todas las butacas rebatidas el Chevrolet saca ventajas : posee 1.570 dm3 contra 1.500 dm3 del Idea.

IDEA MERIVA

Motor

En este aspecto el Meriva tiene la última palabra, ya que posee el motor más potente del segmento a nivel local. El cuatro cilindros de 1.800 cm3 con 16 válvulas eroga una potencia de 122 caballos y un torque de 17,3 kgm a 3.000 rpm. El Idea, en cambio, se vale del mismo propulsor pero con un tapa de 8 válvulas que le permite erogar 110 CV y un torque de 17,7 a 2.600 rpm.

Dadas las relaciones de caja más cortas del Fiat, este resulta un poco más elástico en quinta marcha, pues de 80 a 120 km/h demora 17,9 segundos contra 18,4 seg. del Chevrolet.

Pero en cuanto a la velocidad máxima saca claras ventajas el Meriva, alcanza 180,9 km/h contra 172,9 km/h del Fiat. También en la aceleración y con 100 kg más vuelve a ganar el Meriva con 11,8 segundos para alcanzar los 100 km/h frente a los 12,2 del Idea. Finalmente, en los rendimientos están muy parejos ninguno de los dos es muy satisfactorio, como tampoco sus autonomías, pero el Fiat saca una leve ventaja: con un litro de especial recorre 11.9 kilómetros frente a 11,6 del Chevrolet. Los dos propulsores muestran buena respuestas a bajos regímenes, pero al Idea se lo nota un poco más ágil para el tránsito urbano.

IDEA MERIVA

Equipamiento

Para la prueba evaluamos las dos versiones más equipadas que se ofrecen. El Chevrolet, denominado GLS supera al Idea por disponer, entre otras cosas de: sistema modular Flex 5, frenos de disco en las cuatro ruedas, regulación interna de altura de faros, luz antiniebla trasera, pasacasete y cargador para 6 discos, cenicero, cierre remoto de ventanillas, toma de 12v y mesitas con posavasos en los respaldos traseros. Por su parte, el Fiat tiene varias cosas que no ofrece el Meriva como, por ejemplo, techo solar eléctrico, computadora de a bordo, apoyabrazos para la butaca del conductor, sensor de estacionamiento, sensor de lluvia, espejo retrovisor electrocrómico, ventanillas laminadas y la columna de dirección regulable en altura.

Además, ambos disponen de frenos con ABS, aire acondicionado, dirección asistida, cuatro levantavidrios y espejos eléctricos. Los instrumentales y los paneles centrales reproducen, en parte, el estilo del Corsa, en el caso del Chevrolet; y el del Palio, en el caso del Fiat. En líneas generales son claros y fáciles de leer, el Meriva agrega un display en el panel central que refleja las funciones de la radio, la fecha y la temperatura, entre otras cosas. En el Fiat, en cambio, ese display es más pequeño y se integra al tablero de instrumentos donde también se pueden leer las funciones de la computadora. La calidad de materiales se percibe mejor en el Meriva, sobre todo al abrir el baúl, mucho más prolijo que el Fiat.

IDEA MERIVA

Suspensiones

Aquí encontramos dos fórmulas diferentes. El Meriva ofrece firmeza y rigidez estructural, junto con la armonía entre resortes y amortiguadores que le permiten transitar sin vicios y con tracción total en cualquier tipo de curvas con una estabilidad direccional muy buena. Su comportamiento es casi neutro y el rolido mucho más acotado que su rival. La dirección es de respuesta adecuada
y con una asistencia muy satisfactoria.

El Idea por el contrario, dispone de elementos de suspensión más mullidos que no comprometen su conducta a altas velocidades pero que manifiestan un balanceo vertical ante ondulaciones del camino. Esto hace que se transmita una sensación poco agradable para el conductor. Por las mismas razones la carrocería tiende a rolar más que en el caso del Meriva.

Sin duda los ingenieros de Fiat buscaron privilegiar el confort de marcha sin comprometer la estabilidad. Sin embargo, el resultado final no es tan satisfactorio, ya que en pisos desparejos no copia mejor que el Meriva, mientras que en trazados sinuosos se nota un mayor balanceo de la carrocería. En resumen, su andar es confortable, pero con un comportamiento menos equilibrado que el Chevrolet.

IDEA MERIVA

Transmisión

Desde el punto de vista de los selectores el Idea es más suave y preciso en el paso de cambios, ya que el Meriva muestra algunas imprecisiones en el paso de 2da a 3ra.

También el Fiat está mejor relacionado, es un poco más corto, lo que le permite circular por la ciudad con marchas altas sin molestos tironeos. El motor entrega la potencia de forma progresiva hasta las 4.000 rpm, a partir de allí tiene una "quedada" en su respuesta. El Meriva requiere un poco más de atención, a pesar de la mayor potencia, su relación es más larga lo que obliga a realizar más cambios. De todos modos no se manifiesta incómodo. En ruta, a fondo, el motor del Meriva va un poco más "desahogado".

Seguridad

En seguridad pasiva ambos disponen de airbags frontales, estructuras pensadas para absorber impactos, columnas de dirección que se colapsan, matafuegos etc. En relación con el poder de frenado el Meriva marca una diferencia favorable, ya que dispone de discos en las cuatro ruedas, frente a cintas y campanas traseras del Idea. Al momento de las detenciones el Chevrolet muestra claras ventajas, de 100 km/h a 0 utiliza 40,1 metros frente a 43,7 metros del Fiat.
Además, el pedal del Chevrolet es más firme y dosificable, en tanto que el Idea es más "soft" y con mayor recorrido. Ante reiteradas exigencias el Fiat presenta fatigas en el sistema y el ABS es un poco más sensible que el del Meriva.

IDEA MERIVA

Por otra parte, el Idea dispone de algunos accesorios que favorecen la seguridad general como, por ejemplo, el sensor de estacionamiento, el espejo retrovisor fotosensible y el sensor de lluvia. Pero, el Meriva agrega regulación interna de altura de faros y luz antiniebla trasera.
En la visibilidad hacia atrás ninguno de los dos es criticable.

Precio

Existe una diferencia de 1.220 pesos a favor del Meriva ($47.060) que; por su parte, ofrece algo más de potencia, espacio interior y mejores terminaciones. El Idea ($48.280), en cambio, tiene varios detalles extra en el equipamiento de confort como el techo solar, el sensor de estacionamiento, el de lluvia y la computadora, entre otras cosas.

IDEA MERIVA

Por otra parte, el Chevrolet aprovecha mucho mejor el espacio de cargas con el sistema Flex 5. Como se puede observar las disparidades son menores, incluso en el precio de lista. Estas son las versiones más equipadas, pero el Idea agrega algunos opcionales extra.

Decidirse por uno u otro obliga a realizar un exhaustivo análisis de cada gusto y prioridad a la hora de definir la compra. Tampoco, hay que olvidar que por estos días Citroën y Renault están bonificando con precios muy agresivos sus Scenic y Picasso, dos modelos que superan notoriamente en espacio, confort y categoría tanto al Idea y como al Meriva. Hecha esta conclusión queda la disyuntiva en el tapete.

FICHA TÉCNICA

 

Comentarios

Más en