martes 9 de agosto de 2022
NOVEDADES | 12-06-2019 17:23

Estamos muy lejos de que los autos eléctricos sean accesibles

Lo afirmó Gabriel López, presidente de Ford Argentina. Hablamos con el ejecutivo durante la presentación del Mondeo Híbrido. Aquí, sus impresiones sobre el futuro de la electrificación.

Es una época de transición. El mundo está cambiando hacia nuevas formas de propulsión, aunque los países emergentes (entre los que se encuentra la Argentina) por ahora toman nota de ese nuevo rumbo tibiamente. 

Es que países como el nuestro no están preparados para recibir masivamente la novedad que representa la propulsión eléctrica, sistema de movilidad que aparece como la vedette que brillará en un futuro todavía incierto.

Además, un nuevo escenario se suma a esta realidad. Un informe realizado para ADEFA (Asociación de Fábricas de Automotores) por la consultora ABCEB, recomienda a los productores nacionales de automotores posicionarse como referente en la producción de vehículos con motores de combustión interna para satisfacer la demanda de los mercados que, lejos de poder adaptarse a la transformación que suponen los autos eléctricos, seguirán utilizando unidades convencionales (VER NOTA)

Mientras tanto, varias marcas hacen sus primeras apuestas hacia la movilidad del futuro: Toyota, Renault, BAIC, Porsche, Lexus, Nissan y ahora Ford, dieron los primeros pasos en este sentido en nuestro país, pero son limitados y, todavía faltos de un respaldo sólido desde el punto de vista de la infraestructura que necesariamente debe ofrecer el país para que este tipo de unidades puedan ser utilizadas de manera conveniente.

Estamos muy lejos de que los autos eléctricos sean accesibles

Pero, ¿qué piensan sobre la movilidad eléctrica los ejecutivos de las terminales nacionales? Hablamos de este tema con Gabriel López, presidente de Ford Argentina, en el lanzamiento del Mondeo Híbrido (VER NOTA).

Parabrisas – El Mondeo es el primer modelo híbrido que Ford Argentina presenta en el país. ¿Cómo sigue el proceso de electrificación de los productos de la marca en nuestro mercado?

Gabriel López – Vamos a lanzar varios productos híbridos más adelante. La verdad que todavía no queremos hacer público cuáles son. Pero desde que el Gobierno decidió apoyar la llegada de modelos de propulsión alternativa con un arancel interno menor al de sus equivalentes de combustión interna convencional, claramente el foco se ha colocado allí. En ese sentido, el objetivo de Ford Motor Company y, seguramente, del resto de las terminales, va a estar puesto ahí. La idea es, entonces, tratar de lanzar versiones híbridas o eléctricas de los modelos de los que actualmente disponemos porque los aranceles son más bajos, aunque los costos de estos modelos son significativamente más altos, de manera que una cosa compensa la otra. Pero, desde el punto de vista del cliente, las ventajas de los híbridos aparecen en el menor gasto de combustible y, por supuesto, una menor huella de carbono.

Estamos muy lejos de que los autos eléctricos sean accesibles

P – Como conocedor del país y de la industria, según su opinión ¿cuánto le falta a la Argentina para tener un parque automotor electrificado?

GL – Es una pregunta muy difícil de responder. Pero no por Argentina, sino por el mercado global. En realidad la pregunta sería, “¿Cuándo las baterías van a tener un costo que le permita a los usuarios comprar esos modelos?” Hoy en día estamos muy lejos de que se conviertan en vehículos accesibles. Obviamente tiene que ver con la escala. Cuando ves la cantidad de baterías y de autos de este tipo que se fabrican en el mundo comparados con sus equivalentes de combustión interna, notás que la escala es muy pequeña. Tiene que crecer. Y crece si aumenta la demanda o si los fabricantes decidimos apostar por esa tecnología, y en consecuencia bajan los costos. De cualquier manera, parecería que el público está más demandante de vehículos eléctricos de lo que todos esperábamos. Pero, en algunos mercados, especialmente el norteamericano, donde los usuarios toman la decisión de compra basados en el costo de la operación y en el operativo, si el valor del combustible se mantiene bajo, va a ser difícil que los autos eléctricos sean atractivos desde el punto de vista económico para los clientes y por ende será difícil el reemplazo. En otros países el cambio se va a dar por cuestiones estrictamente regulatorias. Cuando ves que varias ciudades europeas decidieron prohibir a partir de determinado año la utilización de modelos de combustión, son decisiones en las que el cliente no interviene. Cuando el costo de un vehículo eléctrico sea competitivo comparado con uno de combustión, ahí se va a dar el punto de inflexión, el momento en el que la tecnología nueva reemplaza a la tradicional. Pero cuándo va a ocurrir, es difícil de asegurar.

Galería de imágenes

Walter Togneri

Walter Togneri

Comentarios

Más en