martes 6 de diciembre de 2022
NOVEDADES | 10-11-2022 00:00

La historia del Fiat 147 que salvó a Lamborghini de la desaparición

El gran fabricante de autos superdeportivos le debe la vida al pequeño hatch. Un suceso extraordinario y una solución superadora.

El lanzamiento del Fiat 127 tuvo lugar en 1972 convirtiéndose en uno de los modelos más elegidos de la firma en todo el mundo. Para seguir expandiéndose, los italianos decidieron crear una adaptación de este vehículo para mercados emergentes.

Como resultado surgió el 147, pequeño hatchback que se comenzó a producir en Brasil para ser distribuido en la región para, luego, incorporarlo en la línea de armado de la planta bonaerense de El Palomar, en 1982.

No hace falta preguntarse la razón por la que este modelo fue un éxito. La combinación entre practicidad, bajo consumo y robustez mecánica eran los componentes de la fórmula perfecta para ser elegido como una alternativa económica en el mercado de la época.
Fiat-Lamborghini
Pero el extenso recorrido del pequeño modelo trasciende su propia historia y en ella aparece Lamborghini. ¿Qué tiene que ver la marca del toro bravío en todo esto? El fabricante de tractores Ferruccio Lamborghini fundó su compañía en 1948, aunque tuvieron que pasar varios años para que se lo conociera como un fabricante de vehículos deportivos.

Los años de la década de 1970 no fueron fáciles para Ferruccio. Mala suerte en los negocios, la imposibilidad de achicar el personal debido a que sus empleados estaban sindicalizados y la crisis del petróleo en 1973 generaron un cóctel explosivo.

El único camino que le quedó fue vender el 51 por ciento de la compañía a su amigo Georges-Henri Rossetti, aunque él seguiría trabajando allí en proyectos como el Countach con motor V12 de 375 CV. La compañía seguía con problemas, motivo por el cual Ferruccio decidió vender el 49 por ciento restante a un conocido de Rosetti.
Fiat-Lamborghini
En 1971 fue presentado el Countach en el Salón de Ginebra (Suiza), pero recién en 1974 fue lanzada una preventa en la que fueron ordenados 50 pedidos. Sólo se fabricarían 157 unidades hasta 1978.

De todas maneras la empresa estaba en periodo de supervivencia, con muchas deudas sobre sus hombros y varios proyectos inacabados. Tal es así que en 1978 entró en juicio, aunque ocurrió algo impensado.

El reconocido ingeniero Giulio Alfieri convenció al juez de la causa de reactivar la cadena de producción de Lamborghini para producir y ensamblar el 147 sudamericano, petición que fue aprobada.

Así surgió el 127 Rústica, un compacto resistente, aventurero, con una mayor altura del suelo y una suspensión reforzada. Además, ofrecía un motor de cuatro cilindros de 1.050 cm3 de 50 CV.
Fiat-Lamborghini
Tenía llantas de acero, asiento de cuero sintético, paragolpes de plástico negro con protección para las ópticas, portaequipajes en el techo y faldones en las ruedas trasera, entre otros.

Después de pasar por varios fracasos, por fin Lamborghini tenía un proyecto redituable. Firmó un contrato con Fiat para producir 5.000 unidades. De todas maneras, la compañía fue liquidada por quiebra para, luego, resurgir.

En 1980, los hermanos Mimram se hicieron con la empresa, para luego vendérsela a Chrysler en 1987. Entre 1994 y 1998 la firma fue manejada por Megatech y V Power para finalmente en 1998 formar parte del Grupo Volkswagen, gigante que actualmente es la propietaria.

Galería de imágenes

Comentarios

Más en