martes 18 de mayo de 2021
NOVEDADES | 08-05-2020 19:01

Ford le declara la guerra a la caca de los pájaros

Los especialistas de la marca del óvalo en Europa desarrollaron excrementos de aves artificiales para realizar pruebas sobre la pintura del vehículo y así mejorarla.

Si bien para muchas personas ser golpeado por la caca de pájaros puede ser una señal de buena suerte, el aterrizaje de tales excrementos en su automóvil significar un dolor de cabeza, ya que pueden afectar seriamente la pintura del vehículo.

Actualmente hay un número particularmente grande de autos estacionados porque la gente se queda en la casa para evitar el contagio de coronavirus. Por lo tanto, es probable que las aves dejen más huellas de lo habitual.

Para esta eventualidad los vehículos de Ford en Europa son probados utilizando caca de ave artificial. Los excrementos sintéticos desarrollados en el laboratorio son tan realistas que pueden reflejar con precisión los distintos tipos de deposiciones de la mayoría de las especies de aves que habitan en el viejo continente.

Aplicadas a los paneles de prueba en forma de spray, las piezas de muestra se calientan a 40°, 50° y 60° Celsius en un horno para reproducir casos de calor extremo, llevando la protección contra la corrosión de la pintura al límite.

El "test de caca de pájaro" es una de las tantas pruebas a las que se someten las muestras de pintura. También se rocía a los paneles con ácido fosfórico mezclado con detergente jabonoso y polen sintético antes de envejecerlos en hornos a 60° C y 80° C durante media hora. La prueba protege contra las partículas que circulan en el aire, como el polen o la savia de los árboles, que es particularmente pegajosa.

La primavera y el verano pueden ser particularmente perjudiciales para la pintura porque no solo a menudo hay más pájaros en las cercanías, sino que además las superficies puede suavizarse y expandirse bajo el sol intenso. Cuando se enfrían, se contraen y toda la suciedad, incluidos los excrementos de pájaros, se adhiere particularmente fuerte. Si no se limpia el vehículo rápidamente, puede dejarle una marca que requiere un tratamiento especializado para eliminarla completamente.

Al ajustar los pigmentos, resinas y aditivos, los especialistas refuerzan el recubrimiento que la marca del óvalo aplica a sus vehículos para protegerlos del impacto de este tipo de "ataques".

Los excrementos de pájaros son a menudo blancos y negros. La parte blanca es el ácido úrico, el equivalente de la orina a las aves. Los componentes oscuros, sin embargo, son alimentos digeridos. Ambos son generalmente excretados por el ave al mismo tiempo. Esto sucede a una velocidad tal que las diferentes secreciones no tienen tiempo para mezclarse.

Las pruebas también incluyen la exposición de superficies pintadas a la luz ultravioleta por hasta 6.000 horas (250 días) en un laboratorio de luz que simula el lugar más brillante del planeta. Además, las pinturas se congelan a temperaturas bajo cero, se exponen a sal y suciedad y se les vierte combustible, como puede suceder, por ejemplo, cuando se sobrecarga el tanque en la estación de servicio.

Un consejo importante para eliminar la caca de los autos: limpiar lo antes posible y cuidadosamente las áreas contaminadas con una esponja suave con agua tibia que contenga un poco de champú con pH neutro. Encerar las superficies una o dos veces al año ayuda a que la pintura pueda resistir mejor la suciedad futura y se mantenga brillante por más tiempo.

Galería de imágenes

Comentarios

Más en