jueves 29 de julio de 2021
NOVEDADES | 31-03-2021 18:17

¿Por qué un motor naftero y uno eléctrico no son tan distintos?

Naoki Nakada es el ingeniero de Nissan responsable de darle vida a dos modelos clave: el súperdeportivo GT-R y el “ecológico” Leaf. Cómo se pueden combinar.

Hace pocos años, cuando se empezaron a masificar los vehículos eléctricos, se instaló cierta discusión en los claustros académicos donde se definen las nuevas tecnologías. Algunos aseguraban que puertas adentro de esos ateneos había enfrentamientos entre los que apoyaban el desarrollo de la electrificación y los que defendían la continuidad de los sistemas de propulsión hasta entonces conocidos. Sin embargo, esa versión está muy alejada de la realidad.

Gran parte de las tecnologías que se aplican en los vehículos ciento por ciento eléctricos derivan de la que emplean los que llevan motores a combustión y, en la mayoría de los casos, son los mismos ingenieros los que trabajan en ambos desarrollos.

¿Por qué un motor naftero y uno eléctrico no son tan distintos?

Un ejemplo de esa sincronía es el de Naoki Nakada. Este ingeniero japonés es el responsable de la propulsión ciento por ciento eléctrica de uno de los modelos más exitosos a nivel global de la categoría, el Nissan Leaf, pero también es el creador de la unidad de potencia del sorprendente Nissan R35 GT-R. Como vemos, no existe incompatibilidad alguna entre ambas formas de propulsión, por lo menos desde el punto de vista del desarrollo.

Arrancando

Nissan ha desarrollado una tecnología denominada e-POWER cuya finalidad es lograr la sensación de conducción del R35 GT-R de Nissan con la aceleración suave e instantánea de un motor eléctrico. Y es en este punto donde aparece la figura de Naoki Nakada.

¿Por qué un motor naftero y uno eléctrico no son tan distintos?

Amante de los autos, es uno de los ingenieros jefe de los sistemas de propulsión de Nissan, y ha estado a cargo del desarrollo de algunos de los motores más emblemáticos de la marca, incluido el destacado motor VR38DETT, músculo que permite la fuerte aceleración del R35 GT-R. Sin embargo, no es solo el rugido de los motores de combustión con el acelerador completamente abierto lo que ha fascinado a Nakada. También desarrolló el suave y silencioso sistema de propulsión de Nissan Leaf, el primer vehículo ciento por ciento eléctrico del mercado masivo en el mundo.

¿Por qué un motor naftero y uno eléctrico no son tan distintos?

Después de haber trabajado en ambos extremos del espectro, su siguiente proyecto fue combinar lo mejor de ambos sistemas de propulsión: la velocidad y la potencia de un automóvil deportivo, y la naturaleza del torque de un vehículo eléctrico, dando la bienvenida a la tecnología e-POWER de Nissan.

¿Por qué un motor naftero y uno eléctrico no son tan distintos?

Para los fanáticos de los autos de alto rendimiento, el Nissan GT-R siempre ha tenido un estatus legendario, gracias a su manejo atlético y velocidad excepcional. “Cuando estábamos desarrollando el R35 GT-R no solo buscábamos la velocidad, sino también esa sensación satisfactoria de aceleración”, dijo Nakada.

Sin embargo, después de desarrollar el sistema de propulsión totalmente eléctrico para el Nissan Leaf, estaba decidido a llevar su experiencia GT-R a la próxima generación de vehículos eléctricos.

"Si queremos crear una sociedad neutra en carbono, tenemos que promover los vehículos eléctricos", declaró Nakada. "Un vehículo eléctrico de Nissan no solo debe ser respetuoso con el medio ambiente, sino también divertido y emocionante de conducir".

¿Por qué un motor naftero y uno eléctrico no son tan distintos?

Más allá de la movilidad eléctrica

Sin embargo, la transición de la movilidad tradicional a la totalmente eléctrica no ocurrirá de la noche a la mañana. Algunos tienen dudas sobre las propiedades de un vehículo eléctrico, como el rango de conducción con una sola carga, la infraestructura local y regional, y el costo.

¿Por qué un motor naftero y uno eléctrico no son tan distintos?

Al darse cuenta de esto, Nakada se propuso aliviar las preocupaciones de los clientes mediante el desarrollo de un tren motor electrificado, que combina el rendimiento de un generador eléctrico con la facilidad de propiedad que ofrece un vehículo tradicional con motor de combustión interna (ICE). Este es el origen de la tecnología e-POWER de Nissan.

Se trata de un sistema híbrido diferente a los típicos, ya que simplifica el funcionamiento del tren motor electrónico al tener el generador eléctrico de alto rendimiento que solo proporciona energía a las ruedas. La batería de iones de litio se recarga mediante un motor de combustión de alta eficiencia, que actúa como generador de energía. Para los conductores, e-POWER ofrece una experiencia de aceleración potente y sin interrupciones, similar a un eléctrico convencional, pero sin la preocupación de una estación de carga.

La eficiencia del combustible también es el núcleo de este sistema con el motor funcionando a una velocidad optimizada para recargar la batería. Este se activa principalmente a altas velocidades de crucero o en carreteras de terreno rústico, cuando el sonido del motor puede quedar enmascarado por el ruido del camino. Esto asegura que la experiencia de conducción sea silenciosa, como un vehículo eléctrico, en gran parte del trayecto.

Fuente: Nissan

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en