martes 21 de septiembre de 2021
HISTORIA | 14-01-2021 10:33

¿Te acordás del Renault 5?

Este compacto de tres puertas comenzó a fabricarse en 1972 y fue el modelo más vendido de Francia durante 10 años. A pesar de que su producción en el país estuvo en estudio, el proyecto jamás llegó a concretarse, y las primeras unidades comenzaron a llegar desde 1980.

Luego de confirmarse el regreso del Renault 5 nos parece oportuno repasar la rica historia de este famoso modelo en Europa, principalmente en Francia y en España, donde tuvo una larga vida.

La primera generación, conocida como R-5 se fabricó entre 1972 y 1985, mientras que la segunda, Supercinco, duró hasta 1996. Contabilizando ambos periodos se llegaron a construir unas 5,5 millones de unidades que llegaron a mercados de todos los continentes, entre ellos la Argentina.

Renault 5 GTL (Fotos: Alejandro Cortina Ricci - Autos Inolvidables Argentinos)
La versión GTL se diferenciaba de la L por el diseño de sus llantas, las baguetas plásticas, y las ventanillas traseras, que no eran fijas sino de apertura pivotante.

El Renault 5 nunca se fabricó en nuestro país. En 1976 existió un proyecto para que fuera fabricado en la planta cordobesa de Santa Isabel, pero por aquella época todos los cañones estaban enfocados en los modelos 4, 6 y 12.

Las primeras unidades llegaron al país a partir de 1980, bajo el régimen de importaciones que había impuesto el entonces Ministro de Economía Martínez de Hoz. Habías dos opciones disponibles: por un lado, la versión 850 o L (como se lo llamaba en Francia), y por otro el GTL que recordamos en esta nota.

Renault 5 GTL (Fotos: Alejandro Cortina Ricci - Autos Inolvidables Argentinos)
El tablero de instrumentos sólo contaba con un solo reloj (velocímetro), pero con múltiples testigos luminosos. El volante tenía muy buen grip y un diámetro moderado.

El primero fue el modelo de entrada de gama, y contaba con el mismo motor de 845 cm3 del Gordini, mientras que el segundo correspondió a la variante tope de gama, equipada con un propulsor de 1.283 cm3 y con algunos cambios estéticos que se reflejaban en las llantas, las baguetas, y la apertura de ventiletes. Estas unidades, además, contaban con limpiaparabrisas trasero, radio con pasacasete, y apoyabrazos en las puertas, entre los más destacados.

El periodo ventana del R5 en la Argentina se mantuvo hasta 1983. En ese tiempo entró la mayor cantidad de unidades de este modelo que seducía por su estilo afrancesado, un confort notable y un comportamiento ágil, rápido, y de bajo consumo de combustible.

Renault 5 GTL (Fotos: Alejandro Cortina Ricci - Autos Inolvidables Argentinos)
Su carrocería mide 3,52 metros de largo, 1,52 m. de ancho y 1,40 m. de alto. La distancia entre ejes era de 2,43 metros.

Sin embargo, a diferencia de Europa, donde era popular y económico, su mote de importado se reflejaba en su valor de venta. Según las listas de precios de autos 0 km de aquella época (precisamente de 1981), para poder subirse a la versión base se debían desembolsar $ 61.764.000, mientras que el Renault 5 GTL costaba $ 73.400.000.

Un gran salto teniendo en cuenta que un Renault 6 GTL tenía un precio de $ 59.629.908 y que un Renault 12 TL, que ya era un auto de una categoría mayor en cuanto a tamaño, valía $ 67.672.300.

Renault 5 GTL (Fotos: Alejandro Cortina Ricci - Autos Inolvidables Argentinos)
Esta versión GTL llevaba un motor de 1.289 cm3 que estaba alimentado por un carburador Weber y desarrollaba una potencia de 45 caballos de fuerza.

Otro argumento de venta del Renault 5 era su interior. Si bien se trató de un vehículo de reducidas dimensiones, en él podían viajar cuatro personas sin problemas, y hasta un quinto pasajero podía acomodarse si el viaje no era muy largo.

Con la “sangre en el ojo” por no haber podido fabricarlo en el país, Renault Argentina terminó apostando fuerte por su sucesor: el Clio, un modelo exitoso que sí fue fabricado en la planta de Santa Isabel, aunque esa ya es otra historia.

Renault 5 GTL (Fotos: Alejandro Cortina Ricci - Autos Inolvidables Argentinos)

El R5 argentino, un proyecto que no pudo ser

A mediados de la década de 1970, la entonces IKA-Renault barajó la posibilidad de sumarlo a su línea de producción de Santa Isabel. El modelo fue testeado por las sierras cordobesas y así lo relataban nuestros antecesores en la edición N° 474 de Parabrisas-Corsa, en junio de 1975.

Renault 5 - Parabrisas Corsa

“Cuando todo parecía indicar que las condiciones no estaban dadas como para emprender ningún tipo de experimento industrial, desde Córdoba llegaba la rotunda desmentida a nuestra suposición. Pensar que cualquier industria local podía encarar el proyecto para una casi inmediata producción de un nuevo modelo sonaba mucho más a una utopía que a posibilidad, teniendo en cuenta un contexto inflación y de crisis de combustible”, iniciaba el relato.

Renault 5 GTL (Fotos: Alejandro Cortina Ricci - Autos Inolvidables Argentinos)

“Conocíamos los costos tremendos que significaba poner en la calle un modelo absolutamente nuevo. Distinto motor, renovar toda la matricería, planificar distintas líneas de montaje...en fin. IKA-Renault no pensaba así. Días atrás pudimos ver cómo un Renault 5 (suerte de prototipo argentino) recorría alegremente y en plan de pruebas las sierras cordobesas. El coche en cuestión provenía del departamento experimental, -aparentemente- en las comparaciones que para entonces se habían realizado caminaba más fuerte que los R-12 estándar, de producción normal”, en esa época era frecuente ver modelos experimentales recorriendo la provincia mediterránea.

Renault 5 GTL (Fotos: Alejandro Cortina Ricci - Autos Inolvidables Argentinos)

“Si bien el hecho consumado era ése, el de un R-5 en pleno ensayo, no sabíamos con seguridad si estos ensayos los estaban haciendo exclusivos para la Argentina para poner en producción ese modelo aquí, lo que daría trascendencia mayor a nuestra investigación, o si estaban simplemente exportando conocimientos locales, aprovechamiento de la tecnología argentina (la de IKA-Renault) para que sirviera dew experiencia a sus pares franceses. Sobre todo para aprovechar las características de nuestros caminos. Gracias a la particularidad de los caminos cordobeses la gente de IKA trabajó fuerte sobre este prototipo para la Argentina, calculando la posibilidad de que el mercado automotor iba a cambiar, y que su producción se pondría en marcha para 1976. Pero no pudo ser…”, cerraba el artículo publicado hace 45 años.

MIRÁ LA FICHA TÉCNICA DEL RENAULT 5 GTL

 

También te puede interesar

Comentarios

Más en