domingo 24 de mayo de 2020
NOVEDADES | 13-05-2020 06:48

Así es el Volkswagen Golf GTI de octava generación

La variante con carácter deportivo del exitoso hatch mantiene las líneas que le dan su clásica personalidad, aunque con retoques. Suma novedades tecnológicas y mecánicas.

Son contados con los dedos de una mano los casos como el del Vokswagen Golf. Es el de un producto que ha logrado mantenerse vigente durante más de cuarenta años siempre con una excelente aceptación por parte del público y con una particularidad: manteniendo un diseño que, en las generaciones más recientes, ha variado lo justo y necesario.

Ahora, es tiempo de la octava generación de este modelo nacido en 1974, y si bien su presentación en la Argentina, que estaba prevista para 2020, ha quedado completamente olvidada a causa de la pandemia desatada por el Covid-19 (hoy ni siquiera está en etapa de discusión en la mesa de los ejecutivos de la filial local de la marca alemana), la actualización de un producto de este tipo siempre es materia para comunicar.

La presentación del Golf VIII tuvo lugar en Europa en el mes de febrero de este año, aunque el lanzamiento oficial iba a tener lugar en el Salón de Ginebra (Suiza) que, como sabemos, se suspendió por el coronavirus.

Así las cosas, los responsables de la marca alemana se quedaron con las ganas de hacer su gran presentación, una tarea más que importante para un modelo que, aunque es uno de los más exitosos de la historia del automóvil, necesita un apoyo especial porque, como sucede con cada generación, la nueva serie siempre es muy parecida a la anterior. Pero, como en realidad en muchos otros aspectos alejados del estético ofrece varias novedades, es necesario explicarlas.

Así es el Volkswagen Golf GTI de octava generación

Para eso, los ejecutivos de la casa de Wolfsburgo, Klaus Bischoff, responsable de Diseño, y Karsten Schebsdat, gerente del departamento de Sistemas de Dinámica de Vehículos y Control del Chasis del Grupo Volkswagen, realizaron una video conferencia de prensa (en la que participó Parabrisas) para explicar algunos detalles de este particular modelo enfocados en el GTI, versión especial que, desde 1976 viene marcando el camino de los compactos con marcado carácter sport.

Algunos cambios

Aunque los creadores del nuevo Golf prefirieron, -del mismo modo que lo vienen haciendo desde hace décadas-, mantener los trazos clásicos, aparecen algunos detalles en el diseño de esta octava generación.

Lo más importante no se ve: el nuevo Golf GTI es 15 mm más bajo que el anterior, asegura Klaus Bischoff, responsable de Diseño del Grupo VW. En lo puramente estético han cambiado los paragolpes, la parrilla y las zonas bajas tanto de la trompa como de la cola (en el GTI aparecen dos salidas de escape individuales), aunque lo  más llamativo se ve en el sector frontal: hay un nuevo diseño con los antiniebla en forma de x, además de ópticas renovadas que pueden “unirse” a través de una tira de led (opcional) que recorre la parte superior de la parrilla. En ese sector también aparece una de las señas particulares del Golf GTI: una línea de color rojo. En el GTE es azul y plateado en el GTD.

Así es el Volkswagen Golf GTI de octava generación

En el portón del baúl aparece un alerón incorporado y el logotipo “GTI” ubicado ahora en el centro (antes estaba a un costado), justo debajo del emblema de la marca.

Los laterales muestran paneles sin estridencia, aunque en esta versión GTI los estilistas incorporaron zócalos de color negro. Además, se destacan las nuevas llantas de aleación cuyo diámetro puede variar entre las 17, 18 y 19 pulgadas siendo la primera la medida estándar. Detrás de ellas, aparecen los cáliper de color rojo

Si bien en el aspecto exterior los cambios no son muy profundos, sí aparecen ajustes destacados en el habitáculo.

Así es el Volkswagen Golf GTI de octava generación

Allí se encuentran butacas deportivas tipo bacquet cuyo tapizado muestra un típico diseño cuadriculado de los clásicos. El tablero ahora es digital configurable a partir de un gran display de 10,25 pulgadas, mientras que la pantalla táctil del sistema de infoentretenimiento también fue renovada y ahora es de 10 pulgadas.

Incorpora sistema de acceso y arranque “sin llave”, de iluminación ambiental con hasta treinta colores y un modo GTI específico. También es nuevo el volante multifunción con superficie táctil y, en la versión automática, se ha incorporado una selectora de pequeñas dimensiones.

Así es el Volkswagen Golf GTI de octava generación

Como corresponde a un modelo que se precie de moderno, el nuevo GTI dispone de ayudas electrónicas de avanzada. Entre ellas podemos mencionar, por ejemplo, la de conducción semiautónoma Travel Assist, que mantiene al auto en su carril a la velocidad seleccionada hasta un máximo de 210 km/h, el control de velocidad crucero adaptativo y el de intercomunicación Car2X que le permite al vehículo “dialogar” con otros autos y con las señales del camino.

Corazón sport

El motor que la da vida a este GTI de octava generación es el conocido cuatro en línea de dos litros con inyección directa y turbo que, para esta versión, entrega 245 CV de potencia (entre las 4.700 rpm y las 6.200 rpm), el mismo valor que ofrece la versión GTI Performance de la serie anterior.

La tracción es delantera con diferencial XDS (funciona como uno de deslizamiento limitado) y la caja manual de seis relaciones, sistema celebrado por los que prefieren una conducción más “purista”, aunque también se ofrece con una DSG (doble embrague) de séptima para administrar los 38,8 kgm de par disponibles desde las 1.600 rpm y hasta las 4.300 vueltas.

Así es el Volkswagen Golf GTI de octava generación

Ofrece también un sistema de gestión de la conducción mediante el cual el piloto puede elegir el modo más adecuado a sus deseos: Eco, Comfort, Sport e Individual. En este último, y del mismo modo que sucede en la gama Audi, el conductor puede configurar los diferentes parámetros a su gusto.

Las suspensiones son independientes, claro (McPherson adelante y multibrazo, atrás) y se pueden mejorar incorporando el sistema DCC (opcional).

La dirección (asistencia eléctrica) fue calibrada para darle un tacto más deportivo. Incluso los diseñadores han modificado algunos parámetros para lograr más carga en el eje trasero y así mejorar la respuesta dinámica en curvas y a altas velocidades, incluyendo, por ejemplo, maniobras específicas como slalon, asegura Karsten Schebsdat, gerente del departamento de Sistemas de Dinámica de Vehículos y Control del Chasis del Grupo Volkswagen.

En cuanto a las prestaciones, Volkswagen no ha dado a conocer datos oficiales pero, si tenemos en cuenta que este Golf GTI VIII emplea un motor de la misma potencia que el Golf GTI VII Performance, podemos tomar como referencia las de aquel: 248 km/h de velocidad máxima y 6,2 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h.

No está solo

En el mes de febrero, cuando VW presentó el nuevo Golf, decidió hacer un “tres por uno”: agrupó en un anuncio aquellos modelos que tienen las siglas GT en su nomenclatura: GTI, GTD y GTE.

Así, el modelo que describimos más arriba (GTI) acompañó a sus hermanos de motorización turbodiésel GTD y propulsión híbrida (enchufable) GTE en aquellos anuncios preliminares durante el mes de febrero

Así es el Volkswagen Golf GTI de octava generación

En el caso del gasolero dispone de un propulsor de cuatro cilindros en línea 2.0 que entrega 200 CV de potencia y 40,8 kgm de torque. Es un motor de la serie EA288 evo, (uno de las creados para dejar atrás el mal recuerdo del Diesel Gate), desarrollado con una moderna concepción en pos de bajar la emisión de gases contaminantes. Para eso, dispone de dos catalizadores SCR (Selective Catalytic Reduction) dispuestos uno detrás del otro y sistema Twindosing con doble inyección de aditivo AdBlue, tecnología mediante la cual se consigue reducir de forma significativa los niveles de óxidos de nitrógeno NOx.   

La tracción es delantera y la transmisión DSG (doble embrague) de siete velocidades.

En el caso del híbrido, el grupo motopropulsor está conformado por un bloque 1.4 turbo de 150 CV asociado con el generador eléctrico de 85 kW que recibe alimentación de un pack de baterías de iones de litio de 13 kWh de capacidad, mecanismos que, en conjunto, empardan al GTI en potencia: 245 CV. El torque, es de 40,8 kgm, el mismo que el GTD. La tracción es delantera y la caja DSG de sexta.

En cuanto a la autonomía, los datos oficiales dan cuenta de que este híbrido enchufable puede recorrer hasta 60 kilómetros en modo ciento por ciento eléctrico, mientras que la velocidad máxima en ese modo de circulación, es de 130 km/h.

El nuevo Volkswagen Golf VIII recorre las calles europeas desde el mes de marzo. Su llegada a la Argentina es incierta y, del mismo modo que la de otros modelos de esta y otras marcas, está supeditada a la evolución de la pandemia y los efectos que esta tenga sobre el mercado automotor. Habrá que esperar.

Galería de imágenes

Más en

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario