martes 11 de agosto de 2020
NOVEDADES | 21-07-2020 13:05

La curiosa historia del primer modelo eléctrico de Peugeot

Aunque no es una información muy conocida, la marca del león es una de las pioneras en la movilidad eléctrica. Aquí, un repaso por ese camino hasta la actualidad.

Los modelos de la marca del león son reconocidos en todo el mundo especialmente por su estilo. Esos productos han dado muestra, desde que la compañía decidió dedicarse a la producción de automóviles, que el diseño es fundamental. Pero, como se sabe, con un aspecto agradable no alcanza, y eso también lo tuvieron en cuenta desde el minuto cero.

Por eso, la historia de Peugeot como productora de vehículos también está recorrida por ingeniosas soluciones tecnológicas, entre ellas, la propulsión eléctrica.

La curiosa historia del primer modelo eléctrico de Peugeot

Peugeot ha sido pionera en vehículos eléctricos desde 1941, camino que hoy encuentra su punto máximo en modelos como el nuevo SUV e-2008. Pero los antecedentes de este tipo de unidades en la compañía datan de 1941.

La curiosa historia del primer modelo eléctrico de Peugeot

La Segunda Guerra Mundial hacía estragos en Europa y Francia estaba sumida en la peor de sus crisis.

Ante la ocupación alemana y la escasez de combustible, Peugeot desarrolló una alternativa única para la época: el VLV ("Véhicule Léger de Ville - Light City Vehicle"), un pequeño automóvil diseñado con una transmisión eléctrica. Este mini descapotable con dos asientos fue el primer vehículo eléctrico de la marca del león.

La curiosa historia del primer modelo eléctrico de Peugeot

Diseñado para uso urbano, estaba destinado a satisfacer las necesidades de transporte de aquellos cuyo vehículo había sido requisado o no podía conducirse debido a la falta de combustible, que era muy costoso y, a menudo, racionado. Era una suerte de "ciclocar" con trocha ancha en la parte delantera, pero angosta atrás.

La curiosa historia del primer modelo eléctrico de Peugeot

El VLV funcionaba con electricidad usando baterías instaladas en la parte delantera y un motor eléctrico sin diferencial que accionaba las ruedas traseras. Ofrecía una autonomía de entre 70 y 80 kilómetros a velocidades de hasta 33 km/h. Fue utilizado principalmente por trabajadores postales y médicos. En total, se produjeron 377 Peugeot VLV entre 1941 y 1943 en la fábrica de La Garenne en la región de París.

La curiosa historia del primer modelo eléctrico de Peugeot

Nuevos tiempos

Esa primera experiencia de Peugeot en el desarrollo de automóviles eléctricos no prosperó inmediatamente. Fue recién en 1989 cuando Peugeot volvió a emplear esa tecnología y se convirtió en el primer gran fabricante europeo en ofrecer una versión eléctrica de un vehículo comercial. La camioneta eléctrica J5 fue construida en colaboración con el fabricante de baterías SAF y se ofreció como una alternativa eficiente a las camionetas de combustión interna en ese momento.

La curiosa historia del primer modelo eléctrico de Peugeot

Esa experiencia fue útil para que en 1995 se creara el 106 Elecrtric, un automóvil eléctrico de pasajeros para particulares. El vehículo estaba en desarrollo desde 1993, en asociación con EDF (Electricté de France). Veinticinco 106 Electric fueron probados por particulares, profesionales y administraciones locales antes de que el público pudiera comprar uno. El 106 fue producido de 1990 a 2003 con 2.798.246 unidades vendidas, incluidos 3.542 modelos eléctricos entre 1993 y 2003.

A lo largo de la década de 1990, Peugeot continuó mostrando su interés en desarrollar vehículos eléctricos a través de una serie de concept cars.

Paugeot Ion Concept 1994

El Peugeot Ion se presentó en el Salón del Automóvil de París de 1994, un vehículo concebido y diseñado exclusivamente para la ciudad. Ofrecía a los conductores y pasajeros un nivel de confort y equipamiento que todavía era futurista en la década de 2000 para los autos de producción en serie. Todo fue diseñado y configurado para facilitar la vida a bordo: dos puertas anchas proporcionaban acceso a cuatro asientos, y el interior incluía características especiales como un reproductor de CD, teléfono manos libres, pantalla LCD y espacio para videojuegos para niños. Con 3,32 m de largo y 1,6 m de ancho, el Ion Concept funcionaba con un motor eléctrico de 20 kW alimentado por baterías de níquel-cadmio.

La curiosa historia del primer modelo eléctrico de Peugeot

Curiosos conceptos

El transporte urbano gratuito, individual y público, o TULIP, surgió del deseo de conciliar mejor la ciudad, el automóvil y el medio ambiente. Lanzado como concepto en 1996, el TULIP se organizó en torno a una red de vehículos de alquiler para la ciudad y para uso público. También contó con una estación central para administración, reservas, mantenimiento móvil y facturación. Fue el antepasado del movimiento de autos compartidos de hoy que se puede encontrar en la mayoría de los centros de ciudades europeas.

La curiosa historia del primer modelo eléctrico de Peugeot

Ese año, en el Salón del Automóvil de París, presentaron el Touareg, concepto de todoterreno que utilizó baterías de hidruro de níquel-cadmio ubicadas en la parte trasera de los asientos delanteros. Impulsado por un motor eléctrico de 35,5 kW, el Touareg es en realidad un híbrido ya que también empleaba un motor de un solo cilindro que actuaba como un generador que permitía recargar las baterías de forma autónoma y proporcionar un alcance cercano a los 300 kilómetros con 15 litros de combustible.

La curiosa historia del primer modelo eléctrico de Peugeot

En 2000, en el Salón del Automóvil de París, Peugeot exhibió cuatro autos conceptuales en su stand, todos con diseño futurista. Fueron creados por los equipos de Gérard Welter bajo los temas de "El año 2000" y "Movilidad urbana". Entre estos cuatro conceptos, llamados "City Toyz", dos eran de energía eléctrica: e-doll y Bobslid.

La curiosa historia del primer modelo eléctrico de Peugeot

Ambos autos podían acomodar a tres pasajeros y cada uno funcionaba con baterías eléctricas y presentaba una visión única del volante. E-doll se podía dirigir con un manillar similar a una motocicleta, mientras que el Bobslid se manejaba con un joystick.

La curiosa historia del primer modelo eléctrico de Peugeot

En el Salón del Automóvil de Frankfurt de 2009, Peugeot presentó un concepto de automóvil urbano ciento por ciento eléctrico llamado BB1. Capaz de acomodar a cuatro personas en un vehículo de solo 2,5 m de largo, el BB1 revisó por completo la versión tradicional de un automóvil. Ultracompacto y ultraliviano (600 kg) con su cuerpo de carbono, el concept car BB1 era un vehículo urbano adaptado a las limitaciones de un entorno citadino denso. Sus baterías de iones de litio permiten un alcance de alrededor de 96 kilómetros, suficiente para el uso urbano diario.

Peugeot EX1

Diseñado en 2010 para celebrar el 200 aniversario de la marca Peugeot, el concept car ciento por ciento eléctrico EX1 era un roadster biplaza con un estilo futurista y una arquitectura original diseñado para ofrecer sensaciones de conducción intensas y reales. El EX1 acelera de 0 a 100 km/h en solo 2,24 segundos y alcanza una velocidad máxima de 257 km/h en 5.1 segundos. Su rendimiento es el resultado de su aerodinámica aguda, su estructura ultraliviana y sus dos motores eléctricos, que le otorgan su máxima potencia acumulada de 250 kW (340 CV) a través de su sistema de tracción en las cuatro ruedas. Gracias a su estructura de carbono y su peso liviano, el concept car Peugeot EX1 rompió seis récords mundiales, aprobado por la Federación Internacional de Automóviles.

 

En la actualidad

Ahora, cuando pasaron casi 80 años desde aquella primera experiencia con modelos eléctricos, Peugeot presenta el SUV e-2008, modelo que utiliza la plataforma del 208 (producto que ya se está fabricando en la planta de El Palomar, provincia de Buenos Aires) hizo su estreno mundial en el Canton Motor Show 2019.

La curiosa historia del primer modelo eléctrico de Peugeot

Con un estilo distintivo, el e-2008 utiliza una batería de 50 kWh y un motor eléctrico de 100 kW que pueden ofrecer una autonomía de 330 kilómetros según las normas de homologación WLTP.

Peugeot e-2008

El SUV e-2008 también presenta el i-Cockpit 3D de próxima generación del puesto de mando de Peugeot con tecnología de holograma para mejorar los tiempos de reacción.

Vale recordar que el e-2008 representa la versión libre de emisiones contaminantes de la familia de SUV compactos que se completa con las versiones equipadas con motores nafteros y Diesel.

Galería de imágenes

Comentarios

Más en