lunes 20 de septiembre de 2021
TEST | 12-08-2021 18:19

Probamos el nuevo Chery Tiggo 4

Es el nuevo integrante de la gama de SUV compactos de la marca china. Ofrece una calidad general adecuada, buen espacio interior y un precio competitivo, aunque las prestaciones del motor son un tanto modestas.

Desde que el Chery hizo pie en el mercado argentino hace trece años, el nombre Tiggo se encargó de acompañar cada paso que la automotriz china dio nuestro país. Todo se inició con el Tiggo 3, un SUV compacto que supo cautivar rápidamente por su atractiva relación precio-producto. 

Básicos:
Velocidad máxima: 174,5 km/h / Potencia: 122 CV / Consumo promedio: 11,4km/l / Precio: u$s 20.600

Diseño/Aerodinámica (✭✭✭1/3): El estilo de la carrocería es atractivo y el despeje es un punto a favor. La sonoridad dentro el habitáculo es mejorable.
Confort/Espacio interior (✭✭✭): La calidad general es superior a la de otros modelos de Chery. Plazas traseras amplias y baúl estándar. Motor/Prestaciones (✭✭1/2): El propulsor responde bien de entrada pero luego pierde elasticidad. El consumo de combustible es un tanto elevado.

Los más: Calidad general • Espacio interior • Confort de marcha • Precio atractivo.

Equipamiento/Instrumental (✭✭✭): Teniendo en cuenta su condición de “base” es adecuado. El display del tablero de instrumentos es impreciso y anticuado.
Suspensiones/Dirección (✭✭✭1/2): Muy confortable para la ciudad, su hábitat natural. La dirección hidráulica es un tanto pesada.
Transmisión/Caja (✭✭1/2): El recorrido de la selectora es bastante suave, aunque las relaciones de caja son bastante largas. Vendría bien una sexta marcha para relajar las vueltas y reducir el consumo.

Los menos: Prestaciones y consumo • Auxilio temporal • Sólo dos airbags • Distancias de frenado.

Seguridad/Frenos (✭✭✭): La dotación tiene sus pro y contra: con ESP pero sólo dos airbgas. Las distancias de frenado, un tanto largas.
Precio/Garantía (✭✭✭): Es más económico que todos sus rivales Mercosur y un poco más caro que sus pares chinos. La garantía es muy buena.

Chery Tiggo 4 Comfort MT 2.0

Luego se fueron incorporando otros modelos, con la particularidad de que todos aquellos con carrocería “todo terreno” utilizan la misma nomenclatura inicial (Tiggo) y se diferencian por números, a tal punto de haberse convertido en una suerte de submarca de la terminal con sede en la ciudad de Wuhu.

La llegada de este flamante modelo representa una bocanada de aire fresco para Chery en el segmento de los SUV compactos, pero además comienza a marcar el fin de ciclo del Tiggo 3, pese a que convivirán por un tiempo.

El Tiggo 4 hace su aparición en la Argentina con el restyling que recibió al ser lanzado en otros mercados luego de ser develado durante el Salón del Automóvil de Shanghai en 2018. Junto con los postergados Tiggo 7 y 8 (¿llegarán más adelante?) es uno de los productos más modernos del portfolio de Chery a nivel mundial, al mismo tiempo que representa un guiño de calidad superior a la que conocíamos de la marca.

Chery Tiggo 4 Comfort MT 2.0

En nuestro mercado se ofrece actualmente con en un único nivel de equipamiento y un motor atmosférico de dos litros de cilindrada, disponible con caja manual o automática, aunque es inminente la llegada de una variante con motor turbo 1.5 de 105 caballos que también será ofrecida con los dos tipos de transmisiones.

Chery Tiggo 4: un modelo con identidad propia

Un aspecto que siempre hemos criticado a la joven industria automotriz china es el diseño de sus autos, muchos de ellos “inspirados” a imagen y semejanza de modelos existentes de otras marcas.

Chery Tiggo 4 Comfort MT 2.0

De hecho, ocurrió con la propia Chery en sus inicios: el Tiggo 3 tomaba la base de una antigua generación del Toyota Rav4, mientras que el primer QQ devenía del Daewo Matiz. Pero, nobleza obliga, tenemos que destacar que desde hace ya algunos años, sus productos han ido encontrando un ADN propio: la automotriz de Wuhu se nutrió de diseñadores experimentados a nivel mundial, reclutados para tal fin.

En este rubro hay que decir que el Tiggo 4 muestra su personalidad con una carrocería muy armónica y bien proporcionada, que mide 4,31 m de largo, 1,83 m de ancho y 1,62 m de alto, mientras que ofrece una generosa distancia entre ejes de 2,61 metros.

Sin demasiadas estridencias, el sector frontal se caracteriza por lucir faros de grandes proporciones (con luces DRL de led), y una parrilla con un agradable tramado opaco, flanqueada por algunos cromados.

Chery Tiggo 4 Comfort MT 2.0

Los trazos laterales no están para nada sobrecargados. Allí se aprecia el generoso despeje de la carrocería (18 cm), y un enorme pilar C que se extiende hacia el final de la carrocería, que no cuenta con ventanilla en los laterales del baúl.

Desde atrás presenta una imagen más arriesgada y moderna, ya que los faros –con un marcado relieve– incorporan una inserción cromada que recorre todo el ancho del portón trasero. Cabe destacar que todas las partes bajas de los paragolpes lucen apliques símil aluminio para resaltar la imagen.

Chery Tiggo 4 Comfort MT 2.0

Un guiño de comodidad

Puertas adentro nos llevamos una grata sorpresa. Aquí hay que considerar, más allá de lo estético, la calidad general que ofrece el habitáculo del Chery Tiggo 4, que en algunos aspectos supera la media de los modelos de origen Mercosur.

Por ejemplo, la parte superior del panel de a bordo es de un material acolchado y se combina con algunas superficies plásticas (de adecuada textura y encastres), y otras revestidas con cuero ecológico, incluso en las puertas delanteras.

Chery Tiggo 4 Comfort MT 2.0

Sin embargo, hay elementos que no condicen con lo mencionado anteriormente. Tal es el caso del anticuado tablero de instrumentos, cuya computadora de a bordo ofrece un insulso display digital que además proporciona información imprecisa: durante nuestra prueba costó mucho realizar las mediciones de consumo de combustible, ya que el medidor arrojaba la misma cifra a diferentes velocidades.

Sobre el centro se destaca una pantalla táctil de 9 pulgadas, de buena respuesta y resolución, desde la que se puede visualizar la cámara de marcha atrás y manipular el sistema multimedia del vehículo. Aunque si bien es compatible con los Android Auto y Apple CarPlay, su interfaz no es de las más intuitivas. El costado positivo es que se pueden manejar varias funciones mediante un comando tipo ruedita ubicado junto a la selectora de cambios.

Chery Tiggo 4 Comfort MT 2.0

Por su parte, el volante (revestido en cuero) ofrece buen grip y, a pesar de ofrecer únicamente regulación en altura, no impide que la posición de manejo adecuada se consiga fácilmente.

Aquí también hay que destacar la anatomía de las butacas delanteras, que además de ofrecer una excelente sujeción son muy confortables: la única diferencia entre la variante automática y esta manual es el tapizado. De cuero en la primera, de tela en ésta última.

Atrás es un vehículo amplio, tanto en altura como en longitud: un adulto podrá estirar los pies con comodidad en cualquiera de las plazas. Además, el cojín central es tan mullido como los laterales. La única contra es que en este sector ningún pasajero contará con salida de aire acondicionado o tomas USB ó 12V.

Chery Tiggo 4 Comfort MT 2.0

Con 340 litros, la capacidad del baúl está en consonancia con el segmento, aunque debajo del piso encontramos una rueda de auxilio de uso temporal.

En su justa medida

Mientras el segmento de los SUV compactos tímidamente se va inclinando hacia el “downsizing”, es decir, motores de baja cilindrada turboalimentados, el Chery sigue apostando por la familia de impulsores aspirados de la marca Ateco, de origen austríaco.

Chery Tiggo 4 Comfort MT 2.0

En este caso, se trata de un 2.0 DVVT de 122 CV, que puede estar asociado con una transmisión automática CVT o bien con caja manual de cinco velocidades, tal como la de la unidad probada. Dicho impulsor responde con obediencia instantánea al pie derecho para aprovechar sus 18,3 kgm hasta las 4.000 rpm, aunque luego pierde notoriamente su elasticidad.

Durante las pruebas de rigor, el Tiggo 4 logró acelerar de 0 a 100 km/h en razonables 11,1 segundos, pero se mostró perezoso para pasar de 80 a 120 km/h en cuarta marcha (situación que da una idea de su capacidad para realizar un sobrepaso en la ruta), necesitando de 13,8 segundos.

Cabe destacar que este modelo obtiene una notable velocidad máxima de 174,5 km/h, pero en materia de rendimiento no es de los mejores del segmento: entre el uso en ruta y ciudad puede recorrer en promedio escasos 11,4 km/l.

Chery Tiggo 4 Comfort MT 2.0

La selectora de la caja manual ofrece un recorrido suave, más agradable que el de varios modelos Mercosur, pese a que en ocasiones se advierten leves interferencias (probablemente de engranajes) al ejecutar las marchas. No le vendría nada mal una sexta para relajar las vueltas del motor que, circulando a 120 km/h, gira a 3.000 rpm, con un elevado nivel sonoro que junto con el eólico se filtran dentro del habitáculo.

Un diferencial del Tiggo 4 es que dispone de suspensiones traseras independientes, recurso no muy habitual en este segmento. Esta característica le permite desplazarse muy bien en empedrados y transmitir solidez en el uso urbano.

La carrocería ofrece un despeje adecuado y los voladizos cortos permiten encarar terrenos irregulares con confianza. También es atinada la elección del rodado de 17 pulgadas, aunque los neumáticos de la ignota marca Giti (en medida 215/60) se advierten un tanto duros, y durante las pruebas de frenado no mostraron una adherencia óptima: para detenerse por completo desde los 100 km/h necesitó 46,1 metros, una marca que debería ser inferior teniendo en cuenta que dispone de frenos a disco en las cuatro ruedas.

Chery Tiggo 4 Comfort MT 2.0

Si se lo exige en altas velocidades en curvas muy pronunciadas es un vehículo que tiende a inclinarse, aunque esto no llega a ser un problema por la pronta intervención del ESP para corregir la maniobra. La dirección es algo pesada en ciudad; en contrapartida, su firmeza ayuda en la ruta.

Básico, pero tentador

De momento, el único nivel de equipamiento que ofrece este modelo es el denominado Comfort, cuya dotación es bastante elemental y apunta a competir con las opciones más básicas de sus rivales, ya sean de origen Mercosur (la mayoría) o chino.

Chery Tiggo 4 Comfort MT 2.0

Teniendo en cuenta eso, no está para nada mal posicionado: además de los ítems ya mencionados, ofrece espejos y levantavidrios eléctricos, encendido automático de luces, sensor trasero y control de velocidad crucero, entre otros elementos.

Con el rubro seguridad hay sensaciones encontradas. Si bien equipa de serie frenos a disco en las cuatro ruedas, ABS, asistente de arranque en pendiente y control de tracción y estabilidad, solo dispone de doble airbag frontal, cuando muchos de sus rivales presentan, de serie, entre cuatro y seis.

Chery Tiggo 4 Comfort MT 2.0

Ahora bien, el gran atractivo del Tiggo 4 es su precio, al menos el sugerido por el importador a sus concesionarios: 20.600 dólares, unos 2.113.560 de pesos al cambio oficial actual. Sin dudas, esto lo posiciona muy bien frente a los rivales Mercosur, la mayoría unos 300 mil pesos por encima del Chery, aunque es sustancialmente más caro que sus pares chinos (ver otros en su clase).

Un aspecto a destacar es también el de la garantía: Chery ofrece cinco años o 150.000 kilómetros, de las mejores del segmento.

Mirá la ficha técnica, equipamiento y prestaciones del Chery Tiggo 4:

 

También te puede interesar

Alejandro Cortina

Alejandro Cortina

Comentarios

Más en