sábado 15 de mayo de 2021
NOVEDADES | 08-06-2020 16:25

Por qué la parrilla de BMW se parece a dos riñones

El particular estilo data de 1933 con el lanzamiento del 303. Cómo evolucionó este rasgo característico que se transformó en tradición.

Hace pocos días BMW nos sorprendía con la presentación de la nueva generación del Serie 4, un modelo clave en la estrategia de desarrollo de la marca alemana. Se trata de un producto de neto corte sport, no solo por su motorización sino también por su diseño. Sin embargo, en este punto aparece uno de los temas que han levantado voces críticas: hay quienes se quejan porque los riñones frontales (el clásico diseño de la parrilla) es muy rupturista. Pero, gusten o no ¿qué representan esos riñones?

Por qué la parrilla de BMW se parece a dos riñones

El mundo automotor conoció los hoy “famosos” riñones de BMW con el 303, modelo presentado en 1933. No fue un lanzamiento cualquiera, aunque no por los riñones: el 303 era el representante de un nueva era que pretendía dejar atrás el desastre de “La Gran Depresión”, derrumbe económico que hizo estragos en todo el mundo al final de los años veinte y principios de los treinta. Para ese momento la mayoría de las personas eran incapaces de pagar por un automóvil propio. Sin embargo, con sus motocicletas y automóviles pequeños, BMW estaba mejor ubicado que muchos para adaptarse al nuevo panorama de austeridad.

El BMW 3/15, desarrollado sobre la base del BMW Dixi (una versión del Austin Seven construido bajo licencia en Alemania, el primer automóvil de BMW), y, sobre todo, el 3/20 de 1932, eran pequeños vehículos que ganaron una buena reputación.

Por qué la parrilla de BMW se parece a dos riñones

Pero cuando BMW lanzó el 303 el repunte económico ya estaba en marcha y el nuevo automóvil podía mostrarse como un modelo ambicioso. Para eso, el diseño del nuevo automóvil era destacado, en especial por la parrilla con doble radiador cuyo diseño fue inmediatamente asociado con la forma de dos riñones, uno junto al otro, detalle que se relaciona desde ese momento con los modelos de la marca.

Otras innovaciones del 303 son su chasis y, especialmente, el motor de seis cilindros en línea: es el primer modelo de la marca en utilizar un propulsor de este tipo que hoy es “marca registrada” de la casa bávara. Pero esto lo dejamos para otra nota.

Riñones con estilo

Ese detalle en el diseño del frente de los vehículos se instaló como marca de familia en la compañía de Munich y se extendió rápidamente a todos los modelos. En realidad a casi todos porque los microautos de los años 50, el BMW Isetta, el BMW 600 o el compacto BMW 700 no la incorporaban.   

Por qué la parrilla de BMW se parece a dos riñones

El paso siguiente en la historia de los riñones de BMW llega en 1936 con el 328 roadster, diseñado por Peter Szymanowski. El diseño cambia por cuestiones de aerodinámica con la presencia de las aletas delanteras y el alojamiento de los faros que van ganando superficie. El legendario BMW 328 Mille Miglia Touring Coupé (doble ganador de la famosa competencia Mille Miglia) presentaba este diseño aunque modificado. El 335 de 1939 muestra un pequeño ajuste con los riñones dispuestos en forma de cuña para lograr una mejor penetración aerodinámica.

El BMW 507 de 1956 presentaba un diseño con una parrilla muy ancha, de enormes dimensiones, formas asimétricas con los riñones que se extienden hacia los flancos.

Por qué la parrilla de BMW se parece a dos riñones

La era moderna se beneficia por los avances en materia estilística. En la década de 1960 el BMW 1500, es el primero en presentar una parrilla ancha pero los riñones seguían siendo estrechos, alargados y con cinco barras en su interior. El carismático BMW 2002 (uno de los modelos más celebrados de la marca) refinó ese diseño. Y la nueva serie de coupés diseñada por Karmann a finales de los sesenta (2800 CS y 3.0 CS, entre otros) lucieron, por primera vez, la mirada de “cuatro ojos” que marcó el diseño de las siguientes décadas.

Otros vehículos como, por ejemplo, el prototipo BMW Turbo de Paul Braq presentado en 1972 fue un adelantado a su tiempo que inspiró el diseño del M1 de 1978 y hasta el Z1 (1988) y el Serie 8 (1989). En ellos, los dos riñones están más integrados en el diseño del frontal, tienen rejilla negra y van enmarcados en una pieza del color de la carrocería.

Por qué la parrilla de BMW se parece a dos riñones

Las Series 3, 5 y 7 de la década de 1970 mantuvieron la ancha rejilla negra frontal, con el doble riñón cromado más integrado y destacando en el centro, estilo que se mantuvo en los 80, aunque con leves detalles.

En los 90 hubo otro cambio. En la Serie 3 los riñones adquirieron un diseño trapezoidal, con la parte superior más ancha que la inferior. Eran más anchos, tenían los bordes muy redondeados y sobresalían del frontal con un efecto tridimensional.

El Serie 5 de 1996 inauguró otro recurso de estilo empleado hasta hace poco por la mayoría de los modelos de la marca: la “kidney grille” se integraba en una prolongación del capó, que descendía hasta tocar el paragolpes.

Desde ese momento los riñones fueron creciendo especialmente en los SUV de las Series X y los sedanes de las familias 7 y 8, pero también se redujeron en los modelos con tecnologías alternativas como el i3, por ejemplo, cuya presencia es meramente estética.

Por qué la parrilla de BMW se parece a dos riñones

Con la llegada del Z4 se inaugura una tendencia que sigue con los BMW M340i xDrive y M135i xDrive.

En las nuevas Serie 1, por ejemplo, los contornos de los riñones de muestran más anchos, destacando, además, un tratamiento especial del material.  

Un toque se sofisticación llegará con la nueva generación del BMW X6, cuya parrilla se ilumina (al abrir o cerrar las puertas) por primera vez en la historia de la marca.

Por qué la parrilla de BMW se parece a dos riñones

La nueva Serie 4 es quizás la más atrevida en términos de diseño y la que toma más al pie de la letra el estilo presentado por los concept Next que la marca ha presentado en los últimos salones del automóvil de todo el mundo.

Los “riñones” de BMW conforman, sin duda, una de las señas particulares de la identidad de los modelos de la marca alemana en su rica historia, aun cuando con el paso del tiempo su forma ha cambiado, incluso hasta parecerse a cualquier cosa menos a riñones… 

Galería de imágenes

Comentarios

Más en